La importancia de Omán y la muerte de su sultán

Featured Video Play Icon
 
5 Me late
¡Gracias!

Apenas el mundo celebró el día de los reyes magos falleció el sultán del país de donde proviene gran parte del incienso que, según la biblia, le trajeron al bebé Jesús los sabios del oriente.
Qaboos bin Said al Said murió el 10 de enero, cuando le faltaban pocos meses para cumplir 50 años en el trono de Omán, al cual había llegado el 23 de julio de 1970. Ningún otro mandatario árabe, semita o del Asia Occidental tenía tanto tiempo en el poder como él.
A pesar de que ejercía muy autocráticamente la corona, y ser Omán uno de los tantos estados del Golfo Pérsico que se han enriquecido con el oro negro, su figura no era muy abordada por la media mundial, la cual más se preocupa por los escándalos de la familia real inglesa o de las intervenciones militares de monarquías como la saudita.
Esto se debe, en parte, a qué Omán trató de ponerse al margen de todas las guerras en las que sí se han envuelto todos sus vecinos. Omán limita al oeste con Yemen (la única república de la península árabe y el centro de la peor guerra de dicha región y también de la mayor epidemia de cólera del planeta), al norte con Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos (que vienen invadiendo y bombardeando a Yemen, Libia y Siria, tras haber ocupado Bahréin) y al frente de su costa este está Irán (quien apoya el “bloque de la resistencia” con grupos armados anti-EEUU en Irak, Afganistán, Siria, Líbano, Palestina y Yemen).
A pesar que Omán tiene menos de 5 millones de habitantes, éste juega un rol importante en el medio oriente. Qaboos bin Said al Said ha buscado mantenerse al margen de esos conflictos y como intermediario entre las petro-monarquías arábigas y EEUU e Irán. Omán no ha apoyado las sanciones de Arabia Saudita y sus aliados contra Qatar, ni sus choques contra Irán.

Puente entre las partes
Omán, juega un rol importante al quererse perfilar como el único Estado del Golfo Pérsico que busca servir de puente entre todas las partes en conflicto. Su versión del Islam se distingue de la de los sunitas y chiitas. Omán es el único país del mundo donde la mayoría de sus habitantes profesan la versión ibadí del Islam, una secta que se formó dos décadas después de la muerte de Mahoma y que precedió a la de los sunitas y chiíes. Eso facilita su rol de estar separado de las distintas fracciones que promueven una intransigencia o fundamentalismo sunita, así como de los diversos grupos chiíes ligados a Irán. También le permite mostrar tolerancias con otras congregaciones musulmanas y de otras religiones.
Omán es, además, el único país arábigo que llegó a ser una dependencia ibérica por 150 años. En la época en que los españoles iniciaron la colonización del Caribe y los portugueses la del África, la India y Ceylán, Omán y Mascate (como así se le conocía antes) fue parte del imperio portugués y luego del hispánico.
Durante el siglo y medio, que va de 1500 a 1650, Omán fue una dependencia portuguesa. El año en el cual los marineros lusos llegaron a sus costas fue el mismo en el cual arribaron al Brasil, pero mientras los portugueses transformarán al gigante suramericano en lo que llegó a ser la capital de su imperio ultramarino, Omán terminó liberándose y creando un nuevo imperio ultramarino.
El nuevo imperio omaní rivalizó con los portugueses en el océano Índico. Este se extendió desde la costa oeste del golfo pérsico (incluyendo territorios desde la actual Arabia Saudita y los Emiratos Árabes Unidos pasando por toda Qatar y Bahrain) y de regiones de la actual costa índica de Irán y de la actual ciudad pakistaní de Gwadar, hasta Zanzíbar y territorios de la costa oriental africana de la actual Somalia, Kenia, Tanzania y Mozambique.
Se trató del segundo gran imperio nativo que se extendía verticalmente, pues el anterior fue el inca. Mientras el Tahuantinsuyo se centró en la cordillera andina, el imperio omaní se basó en las rutas marítimas que unían el sur de la península arábiga con la costa oriental africana.
El imperio omaní fue comandado por la casa real Al Said, de la que proviene Qaboos, la cual perdió sus posesiones africanas al dividirse internamente y permitir, por esa vía, que los británicos les capturaron muchos de sus territorios y se convirtiesen en la potencia dominante en la misma Omán.

