#Curiosidades | Destruyen monolito en Congo

Escucha este post
  • Los monolitos comenzaron aparece en 2020 y  se desconoce si son obras de arte o trucos publicitarios

El último de una serie de misteriosos monolitos para capturar la imaginación de los fanáticos de la ciencia ficción en todo el mundo, tuvo un final inesperado en la República Democrática del Congo, en África, cuando fue incendiado en una rotonda del vecindario Bandal, en la ciudad capital de Kinshasa, según videos que circulan en redes sociales.
El monolito, de poco más de tres metros y medio de altura, apareció en la República Democrática del Congo la mañana del domingo, y una multitud de espectadores curiosos se tomaron selfis y debatieron sobre sus posibles orígenes. Videos publicados en redes sociales mostraron a los residentes destruyendo la estructura con palos y luego prendiéndole fuego.
La estructura plateada, de unos 3.6 metros de alto, apareció el domingo 14 de febrero. Tres días después, el misterioso monolito atrajo a una multitud de vecinos que, si bien en un primer momento se tomaron selfis con él y discutieron pacíficamente su posible origen, finalmente terminaron destruyéndolo con palos y prendiéndole fuego.
“Nos despertamos y vimos este triángulo metálico. Nos sorprendió, porque es un triángulo que vemos a menudo en documentales sobre masones o illuminati”, dijo a Reuters un residente local, Serge Ifulu.
En meses anteriores, han aparecido pilares similares en distintos lugares de EE.UU., España, Paraguay, Polonia y otros países, dando lugar a teorías de conspiración y comparaciones con los monolitos alienígenas de la película de de Stanley Kubrick, ‘2001: Una odisea del espacio’ (1968).
Las autoridades congoleñas aún no han aclarado las circunstancias de la misteriosa aparición del monolito en Kinsasa, aunque la intervención extraterrestre no parece una explicación plausible, pues algunos lugareños aseguran haber visto a un grupo de desconocidos cavando un agujero justo el día antes de que apareciera la estructura.
El pasado viernes 12 de febrero un brillante monolito apareció cerca de la antes mencionada zona solo que éste, a diferencia del resto, incluía una frase escrita en proto-turco que decía “Mira al cielo si quieres ver la luna”. Cuatro días después, la pieza desapareció.
El mensaje fue escrito en Köktürk, una alianza de pueblos nómadas de hace más de mil 400 años cuyo único Dios era Tengri, el “Dios-Cielo”.
La agencia de noticias turca (DHA) reportó que el monito se encontró en campos de olivo y trigo por el dueño del sembrado, el agricultor Fuat Demirdil. Muy cerca de ahí, a 15km se encuentra Göbekli Tepe, considerado el santuario más antiguo del mundo, se levanta en el punto más alto de una extensa cadena montañosa y en 2018 la UNESCO lo designó Patrimonio de la Humanidad.

¿Qué es un monolito?
Un monolito es un bloque de roca de composición homogénea, la palabra monolito procede del griego, monos (uno solo), litho (piedra).
Existen los monolitos naturales formados por un único tipo de roca y los realizados por el hombre, que los ha tallado como monumentos y extraído de las canteras desde la antigüedad.
Los tres monolitos más grandes del mundo son el Uluru/ Ayers rock ubicado al sureste de Australia, mide 348 m de altura y 9.4 km de circunferencia.
Pan de azúcar, ubicado en Río de Janeiro, la montaña se eleva 396 m sobre el nivel del mar.La roca Zuma: Se ubica en Nigeria, es el doble de Uluru en altura 725 metros pero no tiene la misma circunferencia.
Peña de Bernal en Querétaro, mide 350 m de altura y ocupa el lugar 14 de los monolitos más grandes del mundo.¿Q
No se sabe con certeza si la aparición de estos monolitos es publicidad, obra de algo sobrenatural o una obra de arte.
Desde el año pasado han aparecido por lo menos 5 piezas en diferentes países (Bolivia, Holanda, California, Utah, Turquía). Según “The New York Times” el de california lo pusieron cuatro artistas quienes al ver que ya existían dos decidieron que “tiene que existir un tercero”.
El primer monolito que apareció en noviembre fue en el desierto de Utah. Robado por cuatro jóvenes “TikTokers”, el fotógrafo Ross Bernards documentó el suceso mientras él y sus amigos lo observaban.
Al igual que el monolito de Turquía, los de Utah y California también resultaron ser una obra terrícola luego de que el colectivo The Most Famous Artist (responsables del letrero Hollyweed en 2017), se atribuyeran la colocación y retiro de las piezas.
De la misma manera, el monolito de Kondukí, Rusia resultó ser otro objeto terrenal, pues fue creado por el Centro de Investigación y Educación de TulaTech como un truco publicitario.