#Dobleces | La cuatroté doma a Alfaro

Escucha este post
 
3 Me late
¡Gracias!

Al gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro se le quitó lo presidenciable. Incluso su liderazgo se cuarteó en cuestión de minutos a un lado del presidente Andrés Manuel López Obrador, para llevar al partido del senador Dante Delgado a la contienda de 2021 y dar buenos resultados.

En la conferencia conjunta, en Zapopan, el gobernador falló a los jaliscienses, a los familiares de las víctimas de desaparición, a su líder político Dante Delgado y se entregó a la cuatroté. Su discurso y la bochornosa genuflexión fue superior a lo esperado: “asumo con entereza y humildad la responsabilidad de corregir lo que yo he hecho mal. Usted tiene mi respeto y mi aprecio, y sé que Jalisco contará con su presidente”.

 

El poder lo abochorna

El estado se encuentra sumido en una crisis de seguridad con altos costos en lo social y con una herida que se mantiene abierta. La entidad ocupa el segundo lugar nacional en número de personas desaparecidas pues en 2019 se contabilizaron 2 mil 100. El estado al igual que Veracruz se han convertido en enormes fosas por descuido y desinterés de los mandatarios.

Los activistas tienen documentadas las fallas en la materia. En lo que va de la administración de Alfaro se ha desincentivado la denuncia, pedir el transcurso de 72 horas para denunciar y la revictimización continúan siendo la constante para las más de 400 familias que mensualmente acuden a denunciar. A pesar de que los tapatíos agraviados recibieron al Presidente con cartulinas y exigencias de justicia ambos llevaron el encuentro a la arena política y a la propaganda.

La sexta visita del presidente a tierras jaliscienses fue decisiva para acorrarlar al gobernador Alfaro. Atrás quedó la segunda carta de su exaliado Dante Delgado en la que le reprochó: “después de tu derrota de 2012, tomaste la decisión de formar Morena —lo que yo te había propuesto seis años antes— y se te hizo muy fácil citar a Enrique Alfaro y pedirle que se sumara a tu iniciativa y abandonara el proyecto que sostuvo su candidatura.

“Te respondió que era un error pretender desintegrar a Movimiento Ciudadano después de que te había respaldado en tres elecciones y que, por el contrario, debías fortalecer a tus aliados para el proceso de 2018. Le respondiste: ‘No, Enrique, conmigo o con Movimiento Ciudadano’”.

La batalla de Dante quedó en letra muerta tras el encuentro de hoy. Su pupilo ya entregó el movimiento ante la estrepitosa caída en las encuestas. Datos de Polymetrix revelan el descontento entorno al manejo que Enrique Alfaro ha hecho en la entidad, ya que es desaprobado por un 57.2 por ciento de los encuestados. Alfaro se aleja de 2024 ya que pasó de ser una revelación dentro de los espacios de la oposición a una decepción.

La inseguridad y la paz aún no llegan a la entidad, pero eso de serenar al país ya lo inició la cuatroté y Enrique Alfaro se convirtió en el primer gobernador domado.