El rey Qaboos bin Said
A pesar de su naturaleza “pacifista” en política externa, Qaboos bin Said al Said solamente pudo llegar al poder y consolidarse en éste (el cual lo ha ejercido siempre autoritariamente) mediante la violencia. Él arribó al trono tras el golpe militar del 23 de julio donde Qaboos derrocó a su padre Said bin Taimur. En sus primeros años en el gobierno Qaboos reprimió duramente a la insurrección de Dhofar, la cual se había iniciado en 1962 y él terminó aplastando en 1976.
Dhofar es la región occidental de Omán que ocupa toda la frontera con Yemen. Allí la población tiene una cultura y una forma de hablar la árabe muy particular. Los rebeldes eran republicanos izquierdistas que buscaban derrocar a la monarquía absoluta y que estaban apoyados por sus vecinos del Yemen “socialista”, así como por los soviéticos, chinos e Irak.
Qaboos bin Said al Said llegó al poder gracias al apoyo de los servicios secretos y militares de Londres, cuando en esa época estaba de primer ministro el laborista Harold Wilson. La insurgencia republicana fue sofocada con la ayuda británica y la intervención de todas las petro-monarquías del golfo, incluida en ese tiempo la del Sha de Irán, el cuál envió más de mil soldados.
Entonces EEUU alentaba que Irán intervenga militarmente en sus vecindarios y hasta que se dote de armas de destrucción masiva. Sin embargo, cuando en 1979 una revolución nacionalista chiita derrocó a la monarquía absolutista, Washington pasó a considerar a la nueva República Islámica de Irán como su mayor enemigo en el Medio Oriente.
Qaboos fue el sultán 14 de Mascate y Omán, un país que hasta hacía 1951 fue un protectorado británico y que siguió muy influenciado por el Reino Unido. Al colocarse la corona, Qaboos modificó en 1970 el antiguo nombre de su país para simplificarlo al de Sultanato de Omán y luego ingresar a las Naciones Unidas.
El país que él heredó era sumamente atrasado pues apenas tenía pocos kilómetros de carreteras. Gracias al boom petrolero Qaboos logró levantar la economía, la infraestructura y el nivel de vida de sus habitantes.
Sin embargo, Omán se ha mantenido como una de las monarquías más absolutas que hay en el mundo. Qaboos nunca permitió la separación de poderes, todos los cuales se concentraban en su persona cuya autoridad fue siempre total e inviolable. El sultán ha sido el primer ministro, comandante en jefe de las FFAA, ministro de defensa, ministro de economía y finanzas, canciller de relaciones exteriores y jefe del banco central. El sultán designa a todos los jueces y promulga todas las leyes mediante edictos reales.
El cumpleaños de Qaboos (18 de noviembre) ha sido celebrado como feriado nacional y el primer día de su reinado (23 de julio) es el día del renacimiento.
Qaboos no solamente ha buscado buenas relaciones con Irán sino también con su antípoda en la región: Israel. El primer ministro hebreo Simón Pérez visitó Omán en 1996 y Benjamín Netanyahu hizo lo mismo en octubre 2018.

Tariq Al Said, el nuevo rey
Al no dejar ningún hijo Qaboos delegó como su sucesor a su primo y excuñado Haitham bin Tariq Al Said.
El nuevo sultán ha de seguir concentrando todos los cargos ministeriales y poderes absolutos de Qaboos. Omán seguirá beneficiándose de sus hidrocarburos para estar dentro de los primeros 25 países del mundo en cuanto a riqueza por habitante (la cual es de $47 mil 366 anuales por persona).
Esta última cifra es mayor que la de cualquier país iberoamericano (incluyendo España) e incluso que la del Reino Unido, pero es inferior a las de las demás petro-monarquías del golfo arábigo (Qatar, Kuwait, Emiratos, Arabia Saudita y Bahréin).
Omán se reivindica como el más antiguo Estado y monarquía de la península arábiga, como los herederos del único imperio musulmán ultramarino, como los únicos árabes del Medio Oriente con raíces ibéricas y como la única nación islámica no alienada con las dos grandes variantes de dicha fe (sunitas y chiitas).
El nuevo sultán mantendrá una petro-monarquía absoluta y habrá que ver si continúa con la misma orientación de su predecesor Qaboos de mantener a Omán como un puente intermediario entre las distintas potencias regionales involucradas en las tensiones del Medio Oriente.
Isaac Bigio / analista internacional

La nueva guerra de Trump contra Irán

 
3 Me late
¡Gracias!

Tres días antes del día de los tres reyes magos, el país con más cristianos del mundo (EEUU) le dio un “regalo” al país de donde salieron dicho sabios persas de la época bíblica. Un dron norteamericano lanzó varios misiles que asesinaron al general Qasem Soleimani (el más importante militar persa y también del autonombrado “Eje de la Resistencia”), a Abu Mahdi al-Muhandis (el número dos de las Fuerzas de Movilización Popular, las cuales organizan a unas 150 mil milicias iraquíes), y a un total de una decena de altos mandos de Irán e Irak.
Donald Trump abiertamente reivindicó el ataque que se dio contra los automóviles que trasportaban a estos oficiales cuando salían del aeropuerto civil internacional de la capital iraquí. Según el presidente norteamericano Soleimani había estado implicado en las muertes de muchos estadounidenses y preparaba nuevos “crímenes” más. Irán ha condenado ello como “terrorismo de estado”.
Para Hassan Nasrallah, el secretario del Partido de Dios de Líbano (Hisbola), este atentado es peor que si es que EEUU hubiese lanzado misiles contra Irán. Para él éste ha sido un ataque brutal contra toda la coalición donde están los gobiernos de Irán, Irak y Gaza y movimientos armados chiitas que controlan importantes territorios en Afganistán, Irak, Líbano y Yemen. De allí que para él la respuesta que se le va a dar a EEUU será tomada por todo el “Eje de la Resistencia”.
Soleimani es percibido por los “antiimperialistas” chiitas como un Ché Guevara islámico y por sus enemigos como un genio militar tan importante para Teherán como los generales Eisenhower y Zhukov lo fueron para Washington y Moscú, respectivamente. Él había sido el gran estratega que había logrado que Irán consiga algo que no lo ha podido conseguir cualquier otro país del “Tercer Mundo”: crear una red de fuerzas armadas de combate que dominen varias regiones y países de su entorno geográfico.

