El Mossad, la inteligencia israelí

 
0 Me late
¡Gracias!

El Mossad es la forma abreviada de HaMosad leModi’in v’leTafkidim Meyuhadim, («Instituto de Inteligencia y Operaciones Especiales») es una de las Agencias de Inteligencia de Israel, responsable de la recopilación de información de inteligencia, acción encubierta, espionaje y contra-terrorismo, cuyo ámbito es todo el mundo fuera de los límites del país. Es considerada una de las agencias de inteligencia más importantes del mundo.

El estado israelí cuenta con un complejo andamiaje de inteligencia y contraespionaje que opera más allá de sus fronteras y que incluye también a la Dirección de Inteligencia Militar (AMAN) y a la Dirección de Contraespionaje (Shabak).

La Mossad es considerada entre las cinco mejores agencias de inteligencia del mundo. La inteligencia y el contraespionaje dentro de Israel, Cisjordania y la Franja de Gaza está a cargo del Shabak.

Con cierta regularidad, esos servicios desarrollan operaciones conjuntas en escenarios internacionales. Secciones del Mossad, como la Metsada, coordina con unidades del Shabak y de la AMAN actividades operacionales en las que coinciden los objetivos políticos del gobierno hebreo. De esta forma, la política se convierte en patrocinador de espionaje y guerras sucias.

El servicio fue creado el 13 de diciembre de 1949 como el Instituto Central para la Coordinación, por recomendación del primer ministro David Ben-Gurión a Reuven Shiloah. Para ello se encomendó un presupuesto de veinte mil libras israelíes, de las cuales cinco mil se reservaban para misiones exclusivas requeridas por el primer ministro.

En marzo de 1951 fue reorganizado como un servicio civil que depende directamente del primer ministro. Aunque buena parte de su personal haya servido en las fuerzas armadas israelíes, como parte del servicio militar obligatorio de Israel, y buena parte de ellos son oficiales, el Mosad no usa rangos militares. Su sede está en Tel Aviv y cuenta con ocho departamentos.

El empleo de los servicios de inteligencia hebreos como el Mossad y el Aman por parte del gobierno israelí para la consecución de fines políticos no es nuevo.

El mayor departamento del Mosad es el de Recolección de Información, que se encargaría de gestionar los espías en el extranjero. Los empleados de este departamento operan bajo una gran variedad de coberturas, incluyendo coberturas diplomáticas y extraoficiales.

Estos oficiales son llamados katsas (acrónimo de «oficial de información» en hebreo), que son similares a los agentes tenedores de un caso de la CIA.

La AMAN tiene una larga historia desde su creación en 1950, actuando con cierta independencia con respecto a las fuerzas armadas, lo que lo convierte en un proveedor de información para las mismas a la par que ejecutor autónomo de las políticas de estado, tanto en los países árabes como en otras regiones del mundo, a la par que sirviendo de coordinador de operaciones con otros servicios de inteligencia de países aliados.

La aureola de crueldad que ensombrece al AMAN, al Shabak y a la propia Mossad, denunciadas públicamente en múltiples ocasiones, ha conducido a un constante cuestionamiento en todo el mundo. Incluso, dentro de sus filas, hay muchos oficiales que son reticentes al empleo de métodos crueles e inhumanos.

Percy Francisco Alvarado Godoy / América Latina en Momiviento