José Luis Calva Zepeda, “El Caníbal” (1)

 
0 Me late
¡Gracias!

David Saúl Vela
(Texto publicado en Diario Monitor)

José Luis Calva Zepeda, El Caníbal, sólo tuvo a Elia, su madre, y con ella su niñez fue infeliz, ese fue detonante de su personalidad criminal pues psicólogos aseguran que los vínculos de un niño con sus padres, son esenciales para el desarrollo. Desde muy pequeño su madre lo maltrató, sufrió la ausencia de su padre, tuvo carencias afectivas y económicas, padeció abusos, rechazo, frustraciones…

“Niño, eterno Ser de Luz. Distancia más corta entre La Verdad y El Amor: Edad Eterna del Alma. Ser niño es ser feliz, es ser independiente de los demás para así poder conformar tu propio mundo”.

Así escribió este hombre de 38 años, en su libelo La Noche Anterior, el último que terminó fuera de prisión y el cual refleja una dualidad hacia su madre. Por un lado, el resentimiento que le tiene y por el otro, la necesidad de que ella lo acepte.

Es un texto motivacional que marca la lucha interna del hombre entre la derrota y el triunfo, el bien y el mal, la vida y la muerte… Los personajes en los seis breves relatos, son Gabriel (niño, joven y adulto) y su madre… En uno de los textos del cuento La Luz Que Ciega narra:

—¿Que pasa contigo Gabriel? ¿Qué vas a ser de tu vida? ¡No estudias, no trabajas! ¡Por las noches no se dónde te metes! ¡Ya pasas de los veintitrés y estás echando a perder tu vida! ¿Qué es lo que te pasa hijo?
—¡No me molestes mamá! Tu no puedes entenderme porque ya estas vieja!

En contra parte, en El Canto del Cenzontle, habla de un tierno encuentro madre-hijo en el que éste le confiesa la relación que inició con su primera novia y le pregunta cómo puede saber qué es el amor.

“Mira cielo, para el amor no existe un instructivo, ni escuela que lo enseñe, sólo debes saber escuchar el corazón”, advierte el relato de este ejemplar hasta ayer desconocido.

En la realidad —explica Patricia Payán, agente del Ministerio Público de la PGJDF, quien lo entrevistó–, el futuro de las relaciones sentimentales que iniciaba Calva Zepeda, dependían de su madre, quien daba el visto bueno a sus novias.

“El quería que le agradaran. Le llevaba las novias a su madre y le decía: mira mamá conocí a ésta muchacha. Si le decía está bien, seguía la relación; cuando no le parecían, las terminaba”, relata Payán.

Verónica Consuelo Martínez, una de las mujeres a las que descuartizó, nunca le cayó bien a su mamá; por el contrario, Olga Lidia, sobrevivientes de este hombre, sí era bien vista.

ODIO A LAS MUJERES

Las malas experiencias con las mujeres están detrás de la inspiración y detalles que El Caníbal, utilizó para conquistarlas. En su forma de ser y actuar esconde un odio hacia ellas.

Al maltrato de Elia, que el 5 de enero de 1976 le destruyó los juguetes en la cara por haber descubierto quiénes eran los Reyes Magos, se suma el abandono de su esposa que lo engañó con su amigo y socio de negocios.

Él abusó de dos niñas y se le acusa del homicidio de cinco mujeres, a las que presuntamente desmembró. Se presume que la última de ellas, Alejandra Galeana Garabito, una madre soltera de 32 años, le quitó la carne para probarla.

El autodenominado poeta y escritor, se casó y logró tener una hija, pero su matrimonio no funcionó, cada quien se fue a vivir por su lado.

Luego se dedicó a trabajar en un templo de sanción donde hacía limpias y conoció a una mujer con quien hizo un contrato para que en vez de dinero, le pagara con hijos sus curaciones. La mujer aceptó y luego de algún tiempo tuvieron dos hijas, actualmente una de 10 años y la otra de 8.

A raíz de este contrato, Calva Zepeda vivió con esa mujer durante siete años y medios, lapso en el que él logró tener una empresa de seguridad y adquirió una flotilla de taxis. No obstante, en 2001 su socio le hizo una jugarreta, lo estafó y lo llevó a la quiebra. Luego su mujer abandonó la casa para irse a vivir con su novio, que resultó ser el estafador, llevándose con ella a las
niñas.