Resistencia
El asesinato de Soleimani se dio poco antes que la revolución nacionalista islámica fuese a conmemorar su 41 aniversario. Entre el 7 de enero de 1978 y el 11 de febrero de 1979 Irán fue sacudido por grandes protestas sociales que condujeron al derrocamiento popular del Shá, el monarca absoluto pro-Washington con más súbditos en todo el mundo.
Irán pasó de ser el mayor aliado de EEUU en el Medio Oriente, a convertirse en su principal enemigo. Cuando manifestantes ocuparon la embajada norteamericana en Teherán y retuvieron a 52 rehenes, el Pentágono quedó humillado cuando fracasó en un operativo militar hecho para liberarlos. Después, a fin de buscar contrapesar al nuevo gobierno de los ayatolas, EEUU junto a sus aliados occidentales y a todas las petro-monarquías autocráticas de la península arábiga financiaron y armaron a Saddam Hussein para que en 1980 el ejército iraquí invada a Irán.
La guerra Irak-Irán duró el doble que la I Guerra Mundial. En sus 8 años de duración murieron al menos un millón de personas. La OTAN se hizo de la vista gorda cuando Bagdad masacró a miles de sus propios civiles kurdos y también a soldados iraníes con gases químicos, armas que inicialmente les fueron proporcionadas por Occidente.
En 1991, cuando Hussein pensaba que EEUU iba a tolerar que Irak reincorpore a su territorio al emirato de Kuwait, tal y cual había pasado antes cuando en 1975 Indonesia invadió la ex colonia portuguesa de Timor Este, George Bush padre decidió salir en defensa de sus socios kuwaitíes. A diferencia del Asia sudoriental en Kuwait hay mucho oro negro y estaba en riesgo el futuro de otras autocracias que garantizan a EEUU acceso a la mayor reserva petrolífera del planeta.
La guerra contra Irak permitió que Irán rompiese su aislamiento. Luego, cuando en 2001 Washington invadió a Afganistán y en 2003 a Irak, los ayatolas lograron que los norteamericanos eliminen a sus dos mayores contrincantes: a su oeste derrocaron a Hussein quien tanto les masacró y a su este arrinconaron a los talibanes, cuyo fundamentalismo sunita perseguía a los chiitas afganos.
En el caos desatado por la invasión anglo-americana a Irak se fortalecieron los movimientos armados de la etnia chiita que representa al 60% de la población iraquí. Irán, que es la mayor nación chiita del mundo, fue alentando a estos movimientos.
Irán no reaccionó mucho cuando EEUU, Francia y Reino Unido bombardearon Libia y acabaron con Gadafi, a quien consideraban un secular socialista panarabista. Sin embargo, cuando EEUU quiso derrocar a Bashir Assad en Siria, allí Irán sí puso todas sus fuerzas para socorrerlo. Los Assad pertenecen a la secta alawita, que es una variante del chiismo. Para Irán y para los chiitas que en Líbano son la mayor etnia, es fundamental evitar que los fundamentalistas sunitas armados por las petro-monarquías arábigas y EEUU le hubiesen sacado del poder.
Soleimani fue uno de los artífices en lograr que miles de combatientes chiitas de Irán, Irak y Libia llegasen a Siria para defender a Assad. Gracias a la alianza con Moscú, que en la costa siria de Latakia tiene a su principal base naval en el Mar Mediterráneo, es que junto a los bombarderos rusos lograron terminar ganando la guerra civil siria.
Cuando una escisión de Al Qaeda creó un Estado Islámico ocupando el tercio occidental de Irak y el contiguo tercio oriental de Siria fueron las fuerzas chiitas capitaneadas por Soleimani y los “peshmergas” kurdos quienes lograron capturar todas las urbes que inicialmente fueron parte de dicho Estado.
Mientras que para EEUU e Israel Soleimani es un “terrorista”, para la mayor parte de quienes lograron erradicar al “Estado Islámico de Irak y Siria”, él fue el gran estratega de las fuerzas antiterroristas.

Venganza
Además de haber logrado establecer un “corredor chiíta” desde el oeste afgano hasta el Mar Mediterráneo, uniendo a zonas que anteriormente llegaron a ser parte del imperio persa de la antigüedad, Soleimani jugó un rol clave en asistir a la creación de enclaves “liberados” armados en Líbano, Gaza y Yemen.
Oficiales iraníes ayudaron a estructurar en Líbano la resistencia de sus correligionarios chiitas contra la invasión israelí y los falangistas maronitas. Este proceso daría luego nacimiento al Hezbolá de Nasrallah, el cual hoy se reivindica de ser el único partido militar árabe en haber expulsado a tropas israelíes de su territorio. Este movimiento surgió luego de que en 1982, 1983 y 1984 simpatizantes de Irán produjeron 3 explosiones contra blancos diplomáticos y militares de EEUU que totalizaron unas 350 muertes, la mayor de ellos marines y soldados estadounidenses.
Soleimani ha ayudado mucho a que Hamas se consolide como la única autoridad en Gaza y que constantemente lance cohetes contra Israel. Mientras Tel Aviv suele recibir dichos ataques desde el sur por parte de Hamas y la Yihad Islámica, desde el norte han recibido cohetes de mayor alcance lanzados por un más experimentado partido pro-persa: el Hezbollah.
Soleimani también ha sido clave en ayudar a que el movimiento Houthi centrado en tribus chiitas (que representan más de un tercio de la población del Yemen), logren capturar el norte de dicha república, incluyendo su capital Sana’a. A pesar que no hay tropas iraníes operando en Yemen, los houthis se han beneficiado de diversas formas de apoyo persa para haber generado una fuerte resistencia militar a los tanques y bombarderos que provienen de Arabia saudita y Emiratos Árabes Unidos, autocracias que tienen un mayor presupuesto bélico que el de Teherán.
Todos estos movimientos han decidido que han de organizar una venganza común, lo que va a implicar una serie de ataques coordinados contra blancos militares y comerciales de EEUU y de sus socios en la región.

