La elección más reñida

 
0 Me late
¡Gracias!

n lo que se prevé como la elección más reñida de la historia del país, más de 71 millones de mexicanos saldrán este domingo a emitir su voto en favor de las cinco opciones políticas registradas ante el Instituto Federal Electoral (IFE), representadas por los candidatos presidenciales Patricia Mercado, Roberto Campa Cifrián, Felipe Calderón Hinojosa, Roberto Madrazo Pintado y Andrés Manuel López Obrador.

Datos del Registro Federal de Electores (RFE) al 1 de junio de 2006 revelan que el Padrón Electoral está integrado por 71 millones 730 mil 868 ciudadanos, en su mayoría las mujeres, 37 millones 150 mil 459 electoras, contrastado con los 34 millones 580 mil 409, varones registrados en la lista nominal.

Tras más de cinco meses de una campaña en la que han permeado acusaciones de corrupción, denuncias ante la justicia e insultos, así como el discurso de ciertos sectores que anuncian un fraude electoral, los ciudadanos tendrán en sus manos el futuro del Ejecutvo Federal.

Las comicios de ese 2 de julio también servirán para renovar el Congreso de la Unión –300 diputados federales de mayoría y 200 de representación proporcional, así como 128 senadores–, además de tres nuevos gobernadores y la Jefatura de Gobierno del Distrito Federal.

Lo que es claro y se puede prever es que ninguno de los partidos o coaliciones: Por el Bien de Todos –partidos de la Revolución Democrática (PRD), del Trabajo (PT) y Convergencia–, Alianza por México –Revolucionario Institucional (PRI) y Verde Ecologista de México (PVEM)–, Acción Nacional (PAN), Alternativa y Nueva Alianza (Panal) obtendrá una mayoría suficiente en el Congreso, según todos los sondeos.

Andrés Manuel López Obrador, de 52 años, es el representante de la coalición integrada por el PRD, el PT y Convergencia, quien promete un cambio de modelo económico, en la misma línea de la izquierda reformista que llegó en los últimos años al poder en América Latina, con una reafirmación del papel del Estado mediante obras públicas y ayudas a las capas más desprotegidas.

El discurso del tabasqueño podera la lucha contra la corrupción y la austeridad, lo que permitiría ahorrar en México hasta 10 mil millones de dólares anuales, ha asegurado López Obrador, con lo que se financiará no solamente esos ambiciosos programas, sino que además refundará la desprestigiada vida política.

Felipe Calderón Hinojosa, de 43 años, se presenta como el candidato del empleo y la estabilidad económica y elñ continuismo de la gestión del presidente Vicente Fox. El candidato panista es partidario de la apertura que convirtió a México en el país con más acuerdos de libre comercio del mundo.

El candidato de Acción Nacional aboga por las reformas fiscales, laborales y energéticas que no pudo conseguir Fox, y en el campo de la seguridad con unificar los cuerpos policiales y cadena perpetua para los secuestradores de menores.

Aunque los partidos firmaron un Pacto de Civilidad luego del segundo debate presidencial, la amenaza de un movilizaciones post electorales bajo el argumento de un fraude electoral está presente, particularmente en el caso de que López Obrador resulte perdedor.

“En la medida en que haya una brecha (entre el primero y segundo lugares), se logrará tranquilizar el ánimo, independientemente de quien gane”, considera la analista política Denise Dresser.

López Obrador, un político formado con las protestas ciudadanas, ha asegurado que respetará el veredicto de los electores, pero sólo porque está convencido de ganar. “Vamos a ganar, sin venganzas”, ha declarado, aunque Calderón también se ha presentado como un presidente de conciliación, aunque la sombra de la debilidad foxista no lo abandona.

Roberto Madrazo Pintado, candidato de la Alianza por México entre el PRI y el PVEM, ha señalado los riesgos de una elección tan reñida: “veo nubarrones para la gobernabilidad del país” si el resultado es demasiado ajustado, advirtió el propio candidato priista, que en el pasado también ha protagonizado rebeliones políticas.

El Instituto Federal Electoral (IFE), que ha desembolsado más de mil 200 millones de dólares para financiar a los partidos y garantizar unas elecciones limpias, se juega también su prestigio como árbitro de la contienda.

El estado de México, el Distrito Federal, Veracruz, Jalisco, Puebla, Guanajuato y Nuevo León, concentran alrededor de 50 por ciento de la Lista Nominal de Electores, al sumar 35 millones 644 mil 844 ciudadanos con posibilidad de votar y el gurpo de ciudadanos de entre 20 y 34 años será la mayoría entre los inscritos en la Lista Nominal, loq ue representa a 29 millones 102 mil 746.

Benito Nacif Hernández, investigador del CIDE, consideró que no descartó que pudieran presentarse incidentes “aislados de irregularidades o rompimiento momentáneo en el transcurso de la elección”, sin que ello impacte de manera importante en los comicios.

Sostuvo que la mayoría de los ciudadanos está en favor de que la elección para presidente de la República, la renovación del Congreso de la Unión y en algunas entidades como el Distrito Federal, para autoridades y legisladores locales transcurran en paz.

Nacif Hernández comentó que los puntos delicados identificados por el Instituto Federal Electoral (IFE) “representan una proporción minúscula del total de las casillas”.

El investigador agregó que la participación de la población en la jornada electoral es importante, porque nada está escrito, ya que se trata de una contienda “muy cerrada”.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 7/01/2006 12:24:00 PM