Escucha este post
 
0 Me late
¡Gracias!

La usuaria no era científica, ni doctora en medicina. Sólo curiosa, como yo. Y guapa a rabiar. Tomó mi taxi en la estación de Atocha y en apenas ese primer intercambio de gestos y frases ya noté y quise notar en ella una de esas conexiones cósmicas. Tres semáforos después las miradas del espejo perdieron su inicial decoro. Cinco CEDA EL PASO más tarde, nuestra charla de ascensor ascendió tanto que acabamos hablando con los pies a cien palmos del suelo:

  • Hace tiempo leí algunas…