Electoralismo
El asesinato de Soleimani se dio a 59 días de las elecciones generales de Israel a darse el 2 de marzo y a 11 meses exactos de las que se darán en EEUU el 3 de noviembre.
En Israel esta es la tercera que se da en un periodo de apenas 11 meses. El actual primer ministro Benjamín Netanyahu perdió en los últimos comicios de septiembre pero pudo retener su puesto debido a que quien le ganó, el general retirado Benny Gantz, no pudo establecer una coalición de gobierno. Trump ha sido el mejor promotor electoral de Netanyahu y por eso ha reconocido la anexión israelí de la zona árabe de Jerusalén y del Golán sirio. Al asesinar a Soleimani Trump ha dado un fuerte golpe a Gantz. Por un lado, ha favorecido a Netanyahu, quien ha venido estando segundo en todas las encuestas y quien quiere evitar los procesos judiciales que buscan encarcelarle por corrupción. De otra parte, Ganz, para no quedar mal con el electorado, apoyó la acción de Trump con lo cual podrá perder el apoyo de la que será la bancada dirimente del congreso israelí (la lista árabe).
En EEUU Trump llegó a la presidencia en 2016 pese a perder en las urnas por casi 3 millones de votos debido al apoyo de ciertos Estados claves. Hoy él no va bien tras el impeachment y una creciente ola de cuestionamientos, mientras que los demócratas le ganan en los sondeos. Con esta clase de acciones él quiere demostrar que es todo un “macho”. Sus acciones de armas buscan generar un impacto positivo en las urnas.

Guerra
El asesinato de estos 10 militares iraníes e iraquíes constituye una declaración de guerra, aunque no formal. Ésta ha destruido toda una década de negociaciones de EEUU, Alemania, Francia, Reino Unido, China, Rusia e Irán para llegar a una moratoria nuclear a cambio de levantar sanciones.
Si el objetivo de Trump ha sido el de contener a Irán lo que está produciendo es lo opuesto. El parlamento iraquí demanda la expulsión de las 5,200 tropas norteamericanas, algo que de darse fomentaría la expansión del eje chiita-persa por todo el Medio Oriente.
La alianza pro-chiita no necesariamente va a responder con un ataque directo a EEUU, aunque el 8 de enero unos 22 misiles persas impactaron sobre bases norteamericanas en Irak. Es probable que estas confrontaciones se vayan dando con una serie de golpes a sus aliados locales agrediendo a Israel, Emiratos Árabes Unidos y Arabia Saudita. Los estrechos que unen al golfo pérsico y al mar rojo con el océano índico pueden ser nuevos blancos.
Irán va a hacer todo lo posible por dividir a la OTAN y a Europa y para lograr que Turquía, Rusia, China y varios países latinoamericanos traten de cuestionar a Trump.

Isaac Bigio / Analista internacional

Bicentenario de la liberación de Bogotá

 
1 Me late
¡Gracias!

El 10 de agosto las tropas criollas, mulatas, negras e indígenas lideradas por el general Simón Bolívar entraron a la capital del entonces virreinato hispano de Nueva Granada (el cual incluía el norte andino) y actual mayor metrópolis de Colombia.
Los libertadores dieron ese paso a 3 días de haber ganado la batalla de Boyacá. Con esa gesta quedó desmantelado dicho virreinato. Mientras Bolívar avanzaba desde los Andes del Norte en los del Sur lo iría haciendo el general argentino José de San Martín y luego el general chileno Bernardo O’Higgins. Para ambos el principal lugar a marchar era Lima y el virreinato del Perú, el bastión colonial realista más importante en Sudamérica.
Sin la victoria de Bolívar en Boyacá y sin su entrada en Bogotá no se hubiese podido liberar Hispanoamérica. La liberación de la actual capital colombiana se dio un mismo día 10 de agosto en que hacía 10 años antes se había dado el primer grito libertario de Quito. Seis años casi exactos después de la victoria de Boyacá se produjo la independencia del último país andino hispano, el mismo que en 1809 fue el primero en haber gestado las primeras juntas de gobiernos autónomas. Este estado es hoy el único del mundo que se llama así mismo como “Plurinacional” y que lleva el nombre de su libertador: Bolívar.
Rendimos homenaje a todos aquellos pueblos latinoamericanos que lucharon por su independencia y a los miles de voluntarios británicos, irlandeses, norteamericanos, haitianos y españoles que les apoyaron.
Desde Londres recordamos al mundo que fue la entonces pequeña comunidad iberoamericana de esta urbe la que fue el centro del proceso de la independencia.
Es desde esta ciudad en la cual se imprimió en 1798 la “Carta a los Españoles Americanos” del arequipeño Juan Pablo Viscardo y Guzmán quien tanto apoyó las revueltas de sus paisanos quechuaymaras Túpac Amaru y Túpac Katari; desde donde Miranda zarpó a su natal Venezuela realizando en agosto 1806 el primer desembarco libertador (el cual también izó por primera vez la tricolor de Venezuela, Colombia y Ecuador y popularizó la nueva palabra “Colombia” con la cual se buscaba unir a todo el continente de Colón en una sola gran nación); desde donde el ecuatoriano-peruano-colombiano-mexicano José de Antepara publicó el primer periódico hispanoamericano (aunque él luego murió en 1820 tras haber liberado a su natal Guayaquil), y de donde estuvieron Bolívar, San Martín y O’ Higgins.
En Londres también se destacaron Hipólito da Costa, el director del primer periódico brasileño y primer embajador-cónsul de dicho país en UK y el sacerdote español Blanco White.
Recordamos también a los miles de voluntarios británicos e irlandeses que pelearon por la independencia de España y Portugal del yugo de Napoleón Bonaparte, y por la independencia latinoamericana.
Isaac Bigio

