Norberto y los nazis

 
0 Me late
¡Gracias!

En la Basílica:

Norberto y los nazis contra el aborto

Edgar González Ruiz

Como parte de la campaña clerical contra la despenalización del aborto, el pasado 22 de junio, se llevó a cabo una peregrinación político religiosa a la Basílica, que culminó al mediodía con una misa antiabortista, oficiada por Norberto Rivera.

El acto fue organizado por membretes de la ultraderecha, filopanistas, que movilizaron a algunos cientos de personas, cuya actitud pasiva contrastó con la prédica enardecida de un par de pronazis que se sumaron a la labor encabezada por Norberto.

Unidos, millonarios derechistas y jerarcas católicos hacen todo lo posible para garantizar que sean castigadas las mujeres que abortan, para lo cual no vacilan en acarrear a contingente del interior, en llevar a niños de tres años de edad, e incluso en actuar conjuntamente con grupúsculos nazistas.

El Yunque contra el aborto

La peregrinación, que originalmente se tituló “Por el maravilloso Don de la Vida”, comenzó a las 9 de la mañana en la exglorieta de Peralvillo, donde se dieron cita algunos cientos de peregrinos, incluyendo contingentes venidos de ciudades cercanas a la capital, como Toluca, Puebla y Cuernavaca.

Se veía una manta con la leyenda “Cuernavaca, Morelos, defiende la vida” y otra que proclamaba la presencia de un contingente poblano, uno de los más activos.

También marchaban grupos de los Caballeros de Colón, como el Consejo 4423, con sede en Toluca. En un instructivo que se repartió a los peregrinos se les recomendaba “acatar las órdenes del personal de seguridad o de los Caballeros de Colón”.

Dichos Caballeros, al igual que los Caballeros de Malta, orden ultraconservadora, fundada en la época de las Cruzadas, encabezaban la marcha, organizada por grupos como Unión de Voluntades y como la Unión Nacional de Padres de Familia, este último creado en 1917, para oponerse a la educación laica, pero que actualmente es una de las fachadas de la Organización Nacional del Yunque.

Su actual presidente, y a la vez coordinador del grupo Unión de Voluntades, es Guillermo Bustamante Manilla, y uno de sus principales antecesores fue el exlegislador panista Francisco González Garza, quien a su vez es amigo y colaborador de Lorenzo Servitje, cabeza del grupo Bimbo, y patriarca de la ultraderecha mexicana.

Muchos de los peregrinos llevaban pancartas impresas en blanco y azul, con el logo de la Unión Nacional de Padres de Familia, y diversos lemas antiabortistas, como “Mamá, gracias por dejarme ¡vivir¡” y “México ama la ¡vida¡”.

Se inducía a firmar contra la despenalización del aborto a peregrinos y transeúntes, aun a los niños y niñas, “¡a todos¡”, como ordenaba una de las organizadoras del evento.No se preguntaba a la gente si estaba de acuerdo o no con la despenalización, sino que tramposamente se interrogaba: ¿quién quiere firmar a favor de la vida?”.

Desde luego, no le decían a la gente que la despenalización del aborto quiere decir simplemente que no se castigue a las mujeres que abortan, y no que éstas deban abortar, sino que la nueva ley, simplemente respeta su decisión de abortar o no.

Como han hecho siempre, los jerarcas católicos y los grupos conservadores ocultan con la consigna de la “defensa de la vida” el sentido real de su activismo que es, simplemente, derogar la despenalización del aborto en la ciudad, a fin de poder encarcelar a las mujeres que aborten.

Pero cada día esos grupos son más hipócritas, pues ahora proclaman que se debe penalizar el aborto para “ayudar” a las mujeres que recurren a él.

En el fondo, otro de los objetivos que algunos de esos grupos buscan, como Vida y Famiiia, presente en la marcha, es de carácter económico: conseguir grandes recursos, privados y públicos, para proyectos dedicados a desalentar a las mujeres que desean abortar. Un negocio en grande, como lo demostró el famoso caso de corrupción protagonizado hace unos años por Jorge Serrano Limón.

Unión de Voluntades es una coalición de grupos de ultraderecha, fundada el 24 de junio de 2006, bajo los auspicios del millonarioPatricio Slim Domit, hijo de Carlos Slim. Patricio pretende que la Virgen le habla, instruyéndolo para ser generoso con los grupos extremistas.

Entre los manifestantes se veían varias monjas, mujeres de edad avanzada cargadas de crucifijos y escapularios, familias de origen humilde, y otras de clase muy acomodada, con camisetas de la Universidad Tecnológica, la Unitec,y de otras universidades privada.

Muchos de los asistentes eran niños, llevados por sus padres, y a quienes se les veía sostener las pancartas de la UNPF, y otras de colores sobre los “derechos del concebido”, impresas por organizaciones conservadoras.

La gran mayoría vestía de blanco, por indicaciones que días antes había difundido el grupo Unión de Voluntades.

Sofistería del cardenal

Aunque es la tercera vez que dicho grupo lleva a cabo esa marcha, siempre muy desangelada, esta vez se había usado el color blanco y la vaguedad de la convocatoria que apelaba al “maravilloso don de la vida”, para confundir a los asistentes evocando la famosa marcha contra la inseguridad, del 27 de junio de 2004.

