#Política Al Margen | Alarma agudización del suicidio por la pandemia

Escucha este post
  • Prioritario, atender salud mental, advierten diputados

La puerta falsa… En el mundo mueren al año casi 800 mil personas a causa de lesiones autoinfligidas. Ello significa un deceso por esta causa cada 40 segundos. La Organización Mundial de la Salud (OMS) define al suicidio como problema grave de salud pública, prevenible. Urge a vigilarlo y darle seguimiento, además de mejorar la integridad, calidad y oportunidad de su auxilio.
En México, esta vigilancia es posible con las estadísticas de mortalidad, ya que de los 705 mil 149 decesos ocurridos en 2018, por lesiones autoinfligidas se registraron seis mil 710; lo cual representó para ese año una tasa de suicidio de 5.4 por cada 100 mil habitantes.
La OMS considera necesario no solo atender los casos de depresión o intentos de suicidio, sino implementar estrategias para la detección temprana de posibles riesgos de que se cometa este atentado contra la vida propia.
Para el Instituto Nacional de Salud Pública (INSP), la atención en salud mental en niñas, niños y adolescentes se vuelve un foco de atención, en tanto que es un grupo en el que también se encuentran fallecimientos por lesiones autoinfligidas.
El 10 de septiembre, Día Mundial para la Prevención del Suicidio, se impulsan en todo el mundo compromisos y medidas para prevenir los suicidios. En contribución a este objetivo, el Instituto Nacional de Geografía y Estadística (Inegi) ofrece estadísticas actualizadas, con especial atención en el suicidio de niñas, niños y adolescentes.
Al respecto, María Elizabeth de los Ríos, profesora e investigadora de la Facultad de Bioética de la Universidad Anáhuac México, comparte su visión sobre el suicidio y la responsabilidad social de prestar atención a este problema que se ha agudizado con la pandemia.
Conforme avanzan los meses, lo que expertos en salud mental vaticinaban como efecto a largo plazo de la pandemia por coronavirus y su confinamiento, se observa cada vez más alarmante. Refiere que los altos índices de problemas mentales acarrean, a su vez, consecuencias fatídicas como el suicidio. “Esta, ahora, es la nueva pandemia que debemos afrontar y atender lo más rápido posible”.
La depresión no es un problema superficial, no basta dar consejos ni consolar a una persona que se sumerge, cada día que pasa, en un mar profundo de angustia y soledad del que le es imposible salir por ella misma; de ahí que es importante generar conciencia social para detectar y prevenir que estos casos desemboquen en la fatídica decisión de terminar con la vida.
El suicidio no es un acto irracional o instantáneo, generalmente conlleva un plan previo donde la persona valoró las opciones frente a su desesperación, por lo que las llamadas de auxilio o los signos de ideación suicida, o de intento suicida deben ser prontamente atendidos y no minusvalorados, pues en ellos se encuentra la posibilidad de actuar con eficacia en la prevención del suicidio.
Al añadir que los estigmas sociales o prejuicios, solo aumentan las posibilidades de cometer el acto, por lo que, más allá de juzgar, de lo que se trata es de acoger.

Intentos de suicidio en el Metro

Una persona se arrojó el domingo pasado a las vías, fue rescatada con vida. Sin embargo, quien se arrojó al lunes siguiente falleció. Este 14 y 15 de febrero dos personas se arrojaron a las vías del Metro: una murió, otra fue rescatada con vida.
El primero ocurrió cerca de las 9:40 horas durante el Día del Amor y la Amistad en la estación Cuauhtémoc de la Línea 1 cuando una persona se arrojó a las vías. Personal del Metro rescató a la persona con vida y la canalizó a los servicios médicos. El lunes, otra persona se arrojó a las vías en la estación Iztapalapa de la Línea 8 del Metro.
Las instalaciones del Metro son elegidas para cometer suicidio o intentarlo, por lo que se implementó un programa para evitar que esto suceda. En 2019 se logró contener a 90 personas con intento suicida en ese transporte colectivo. De 2016 a la fecha se han evitado 270 suicidios.
Datos del STC Metro y el Instituto de Ciencias Forenses de la CDMX, reportan que de 2009 a 2019 ocurrieron 306 muertes en la red de ese transporte masivo, pero más de la mitad; es decir, 160 casos, fueron a causa de suicidio.
Del total de suicidios registrados en ese lapso, 80 de cada 100 han sido varones con edad promedio de 35 a 44 años, quienes se lanzan a las vías en el segundo semestre del año, principalmente entre septiembre y octubre. Las causas más frecuentes son el desempleo, deudas, o la presión familiar y social de cumplir con el rol de proveedor.
Legisladores, en lo suyo… El pleno de la Cámara de Diputados remitió este miércoles al Senado de la República un dictamen que considera prioritaria la atención de la salud mental, aprobado en lo general y en lo particular, para reformar, adicionar y derogar disposiciones de la Ley General de Salud, en materia de salud mental y prevención de las adicciones.
En el documento se fija que el internamiento involuntario deberá ser notificado a la autoridad judicial y, en su caso, podrá ser revisado por la misma, a petición de la persona internada o de su representante. En todo caso, durante dicho procedimiento se garantizará la defensa de los intereses del internado, quien no podrá ser incomunicado de sus familiares, tutor o representante legal.
Mientras que “en el caso de internamiento de niños, niñas o adolescentes se recabará la opinión de los mismos, y se dejará registro en la historia clínica; en caso de no estar de acuerdo con el internamiento, la institución, junto a la madre, el padre o tutor, deberá valorar otras alternativas de atención”.
También obliga a los prestadores de servicios de salud mental, públicos o privados, comunicar a la persona, de manera accesible y oportuna, la información completa, incluyendo los objetivos, beneficios, posibles riesgos y alternativas de un determinado tratamiento, para asegurar que los servicios se proporcionen sobre la base del consentimiento libre e informado.
Una vez garantizada la comprensión de la información a través de los medios y apoyos necesarios, la persona usuaria de los servicios de salud mental tendrá el derecho de aceptarlos o rechazarlos. Dicho consentimiento informado en cualquier condición de salud debe ser expreso. Los médicos trabajan para conservarnos la salud, otros para lo contrario…

Jaime Arizmendi / Periodista
argondirector@gmail.com y argonmexico@gmail.com