La primera prueba de Boris Johnson

 
0 Me late
¡Gracias!

A una semana de haber sido nombrado primer ministro, Boris Johnson puede acercarse a su primera derrota electoral. El primero de agosto se renueva la banca por el distrito de Brecon y Radnorshire. Este es el del territorio más extenso de los 40 que tiene el País de Gales dentro del Parlamento Británico, y también el mayor de los dos que conforman el concejo municipal de Powys, el de mayor superficie de los 20 que conforman a Gales.
Brecon y Radnorshire es una colección de pequeños y dispersos pueblos, ninguno de los cuales llega ni a los 9,000 habitantes. A pesar de que ésta es una comarca rural y agropecuaria que nunca ha ejercido mayor poder en la política británica, esta vez sí podrá tenerlo, a tal grado que puede ir minando al nuevo gobierno e ir presionando para que se den elecciones generales anticipadas.
Cuando Boris debutó en el premierato, la alianza conservadora-unionista comandaba una leve mayoría absoluta de solo 2 votos sobre el resto del parlamento, pero si en esta elección el tory Christopher Davies (quien en el 2015 y 2017 obtuvo la representación parlamentaria de este distrito) no gana, el oficialismo se vería reducido a apenas un voto de ventaja sobre el resto. Esta cifra, a su vez, puede eventualmente ir cayendo a medida que algunos parlamentarios conservadores hostiles a un Brexit duro puedan seguir apartándose del partido o de su marco disciplinario.
La banca parlamentaria de Brecon y Radnorshire ha pasado constantemente en la historia de manos entre los tories y los liberal-demócratas. Los laboristas nunca allí han sido fuertes (debido a que la mayoría de sus pobladores son granjeros privados), pero sí lo son en los distritos que se encuentran al sur de Powys donde estaban las antiguas minas de carbón y los baluartes del sindicalismo.
Tradicionalmente Gales en su mayoría vota laborista y el Partido de Gales es fuerte en las áreas del norte y oeste de este país donde hay muchos hablantes de su lengua nativa celta. Los tories suelen ser más fuerte en áreas rurales colindantes a Inglaterra, como lo son las que conforman Powys.
Esta elección se dio tras que en febrero 2019 su parlamentario Davies fue encontrado culpable de reclamar gastos falsos. Al mes siguiente él reconoció su culpabilidad y al subsiguiente él fue sentenciado a hacer trabajo comunitario por 50 horas y a pagar £1,500. De acuerdo a ley esto podría generar una moción para pedir que su cargo pudiese ser dispuesto a que sea renovado en una elección siempre y cuando el 10% de los habitantes registrados en ese distrito lo pidieran. La petición obtuvo casi el doble de esa cifra.
Las elecciones en este distrito se dan a más de 5 semanas de que en el 23 de mayo se dieran las elecciones al parlamento europeo en las cuales los tories obtuvieron su peor resultado a nivel nacional. En esa fecha los conservadores quedaron en quinto lugar y por debajo del 9%, pero el país donde peor quedaron parados fue Gales donde bordearon el 6% de los votos.
A fin de derrotar a los tories y golpear a Boris todos los partidos pro-europeos han decidido apoyar a Jane Dodds, la lideresa del Partido Liberal Demócrata en el País de Gales quien pronto puede llegar a entrar por primera vez a la cámara de los comunes.
Los conservadores no han querido escoger a un nuevo candidato pues Davies llegó a su puesto con casi la mitad de los votos en su distrito en el 2017. El Partido del Brexit no ha querido desistir de participar. A diferencia del Partido de Gales, de los Verdes y de Cambio UK, quienes se pueden dar el lujo de no presentarse en esta elección pues en el referido distrito nunca ha tenido una votación significativa, el Partido del Brexit quedó primero en todo Powys en las euro-elecciones de hace mes y medio. De otro lado, el UKIP también presenta una candidatura pues quiere seguir demostrando que existe y que puede rivalizar contra su antiguo líder Farage y contra Boris.
De esta manera los partidos de la derecha que propugnan un BREXIT duro e inmediato se presentan divididos en 3. La otra mitad de los candidatos son Dodds de los liberal-demócratas (apoyados por el Partido de Gales, Verdes y Cambio UK), los laboristas y los payasos del partido de los lunáticos.
Según una última encuesta hecha Dodds tiene una preferencia del 43% de los electores, 15 puntos encima del 28% que recibe el tory Davies. Después de ellos el Partido del Brexit queda tercero con el 20%, el laborismo con el 8% y un 1% recibe el UKIP y los lunáticos, respectivamente.
Esta elección es la primera que deben hacer frente Boris Johnson y Jo Swinson, quienes la semana fueron casi al mismo tiempo electos como los líderes del conservadurismo y del liberalismo democrático, respectivamente.
Si la lideresa del liberalismo democrático en Gales logra ganar la banca en disputa, éste sería el mejor golazo que lograría la nueva lideresa de dicho partido a nivel nacional. Los amarillos, quienes acaban de reclutar a sus filas al parlamentario Chuka Umunna, uno de los más conspicuos representantes del ala pro-Blair del laborismo, ahora incrementarían su bancad a hacia 13. Esto implica apenas un 2% de la cámara de los comunes, pero esa cadena de avances puede transformar al partido del ave dorada en una joya que atraiga a disidentes conservadores y laboristas.
Isaac Bigio

