Un paso a la vez / 10 febrero

Escucha este post
 
5 Me late
¡Gracias!
Si no es de nacimiento, es por mayoría de votos

Y seguimos con el mismo tema del año pasado: el crecimiento económico, los datos y los “otros datos”.
El año pasado, según cifras preliminares, la economía se contrajo 0.1 por ciento, esto quiere decir que el país generó menos dinero que el año anterior. Pero aparentemente hay dos realidades muy marcadas: la del sector privado y la del gobierno federal.
Pero a los grupos de análisis hay que sumarle a las calificadoras internacionales, y de vez en cuando, al Banco de México.
Déjame detallar: A una parte del gobierno federal el crecimiento económico “no le importa”, porque hay desarrollo. El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, insistió el 30 de enero que “tiene otros datos”. Al día siguiente creó el Gabinete para Estimular el Crecimiento Económico, integrado por Hacienda, Economía, Comunicaciones y Transportes, Pemex, CFE, y liderado por Alfonso Romo, el jefe de la Oficina de la Presidencia.
Como su nombre lo indica, este equipo de trabajo tiene la finalidad de estimular el crecimiento económico. Rememoremos un poco: AMLO dijo ya como presidente que el PIB iba a expandirse a un ritmo de cuatro por ciento anual. Conste que estamos tomando como punto de partida lo que dijo ya como presidente en funciones y no lo que prometió en campaña, pero nomás para recordarlo, en ese entonces dijo seis por ciento.
El gabinete de un gobierno se divide en dos: el económico y el de seguridad.
Y entonces surge la duda. ¿Qué hace el gabinete económico? O ¿qué hizo el gabinete económico en los primeros 12 meses del año? Si ya tienes un gabinete económico ¿por qué crear un Gabinete para Estimular el Crecimiento Económico? Sobre todo si incluye a las mismas instancias que el gabinete económico ampliado.
Además, el subsecretario de Hacienda, Gabriel Yorio, dijo el viernes 31 de enero, que la dependencia mantiene su expectativa de crecimiento en dos por ciento para este año, porque “tiene acceso a información más completa” que todas las otras empresas, analistas, expertos, calificadoras, el mundo entero, para hacer sus cálculos. En resumen, la SHCP también tiene otros datos.
Del otro lado, los analistas consultados por el Banco de México señalan que la expectativa de crecimiento para este año es de uno por ciento; los expertos de la encuesta de Citibanamex también esperan uno por ciento; ¿y la calificadora Moody’s? Efectivamente, uno por ciento.
Estos resultados incluyen la opinión de 60 empresas diferentes.
Los analistas y la calificadora coinciden en que es muy probable que la expectativa de crecimiento baje en lo que resta del año, principalmente por factores internos.
En la última encuesta del Banxico, 83 por ciento de los analistas ven que la mayor parte de los riesgos económicos provienen de la gobernanza y del entorno económico interno, entre lo que destacaron la inseguridad, la incertidumbre política interna y la incertidumbre sobre el entorno económico interno.
Para Moody’s, los inversionistas “tuvieron una reacción adversa” a los mensajes mixtos del gobierno federal para el entorno económico, especialmente en el sector energético.
¿Quién tendrá la razón, la mayoría de analistas económicos o los que tienen otros datos? Eso lo veremos un paso a la vez.
Mario Alavez / Analista económico