Marilyn

 
0 Me late
¡Gracias!

La belleza, glamour y talento de la estadunidense Marilyn Monroe, la convirtieron en uno de los íconos de la cultura pop y musa tanto de actores, directores, fotógrafos, pintores, deportistas y hasta presidentes.

A 57 años de su muerte, el legado de Marilyn se mantiene tanto en las pantallas, con su gran filmografía, como en las galerías, que continúan exponiendo fotografías inéditas.

Marilyn fue la primera mujer en aparecer en la revista «Playboy”; sin embargo, la actriz pensó que posaba para un calendario del mismo nombre. El editor Hugh Hefner compró aquellas fotografías en las que posó para Tom Kelley, y el primer número con ella en la portada se lanzó en diciembre de 1953, con un tiraje de más de 53 mil ejemplares.

Por aquellos años, Monroe comenzó a escalar en el ámbito cinematográfico, por lo que su cambio de nombre, de Norma Jeane Baker a Marilyn Monroe, y la portada de aquella revista donde se le observaba desnuda, la puso en el ojo público, donde rápidamente fue catalogada como una persona con poca inteligencia: el estereotipo de la rubia tonta.

Previo a este gran salto en la industria, Norma Jean se casó con el escritor y policía de Los Ángeles, James Dougherty. Ella tan sólo tenía 16 años. Fue en 1942 que contrajeron nupcias y dos años después se enroló en la Marina de Estados Unidos. En 1946 se divorciaron, pues era una de las condiciones de la 20th Century Fox para firmar un contrato, debía estar soltera.

Durante años, Dougherty, conocido como “el primer marido de Monroe”, se negó a hablar de la relación y siempre dijo desconocer a Marilyn Monroe, toda vez que él se casó con Norma Jean. Fue en 1976 que rompió el silencio con el libro The secret happiness of Marilyn Monroe, y para 1997 publicó To Norma Jeane with Love, Jimmie.

Corría 1953 y la película Los caballeros las prefieren rubias, del director Howard Hawks, así como ¿Cómo atrapar a un millonario?, de Jean Negulesco, convertían a Marilyn en un icono del cine.

Fue a través del Séptimo Arte, que la actriz creó uno de los momentos más emblemáticos dentro de esa industria y la fotografía: en 1954 mientras rodaba la cinta La comezón del séptimo año y el encargado de foto fija, Sam Shaw, ideó la icónica escena donde el vestido blanco de Marilyn se levanta debido a un túnel de viento.

El rodaje de aquella escena generó el descontento de su entonces esposo, el jugador de beisbol Joe DiMaggio, situación que propició el divorcio de la pareja en menos de un año. Estuvieron más de 200 días casados. Tras su divorcio, DiMaggio recibió terapia emocional.

Arthur Miller fue el tercer esposo de la actriz, este matrimonio, que duró de 1956 a 1961, convirtió a Monroe al judaísmo; sin embargo, mientras rodaba la cinta El multimillonario, tuvo un romance fugaz con su compañero de reparto, Yves Montad, situación que determinó su divorcio.

En el año de su separación, se estrenó la cinta Los inadaptados, cuyo guion fue escrito por Miller (The Misfits) justamente para su mujer.

El dramaturgo también quedó “marcado” por Monroe y para 1964 llegó a los escenarios Después de la caída, obra teatral escrita por él en la que cuenta sus “atormentados” años de relación y describe a la protagonista “Maggie” (Marilyn) con un “carácter autodestructivo”.

Elia Kazán, Marlon Brando, Tony Curtis e incluso los especulados romances con los hermanos Robert y John F. Kennedy, forman parte del historial amoroso de la actriz.

Durante muchos años y bajo el estereotipo de “rubia tonta”, Monroe reconoció que utilizaba esa imagen para conseguir los proyectos que quería y rodearse estratégicamente de ciertas personas. Así logró relacionarse con gente de todos los estratos, llegando a ser inspiración en el arte para Willem de Kooning, James Gill, Robert Rauschenberg, James Rosenquist, entre otros.

Por su parte, el artista español Salvador Dalí construyó la obra Marilyn Monroe by Dalí, un retrato que refleja los elementos físicos que caracterizaron a la actriz ganadora del Globo de Oro en 1960.

Andy Warhol creó el Díptico de Marilyn, pieza artística que se convirtió en un referente del movimiento Pop Art, la composición muestra fotografías de la actriz, que van de la saturación de colores al blanco y negro.

Warhol terminó su pieza en agosto de 1962, mismo mes en que murió la actriz, suceso que actualmente envuelve un enigma: la versión oficial señaló que Monroe murió por una sobredosis de barbitúricos y alcohol, adicción de la que no pudo desprenderse y que ya le había originado conflictos laborales y personales.

El 5 de agosto de 1962 los medios reportaron el deceso de la diva de Hollywood y aunque la autopsia reveló que la actriz se había quitado la vida, el encargado del departamento de policía, Jack Clemmons, detectó una serie de imprecisiones en el lugar de los hechos, como la alteración de la escena y el comportamiento sospechoso de Euniece Murray, ama de llaves de Marilyn y del doctor Ralph Greenson.

Meses antes de su deceso visitó México y, durante su estancia, conoció Teotihuacán, así como el set de grabación de la cinta de El ángel exterminador, donde tuvo la oportunidad de charlar con el director Luis Buñuel además de encontrarse con Emilio “Indio” Fernández.

Notimex