Independencia de EU, Venezuela y Cabo Verde

 
0 Me late
¡Gracias!

Isaac Bigio
El 4 de julio de 1776 las 13 colonias británicas en la costa oriental norteamericana se independizaron conformando los Estados Unidos de América. Luego en 1804 una rebelión de esclavos negros expulsa al imperio francés de su mayor colonia en las Américas y establecería lo que hoy es Haití, el cual en algún momento llegó a anexarse a toda la isla dominicana.
Al día siguiente que Estados Unidos celebran su día de la independencia hacen lo mismo Venezuela y Cabo Verde. La primera fue una de las primeras repúblicas hispanoamericanas cuya emancipación se dio el 5 de julio de 1811 y de la cual partieron tropas que terminarían ayudando a liberar lo que hoy es Colombia, Panamá, la mayor parte de Guyana, Ecuador, Perú y Bolivia (el único Estado que lleva como nombre el de un libertador venezolano).
El 5 de julio de 1975 Cabo Verde también se independizó de Portugal. Este es un archipiélago al oeste del continente africano que sirvió de escala para los viajes de Colón, para la conquista ibérica de las Américas y para el tráfico de esclavos negros que sustituyeron la mano de obra indígena exterminada en la mayor parte del Caribe y Brasil y en todas las Américas.
En EU, el 4 de julio de 1776 marcó la primera independencia de una colonia europea en el nuevo mundo, algo que fue liderado por descendientes de colonos del Reino Unido.
En Venezuela el 5 de julio de 1811 fue uno de los desencadenantes de la independencia de lo que sería el mayor territorio colonial europeo en las Américas (el español el cual llegó a ir desde Alaska y California al norte hasta la Patagonia al sur).
En Cabo Verde el 5 de julio de 1975 fue parte de la ola de independencia de las últimas colonias ibéricas en el mundo. Un año antes Portugal fue sacudido por la revolución de los claveles que depuso a la junta fascista que llevaba medio siglo en el poder y abrió paso a la proclamación de 6 nuevas repúblicas de habla portuguesa: Guinea Bissau, Cabo Verde, Sao Tomé y Príncipe, Angola, Mozambique y Timor Este. Todos estos países africanos fueron puertos de donde salieron los esclavos al Nuevo Mundo y también llegaron a ser gobernados desde Río de Janeiro en Brasil.
La primera expedición libertadora a Venezuela fue hecha en 1806 por Francisco de Miranda quien partió de Londres e hizo escala en las únicas repúblicas americanas: EEUU y Haití. Los que liberaron Venezuela no pararon hasta terminar liberando a los Andes del imperio de Madrid, cuyo último bastión en las Américas fue Puerto Rico y Cuba.
Precisamente, de esta isla partieron decenas de miles de voluntarios que ayudaron a liberar al África de habla portuguesa del colonialismo y de la incursión de las tropas segregacionistas blancas sudafricanas. La emancipación de los PALOP (Países Africanos de Lengua Oficial Portuguesa) fue la culminación de los procesos de independencia americanos pues de estos países vinieron la mayor parte de los 250 millones de descendientes de esclavos que hay en las Américas y porque estas fueron las últimas dependencia europeas en el África continental.
Hoy EU se ha convertido en el segundo país hispano del mundo, pues los más de 50 millones de latinos que tienen son una población mayor que la de Colombia o España. En los hechos el verdadero día de la independencia estadounidense debería ser el 15-16 de septiembre cuando los mexicanos celebran ésta, pues hay mucho más territorios de los actuales EEUU que fueron parte de México que de las 13 colonias.
El día de la independencia de Venezuela marca un mes donde todos los países andinos bolivarianos celebran su día: Colombia (20 de julio), Perú (28 de julio), Bolivia (6 de Agosto) y Ecuador (10 de Agosto). Igualmente la independencia de Cabo Verde se dio en un periodo de alrededor de un año en el cual 6 de las 8 repúblicas de lengua lusa se independizaron en 1974-75.
A todas las comunidades de habla hispana y portuguesa de las antiguas colonias del Viejo y Nuevo Mundo les deseamos felices fiestas de la independencia.

Boris Johnson, en la carrera por la GB

Boris
 
0 Me late
¡Gracias!

Isaac Bigio

A fines de julio el Reino Unido va a tener un nuevo primer ministro. La bancada del partido de gobierno ha seleccionado dos candidatos para ese puesto. Estos son el actual ministro de relaciones exteriores Jeremy Hunt y quien le precedió en dicho cargo Boris Johnson. Este último es el mejor estratega electoral que tiene Inglaterra y el más popular en las filas tories, por lo que parece que él va a ser el nuevo mandatario.
La principal demanda que tienen los militantes tories es inmediatamente lograr el Brexit (salida del Reino Unido de la Unión Europea, UE). Hace tres junios menos de 52 por ciento del electorado votó por separarse de la UE, pero todavía dicha ruptura no se ha podido dar. La fecha de partida ha sido aplazada 3 veces siendo el último plazo aprobado por la UE este 31 de octubre.
Johnson irrumpe con fuerza dentro de los tories porque él promete que en la noche de las brujas él va a producir la pócima mágica que permita salir de la UE con o sin acuerdo bilateral. Su contendor, Hunt, cree que se debe hacer todo lo posible por evitar romper sin acuerdos pero no logra despegar.

¿Cuál Johnson?

