No al cierre de blogs (por Horacio B. Rivera)