Tristísima pérdida, murió Óscar Chávez

 
3 Me late
¡Gracias!

Contestatario, solidario, amante de México, enemigo de las injusticias sociales y los gobiernos represores; Óscar Chávez fue siempre polémico, pero nunca indiferente… Satisfecho cantaba “Gracias a la vida”, al tiempo que pedía “Perdón” mientras besaba la mano afilada de “La niña de Guatemala” y se marchaba con un “Adiós con el corazón”.

Ayer, a los 85 años, “El Caifán Mayor” falleció en la Ciudad de México, por coronavirus, confirmó el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE): “Tras dos días de recibir oportunamente atención médica integral (en el Centro Médico Nacional 20 de Noviembre), murió tras presentar un paro respiratorio a causa de neumonitis por Covid-19”, informó la dependencia en un comunicado.

La noticia del deceso fue confirmada por Alejandra Frausto, secretaria de Cultura Federal, quien publicó en sus redes el mensaje: “Una voz de lucha nunca se apaga, gracias Óscar Chávez… Tu vida fue un viaje digno de ti. Mi más sentido pésame a sus familiares, amigos y compañeros de lucha y canción. ¡Viva Óscar Chávez!”.

El músico se fue pocos días después de celebrar 85 años de vida; su cumpleaños —el 20 de marzo— lo festejó en medio de la pandemia que hoy le impide a sus amigos y familiares despedirse en la cercanía, sin poder tocar su mano para desearle un buen viaje, allá a donde se encuentra un “Tristísimo panteón”, donde entonará: “¡Madre despierta! ¡Despierta oh madre! Que tu hijo se haya aquí”.

Óscar Chávez es considerado uno de los cantautores más emblemáticos de la música en español, con canciones que mostraban su amor por México y su ideología política: temas de protesta contra los gobiernos autoritarios. Sobra recordar que siempre apoyó los movimientos sociales como la protesta estudiantil de 1968 o el levantamiento del Ejército Zapatista en Chiapas.

Entre sus temas más reconocidos se encuentran: “Se vende mi país”, “La niña de Guatemala”, “Sin tu amor”, “Por ti”, “Gracias a la vida”, “Adiós con el corazón”, entre otros.

Óscar Chávez nació el 20 de marzo de 1935 en la Ciudad de México y desde su juventud comenzó a componer temas expresando su sentir con la realidad social que afrontaba el país: “Yo nací en Portales y parte de mi infancia y mi adolescencia la viví en Santa María la Ribera. Después de esa etapa he vivido la mayor parte del tiempo en la colonia Roma Sur, no he salido de la ciudad. Me influyó muchísimo el hecho de que mi padre cantara, cantaba muy bien y tocaba muy bien la guitarra; nunca se dedicó profesionalmente, pero lo hacía con mucha calidad”, comentó el intérprete hace algunos años en entrevista.

El músico estudió teatro en la Escuela de Arte Teatral del Instituto Nacional de Bellas Artes y en la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM). Dirigió obras como “Un hogar sólido” y “Ventura Allende”. Encaminado en el sendero del arte dramático, actuó en la película “Los Caifanes” en 1966.

El filme no solo le valió el Ariel, sino que le trajo el apodo con el que fue conocido toda su carrera, “El Caifán Mayor”.

Durante su trayectoria musical lanzó 20 discos como: “Parodias políticas”, “Herencia lírica mexicana”, “Latinoamérica canta”, “Expresiones” y muchos más. Una de sus últimas presentaciones fue en el Festival Musical Vive Latino 2019, donde interpretó “Por ti” junto a la agrupación Caifanes.

El año pasado Chávez regresó a los pastos de Ciudad Universitaria para participar en “Cantares: Fiesta de Trova y Canción Urbana”; sobre esta presentación el músico anotó que para él fue un hecho importante y satisfactorio, pues fue en este lugar y sus alrededores donde comenzó a cantar y no dejó de hacerlo por más de 40 años.

Intérprete de trova, música folclórica y balada, Chávez fue reconocido en 2019 por la Secretaría de Cultura de la Ciudad de México como Patrimonio Cultural vivo de la capital, y el próximo domingo 3 de mayo a las 18:00 horas se retransmitirá el concierto que ofreció el 2 de octubre de 2019, con motivo de la conmemoración de los 51 años de los trágicos hechos ocurridos en Tlatelolco, durante el movimiento estudiantil del 68.

En esta emotiva presentación, el cantante interpretó algunas de las composiciones que integran el álbum doble “México 68” (1994), donde Chávez retrató los ideales del movimiento estudiantil y la violenta opresión por parte del Estado. El concierto podrá verse en la plataforma cultural “Contigo en la distancia”, así como en el canal de YouTube y la página de Facebook del Complejo Cultural Los Pinos.