Una encrucijada es saber en qué dirección va a ir él. Johnson es el único tory que ha logrado derrotar al laborismo en su bastión principal (Londres) y en dos oportunidades consecutivas (2008 y 2012). Su habilidad consistió en acercarse a las bases y a las ideas de su principal oponente para restarle fuerzas. Johnson giró hacia la “izquierda” apareciendo como ecologista, feminista, defensor de los inmigrantes, promotor del salario mínimo vital y campeón de las minorías étnicas.
A fin de quitarle electores latinos a Ken (quien había asociado Londres con la Alternativa Bolivariana de Chávez, Castro, Morales, Correa y Ortega) en mayo 2008 Boris vino a un debate que organizamos para la comunidad de habla española y luego en el cierre de campaña estuvo 3 horas con los dirigentes que defendíamos el mayor mercado latino de Londres donde prometió que él, a diferencia del municipio local laborista, no lo iba a demoler.
A pocos meses de ser alcalde él vino a una asamblea con 2,000 iberoamericanos donde prometió reconocer a esa minoría étnica y pidió la amnistía a indocumentados, algo que ningún partido entonces se atrevió a plantear. Él vino en bicicleta, medio con el que siempre se movilizaba. Él instauró un sistema de bici-vías y miles de bicicletas de alquiler. Su equipo de comunidades fue liderado por negro y dos de sus tenientes alcaldes fueron gays.
Cuando se dieron las Olimpiadas de Londres 2012 Boris apareció como la gran figura de ésta, aunque el mérito de haber conseguido que Londres fuese seleccionada para tal torneo lo tuvo Ken. Johnson quería ser el arquetipo del Londres liberal, multicultural y multirracial abierto a Europa y al mundo. Él, además, causa mucha simpatía con sus bromas y excentricidades.
Cuando en el 2016 se iba a dar el referéndum para decidir sobre la UE, todos esperaban que él fuera a apoyar al primer ministro David Cameron, quien, al igual que él y que todos sus familiares, eran del ala modernizadora del conservadurismo. Sin embargo, él decidió convertirse en su principal rival. Boris se dio cuenta que la militancia tory quería salirse de la UE y que si él se convertía en el paladín del Brexit él iba a ser el que terminase por reemplazar a Cameron como primer ministro.
Boris se convirtió en el más grande propagandista del Brexit y se movió hacia las posiciones de Nigel Farage, quien había sido durante 2 décadas el más ferviente promotor de la ruptura con la UE y que ganó las elecciones al euro-parlamento del 2014 (como luego las ha hecho a las del 2019). Gracias al empuje que Boris le dio a dicha campaña es que ganó el salirse de la UE.
Al día siguiente de su derrota en el referéndum Cameron renunció a su puesto. Boris estaba con todo el empuje para sucederle, pero decidió retirarse pues pensaba que era mejor no librar una batalla que no estaba seguro de ganar, pues él solo compite cuando sabe que va a ganar y gana con todo.
Este 23 de mayo se dieron las elecciones al euro-parlamento donde los tories recibieron la peor paliza electoral que hayan tenido. En sus 3 siglos de historia éste ha sido el partido que más ha gobernado a sus islas (y a cualquier democracia multipartidaria del mundo). Por primera vez quedaron quintos y debajo del 9% de los votos. Al día siguiente la primera ministra Theresa May tuvo que anunciar su retiro para dar pase a que su partido escoja quien le suceda.

Elección del primer ministro

Mientras en toda república el mandatario es electo directamente por la población, Reino Unido es una monarquía parlamentaria donde el jefe de Estado es una reina que ha heredado el trono y lo ha de ejercer vitaliciamente. El jefe de gobierno es el “primer ministro de su majestad”, quien es designado por la corona en base al líder del partido que pueda comandar la mayoría absoluta dentro de la cámara de los comunes.
Esta última no electa mediante la representación proporcional de lo que saca cada partido a nivel nacional, sino que cada uno de sus 650 miembros son electos por su respectivo distrito electoral. Con este mecanismo dicha cámara usualmente queda dominada por los dos grandes partidos que se alternan en el poder (conservadores y laboristas), quienes se quedan con un 90% de las bancas.
Cuando un primer ministro renuncia o recibe un voto de censura, el partido que comanda el 50% más uno de los 650 comunes escoge su líder y la reina le nombra como su primer ministro.
Este sistema ha llegado a una gran crisis. Los conservadores que en las euro-elecciones de mayo 2019 perdieron en todos los 650 distritos electorales y donde sacaron apenas 1,5 millón de votos, casi 10 veces menos que los que sacaron en las elecciones generales de junio 2017, son quienes deben elegir al nuevo gobernante.
Este partido tiene casi tantos militantes como otros partidos que tienen escasa o nula presencia en el parlamento (como los de Farage, liberal-demócratas o verdes) y 4 veces más registrados para votar en sus internas que el laborismo. Mientras en las internas del partido de gobierno de Bolivia (MAS) votaron 450,000 personas (lo que para el Reino Unido deberían ser 2,700,000 personas debido a que su población es 6 veces mayor), en las del oficialismo británico solo votan 160,000 personas (menos del 0.3% de la población).
El 99.7% de los 67 millones de británicos no va participar en la elección de su mandatario. Casi todos los militantes tories son blancos británicos (en un país donde un octavo de sus habitantes pertenecen a minorías étnicas). La mayoría son varones, pudientes, jubilados o cercanos a jubilarse, viven en el próspero sur de Inglaterra (un quinto del territorio del Reino Unido, mientras que no hay tories en Irlanda del Norte, uno de los 4 países que conforman dicho reino), o están tan firmes en el Brexit que han declarado que no les importa si para lograr ello Escocia o Irlanda del Norte se escinden para quedarse en la UE o si la economía o su partido colapsan.
El mismo Johnson, que antes se inclinó hacia la “izquierda” y el liberalismo para ganar Londres, cuando ya dejó de querer ser el alcalde capitalino para iniciar su carrera hacia ser primer ministro dio otro giro. Esta vez se volcó a la derecha para aparecer como el paladín del Brexit y caer bien en la militancia tory.
Cuando Johnson fue el líder de la campaña para salirse de la UE o cuando fue candidato a la alcaldía de Londres iba a t odas partes él iba a todas partes, polemizaba con muchos y aparecía en TV a cada rato. Esta vez él huye de los periodistas y de los debates en TV. No quiere exponerse a que le hagan preguntas incómodas, como el saber cuántos hijos extramaritales tiene después que una que ya ha reconocido. Su cálculo es que él esta vez no compite ante las masas sino para una extrema minoría quien ya ha definido que su prioridad absoluta es un Brexit inmediato y a quienes él aparece como el único que lo puede hacer, meta que dejó fuera de su puesto a los dos últimos gobernantes tories.

