Niega el EPR intento de asesinato a Zedillo

 
0 Me late
¡Gracias!

El Ejército Popular Revolucionario (EPR) negó tajantemente que haya intentado asesinar al ex presidente Ernesto Zedillo y acusó a su ex secretario particular Liébano Sáenz de querer involucrarlos en su estrategia mediática para reposicionarse y para darle publicidad a su libro.
“Nosotros no asesinamos a candidatos presidenciables o gobiernos federales, nosotros luchamos por la vida que este sistema capitalista nos lo ha quitado”, establece el grupo guerrillero en un comunicado en el que acusa a los expresidentes Carlos Salinas y Ernesto Zedillo de cometer el crimen de Estado de Luis Donaldo Colosio.
El EPR asegura en el texto, difundido por internet y fechado el 1 de marzo, que a pesar de que conocían los movimientos del entonces jefe del Ejecutivo y de su cuerpo de seguridad,” jamás determinamos quitarle la vida” y señala que esa información tiene como objetivo “tender puentes de negociación con el nuevo gobierno.
Luego de que quien fuera secretario particular de Zedillo diera a conocer un supuesto atentado frustrado del EPR para acabar con la vida del entonces jefe de Estado, el grupo guerrillero acusa a Liébano Sáenz de “pretender deslegitimar nuestro origen que es producto de la pobreza, hambruna y represión que sufre nuestro pueblo, y no el de asesinar”.
“En ese sexenio zedillista avizoramos la descomposición del PRI y de su posible pérdida electoral, por lo que se estaba produciendo una grave crisis política que permitía el accionar de la fuerzas revolucionarias, que como tal actuamos política y militarmente el 28 de agosto de 1998 en más de una docena de estados de manera simultánea. A lo que tuvimos como respuesta del régimen toda la fuerza del Estado sin que nos diera un golpe estratégico”, sostiene el documento.
El EPR estableció que Liévano y Zedillo están creando cortinas de humo para desactivar problemas recientes como el “crimen de estado” en Pasta de Conchos, Coahuila, la renuncia de Mario Marín, el proceso judicial contra los hijos de Martha, la investigación hacia el pederasta Miguel Ángel Yunez y el resquebrajamiento del PRI.

Liébano Sáenz apareció en un medio de información luego de 12 años de ausencia de la vida pública para promocionar un libro y relato al periodista Joaquín López-Dóriga que el atentado se perpetraría en un paraje del Desierto de los Leones, donde Zedillo solía pasear en bicicleta en compañía de sus hijos los fines de semana.
Detalló que en la fecha programada para el crimen uno de los hijos de Zedillo fue castigado por tener bajas calificaciones, situación que provocó que aquel sábado precisamente, en que fueron asesinados elementos del Estado Mayor Presidencial, la familia Zedillo no asistiera al paraje.
Al respecto, el investigador sobre la guerrilla en América Latina Jorge Lofredo consideró que se trata de un “ardid publicitario” para la promoción de su libro y consideró como poco coherente que hace diez años se diera un ataque de un comando rebelde a una posición militar del Ejército Mexicano, o del Estado Mayor Presidencial, sin que los medios de información se enteraran, en una coyuntura cercana a la aparición del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y del propio EPR en 1996.
Al respecto, se preguntó al analista si en los archivos del Centro de Documentación de los Movimientos Armados (Cedema) existe algún registro a través de comunicados del grupo armado respecto de ese incidente, a lo que respondió que “en el archivo de los documentos no hay nada que pueda saberse al respecto”.
Comentó que suenan ilógicas esas afirmaciones, pues en ese momento cualquier ataque a posiciones militares evidentemente provendría del EPR, pues era el único grupo armado en beligerancia activa y era dado a reivindicar sus acciones armadas, sobre todo cuando había bajas del enemigo, “una acción como ésta no iba a mantenerla bajo reserva”, agregó.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 3/02/2006 11:02:00 AM