Escucha este post
 
0 Me late
¡Gracias!

Ahora que no nos lee nadie te diré que soy un mar de dudas sin traje de buzo ni oxígeno que llevarme a la espalda. Para disiparlas no tendría más que sumergirme desnudo en mi mar, a pulmón, y bucear entre las algas en busca, quizás, de algún barco hundido cuyo tesoro las resolviera todas de un plumazo. O tal vez al encuentro de una sirena que me dejara seco, tocado del ala.

(Nota: La piedra filosofal o el amor verdadero: cualquier opción valdría. Sólo una. Las dos no serían…