Anti Boris

Su rival Hunt no convence a los que quieren Brexit ya pues él antes estuvo de acuerdo con seguir en la UE y tampoco apasiona a los pro-europeos de su partido pues él quiere prometer que él también va a realizar el Brexit, aunque se demore un poco más a fin de lograr mejores negociaciones.
El problema con Johnson es que los conservadores han ido perdiendo parlamentarios hasta quedarse reducidos a 312 de los 650 parlamentarios (y pronto han de perder otro debido a una petición de sus electores). Sin mayoría parlamentaria absoluta y con un partido muy dividido cualquier intento de lograr un Brexit sin acuerdos para el 31 de octubre resulta poco viable. Son varios pesos pesados y ministros conservadores quienes han dicho que van a vetar cualquier intento de ello. Algunos incluso han anunciado que en ese caso van a pedir la caída del primer ministro, aunque sea de su partido.
Las encuestas en Escocia muestran que crece allí el independentismo y que si Johnson llega al gobierno la mayoría de dicho país va a querer separarse de Inglaterra. Una salida sin acuerdo con la UE implicaría re-establecer los controles fronterizos entre las dos Irlandas, algo que va a generar tanto rechazo en Irlanda del Norte que allí han de crecer quienes demanden un referéndum para reunificar su isla.
Un inminente gobierno conservador que quiera hacer un Brexit duro va a encontrarse con el veto del parlamento y la tenaz oposición de Escocia, Irlanda del Norte, Gibraltar, Londres y las grandes urbes. A la postre lo más probable es que la impasse parlamentario resulte en dar paso a un nuevo referéndum o en adelantar nuevas elecciones generales, las que podría ganar Jeremy Corbyn, el más izquierdista líder que haya tenido el laborismo.

11S: 7 años después

 
0 Me late
¡Gracias!

El 11-S-2001 EEUU recibió el peor ataque hecho en su historia en su suelo continental. La respuesta bélica que dio tuvo un gran respaldo diplomático y demostró que la mega-potencia estaba en su apogeo. Bush, quien debutaba en el poder tras haber perdido en las elecciones, se convirtió en uno de los presidentes más populares que haya tenido su nación.

Siete años después gran parte de ese capital político se ha esfumado. Bin Laden y Mulá Omar siguen operando libres mientras que Bush se ha tornado en uno de los mandatarios más impopulares que haya tenido EEUU y su país sufre cuestionamientos.

Por primera vez en la historia 16 de las 20 repúblicas latinoamericanas tienen presidentes que se reivindican de una u otra forma de izquierda. Rusia acaba de hacer su mayor desafío en la postguerra fría al haber invadido Georgia y reconocido la separación de dos regiones de ésta. China viene mostrando que se prepara para competir de igual a igual con EEUU.

Hoy EEUU está en recesión y a ocho semanas de sus elecciones. Washington urge derrotar a Al Qaeda si quiere recuperar su prestigio mundial. McCain quiere hacer ello haciendo una mayor ofensiva que la que hizo Bush en Iraq y planteando quedarse allí hasta un siglo. Obama representa el polo opuesto pues él siempre cuestionó atacar a Iraq porque él lo que quiere es salirse de allí para concentrarse en cazar a Osama.

Paradójicamente, por primera vez un líder del ‘Tercer Mundo’ puede convertirse en el gran elector de EEUU. Un nuevo atentado suyo, por ejemplo, inclinaría la balanza a favor de McCain, quien mostró como toda amenaza a la ‘seguridad nacional’, como la guerra ruso-georgiana, siempre le hace subir puntos.

Isaac Bigio

Olimpiadas

 
0 Me late
¡Gracias!

La 29’ Olimpiada es la primera en la que el país que saca más medallas de oro no es una potencia occidental sino un país del ‘Tercer Mundo’ y del Asia: China. Los anfitriones han ganado en la competencia deportiva y también en la política.
China evitó que se mostraran protestas sociales o nacionales internas y ha aparecido ante el mundo como el nuevo rival que puede minar a EEUU (no solo en medallas de oro, sino en quitarle el cetro de oro que ésta detenta como única mega-potencia).
Rusia fue la gran perdedora. Atrás ha quedado la era en la cual Washington y Moscú se dividían buena parte del mundo y de los primeros puestos olímpicos. Rusia casi empata el tercer puesto en medallas de oro con Gran Bretaña, quien así se prepara para ser la sede de los nuevos juegos.
Beijing quiere mostrarle a Moscú que ésta le ganó porque reintrodujo el capitalismo sin dejar que el partido único comunista deje de mantener muy controlado y unido al país.
América Latina sigue mostrando que tiene tan pocas medallas en el deporte como en su rol en la economía mundial.
Isaac Bigio