Dos años después,a fines dejunio de 2006 se funda Unión de Voluntades, y ahora en su homilía, súbitamente, el “Dr. Rivera”, como presentó el maestro de ceremonias a Norberto, cambió el lema de la peregrinación por el de rechazar el aborto y la violencia, con lo que intentó revivir el activismo derechista de la llamada “lucha contra la inseguridad”.

La peregrinación tiene lugar en momento en que Rivera intenta recuperar su protagonismo con eventos como su reciente visita al barrio de Tepito, y como la firma de un convenio de la Arquidiócesis con la Segob y con el GDF para reforzar la seguridad en Catedral.

Con el apoyo de la activista católica Ana Teresa Aranda, actual subsecretaria de Asuntos Religiosos de la Segob, Rivera busca reprimir a quienes lo critiquen, como ocurrió a lo largo del año pasado.

Los peregrinos antiabortistas se confundieron con muchos turistas y feligreses que cada domingo acuden a la Basílica, incluso con quienes llevan a cabo las tradicionales “mandas” que consisten en caminar de rodillas hasta el altar en agradecimiento a supuestos favores recibidos.

Sentados en el piso, dentro de la Basílica, un par de niños de unos cinco años de edad, repetían maquinalmente abstrusas frases del credo católico: “Creo en un solo Señor Jesucristo…engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho…”. Luego, aburridos,juegan haciendo avioncitos de papel con las pancartas de colores que condenan el aborto.

Mientras tanto, Norberto jugaba a despotricar contra el aborto, a desbaratar el laicismo y a fustigar a la intelectualidad, además de brindar su apoyo a las consignas del gobierno federal, cuyo evangelio es el supuesto combate a la “delincuencia organizada”.

Aunque hipócritamente, Rivera dijo reconocer el estado laico, en realidad predicó contra él, al afirmar que si no se deben aceptar los dogmas religiosos, entonces tampoco los que él llamo los “dogmas ideológicos”,como podrían ser, precisamente, el estado laico, los derechos humanosy la igualdad de género.

Se quejó de que haya quien critique a “los cristianos”, y afirmo que son señalados como “oscurantistas” por una “autoproclamada intelectualidad”.

Atribuyó a la Virgen de Guadalupe nada menos que la persistencia de las leyes que castigan a las mujeres que abortan, y al principio de la Homilía se refirió explícitamente a que “en estos días se está debatiendo la inconstitucionalidad (palabra que por un extraño lapsus,en vano trató varias vecesde pronunciar correctamente) del aborto…” .

Una y otra vez, Norberto abundó en las consignas antiabortistas de la “defensa de la vida desde la concepción”, que son frases hechas para oponerse a la despenalización del aborto.

Asimismo, apoyo las consignas derechistas de la llamada “lucha contra la delincuencia organizada”, al pedir por las “víctimas de la violencia” y contra “el vicio”, que cobra “las vidas de las hijas y esposas”.

Esto, a unas horas de ocurrido un trágico accidente en salón de baile de la delegación Gustavo A. Madero, donde perdieron la vida 12 personas, incluyendo varios menores de edad.

Las peticiones expresadas durante la misa, tanto en español como en mazahua, fueron otro rosario de frases antiabortistas.

Los nazis, con Norberto

A la salida de la Basílica, sobre el llamado “Puente Papal”, un par de militantes pronazis vociferan contra el aborto, a la vez que exhiben una manta con fotografías de fetos destrozados, como las que tradicionalmente usaba el grupo Provida.

Según ellos, el “verdadero holocausto es el aborto”, pues a los hitlerianos no les gusta hablar del exterminio de las minorías en los campos de concentración de los nazis; proclaman también Dios se ha alejado de la sociedad porque “no se permite rezar en las escuelas (públicas)”.

Su presencia es congruente con la posición de grupos neonazis contra el aborto, como puede verse en páginas Web de los hitlerianos “criollos”, que obviamente son una corriente revisionista del nazismo histórico.

En su prédica no se refieren a su filiación, que es evidente en su discurso y en los emblemas que exhiben, uno de ellos en su gorro y otro en su camiseta, donde luce símbolos y consignas nazis, así como el retrato de Adolfo Hitler, transformado ahora en aliado de Norberto Rivera en la lucha para castigar a las mujeres que aborten.

La presencia de los nazis en eventos de grupos conservadores es usual; se percibió el año pasado durante las manifestaciones organizadas por el clero, y en 1995 escandalizó a la opinión pública, cuando un par de militantes hitlerianos se sumó a las protestas de católicos contra la obra de teatro El Concilio del Amor, de Jesusa Rodríguez.

En esa ocasión, algunos jóvenes pronazis de la organización Misión Nacional, quienes colocaron una manta ostentando una svástica al costado izquierdo y con la exigencia de poner fin a las “blasfemias”.

Ahora, prefirieron intentar el incógnito, que fue traicionado por sus palabras, sus actitudes y su amor por la imagen del “abuelo”, como afectuosamente suelen llamar a Hitler.


Publicado por Edgar González Ruiz para La guarida del nagual el 6/24/2008 07:42:00 PM