Siempre en los grandes eventos…

 
0 Me late
¡Gracias!

Coca-Cola, patrocinador oficial del IV Foro mundial del Agua, está terminando con las reservas de agua en todo el mundo, particularmente en la India; persigue a los dirigentes sindicales en Colombia, con un saldo de nueve muertos y más de 14 detenidos; además, se ha convertido en una de las empresas que atentan contra la biodiversidad del planeta y la salud de la población, situación que ha unido a dirigentes sindicales, ambientalistas y organizaciones no gubernamentales del mundo en torno a una campaña de boicot en su contra.

En el marco del Foro en Defensa del Agua, activistas sociales denunciaron que la trasnacional ha emprendido una batalla por conquistar acuíferos en distintas regiones del mundo, situación que es muy grave — alertaron– pues por cada litro del producto se gastan tres de agua limpia. La lucha por el agua entre Coca-Cola y sus detractores ha provocado la persecución de algunos activistas colombianos que han sido vinculados a las guerrillas y encarcelados, como consecuencia de sus denuncias, aseguraron.

Gustavo Castro Soto, dirigente sindical colombiano, acusó que los trabajadores de una planta en Bucaramanga iniciaron protestas por las pésimas condiciones de trabajo en que los tenía la embotelladora; ante ello, la empresa multinacional contrató paramilitares para matar e intimidar a líderes sindicales. Recordó que desde 1989, nueve líderes de unión de las plantas de embotellamiento de Coca-Cola han sido asesinados por fuerzas paramilitares, “algunos de ellos hasta atacados dentro de las puertas de la fábrica. Los trabajadores también reportaron que fueron intimidados por amenazas de violencia, secuestrados, torturados, e ilegalmente detenidos por miembros paramilitares trabajando en colaboración con la compañía”.

Refirió que países como Guatemala, Filipinas, Pakistán, Turquía, Israel o Venezuela organizaciones sociales han denunciado a esa empresa por utilizar, directamente o a través de sus filiales, la violencia, el incumplimiento de las leyes laborales, los abusos, el financiamiento y su participación en la oposición a gobiernos democráticamente elegidos, para alcanzar sus fines económicos. “La multinacional ha sido denunciada por discriminación racial, por el uso irracional del agua y el daño al medio ambiente; no se ha querido comprometer con los consumidores a no utilizar materia prima y productos transgénicos”, aseguró.

La estrategia que ha utilizado la empresa para reducir la disidencia de los sindicatos es la subcontratación, situación que ha generado que el 80 por ciento de la mano de obra de la empresa no tenga prestaciones y sea susceptible a los abusos laborales. La oficina que vela por el cumplimiento de la normativa laboral del Departamento de Trabajo de Estados Unidos realizó una auditoría a la compañía en 2002, cuyo resultado fue que los empleados no estaban justamente remunerados.

A su vez, Amit Srivastava, miembro de la ONG Centro de Recursos de la India, denunció que Coca-Cola está acabando con los mantos acuíferos en algunas regiones de su país, pues en tan sólo cinco año, los niveles del líquido han bajado 10 metros en las zonas donde opera la trasnacional, con la consecuente falta de agua y la contaminación en los campos de cultivo, pues los desechos tóxicos eran repartidos a los campesinos como fertilizantes.

“El Centro para la Ciencia y el Ambiente señaló que las embotelladoras de Coca Cola extraen del subsuelo agua contaminada para su producción; los análisis confirmaron además que en la India los productos de esa empresa contienen altos porcentajes de pesticidas, especialmente DDT, en proporciones a veces 30 veces mayores que las autorizadas por las normas estadounidenses y europeas. El Parlamento Indio prohibió la distribución de 12 tipos de refrescos que aparecían en el estudio”.

En 2005, más de mil personas de las comunidades indias que sufren por la falta de agua y contaminación de los suelos participaron de una marcha en la que exigían el cierre de la fábrica, los manifestantes fueron recibidos en las plantas embotelladoras por policías armados con armas de fuego y uniformes antimotines. Un centenar de heridos y 350 manifestantes detenidos fue el saldo de la denuncia, que eventualmente llevó al cierre de algunas plantas ubicadas al sur de ese país.

Joe Zacure, de la organización estadunidense War on Want, recordó que México es el principal consumidor del producto per cápita en todo el mundo por lo es importante señalar las políticas de la empresa en el mundo y las consecuencias a la salud que puede tener, pues es un producto transgénico que genera adicción. “Coca Cola utiliza enormes cantidades de coca para su producción mientras apoya las políticas de Estados Unidos que destruyen a los campesinos de coca con el Plan Colombia”.

En un documento denominado “El Informe Alternativo de Coca-Cola”, la ONG señala que de la mano de Femsa, la transnacional se prepara para tomar el control sobre los recursos acuíferos en Chiapas, que ocupa el tercer lugar en el consumo del producto. En Chiapas, asegura, hay terribles enfrentamientos entre comunidades por el uso y distribución del agua, mientras en una comunidad se matan por un pozo de agua y les cortan el servicio por adeudos de 50 pesos, Coca Cola es la empresa que más agua extrae en el estado y cuenta con el aval de Vicente Fox –quien fue impulsado por la refresquera ya que fue su presidente, así como por Cristóbal Jaime Jaques, director de la Comisión Nacional del Agua (CNA), quien también fue directivo de la corporación–.

Javier Correa Suárez, integrante de una ONG en Chiapas, comentó que en una de las comunidades de influencia del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), donde todos consumen el producto, hicieron un ejercicio que consistía en dejar de consumir el refresco, que fue sustituido por su competencia Big Cola. A los pocos días, los repartidores del producto ofrecieron lo doble de Coca Cola a cambio del otro producto y en otras comunidades indicaron que era un producto de su misma empresa y lo retiraron.

Ante esta situación, comentaron los panelistas dos universidades estadunidenses han cancelado sus contratos con la compañía y desde el 22 de julio de 2003, esa fecha se convirtió en el Día Internacional contra la Coca-Cola, declarado por el Foro Social Mundial realizado en Porto Alegre, Brasil. La lucha contra compañias como Coca-Cola, Nestlé, Monsanto y otras se ha convertido en una de las banderas principales de los altermundistas, situación que originó que el ex presidente Zedillo los calificara como “globalifóbicos” y en la cumbre alterna los han llamado incluso “hidrofóbicos”, derivado de la violencia ocurrida en la marcha por la defensa del agua.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 3/19/2006 08:57:00 AM