“Esto es un desencadenante. Desde ese año se comenzó a encontrar en el estado de México restos de mujeres desmembradas, a veces no hallaban la cabeza, aveces las extremidades, ya investigan Calva Zepeda por esos crímenes”, aseguró Payán.

La ausencia de sus hijas le generó una fijación sobre los niños. Sin vivir con bebés, tenía en su casa una cuna y ropa que le regalaron sus hermanas y su mamá. Deseaba otro hijo, pero desde 2001 no lo logró.

“Cuando le conté que tenía tres hijos, me dijo se buena madre, cuídalos mucho, que nadie maltrate a tus hijos”, narró Verónica Ramos Guerrero, una de las dos sobrevivientes conocidas a los instintos criminales de Calva Zepeda.

“Dios soy yo”

Los especialistas que han analizado su comportamiento advierten que El Caníbal presenta un trastorno de la personalidad y representa un peligro social. Seductor y manipulador. Es egocéntrico, intolerante al rechazo, un elegido de Dios.

“Dedico estas palabras a la creación más grande del universo (que soy yo)”, escribió, en cada una de sus obras, entre las que se encuentran Instintos Caníbales, Réquiem Por Una Alma Perdida, Prostituyendo Mi Alma y La Noche Anterior, entre otras obras de José Zepeda, pseudónimo con el que los firmaba.

En sus escritos se dejan ver como una persona con frustraciones y rencores, principalmente hacia su pasado, a su familia de la que, él mismo dice, tuvo que autoexiliarse.

Su debilidad, su vida adversa, despertaron en Calva Zepeda un mecanismo de auto defensa, de control hacia los demás, los transformaron en un hombre con aires de grandeza…

“Si tuvo una vida adversa, su mente se transformó en lo contrario para poder sobrevivir y entonces cree que es un elegido de Dios, eso le ayuda a tener mayor control sobre los otros, a sentirse menos vulnerable” dijo la especialista Valentina Rabadán.

José Luis Calva Zepeda, El Caníbal, se siente puro al grado de que le hacía limpias a sus parejas sentimentales para quitarles los pecados y que fueran dignas de él.

Así lo plasmó en los escritos y dibujos que fueron encontrados en su casa. Así se expresó cuando fue detenido el pasado 8 de octubre tras ser descubierto el homicidio de Alejandra Galeana Garabito.

“Me aventé de un cuarto piso, pero la mano de Dios me detuvo. Posteriormente me atropelló un auto, y la mano de Dios me detuvo. ¿Qué significa esto?, que soy una persona importante para el jefe”.

Especialistas advierten que esta es una característica que se ha encontrado en los homicidas seriales estudiados a través de la historia y quienes dicen tener contacto con Dios.

Patricia Payán, agente del Ministerio Público de la Procuraduría capitalina, reveló que en el interior del departamento de Calva Zepeda fueron encontrados dibujos, fotografías, objetos y restos de rituales, que evidencias un apego a la religión.

Explicó que uno de los dibujos encontrados en las paredes del inmueble, localizado en Mosqueta, 198, interior 17, en la colonia Guerrero, esta hecho a lápiz y representa la última cena.

“Es la visión de Calva Zepeda sobre La Ultima Cena. Hay 10 platos, en medio el más grande, y una figura, sin rostro, de brazos extendidos. No hay apóstoles. Cuando le pregunté, efectivamente, me dijo que representaba la última cena y que los apóstoles estarán representados por los comensales que se sienten a su mesa. Esto significa que él es Dios, por eso la figura no tiene cara”, explicó Payán.

Otro dibujo encierra un doble significado en la misma imagen: un árbol frondoso y un jardín, aunque también muestra la imagen del demonio. “Es una característica de los asesinos seriales, tienen imágenes o contactos con Dios, no sabemos cuál era su estado cuando lo dibujó, si traza primero el árbol o el demonio”.

En un tercer grabado, se observa en la parte superior una nube, unas alas y una flor. “La representación del cielo y de la libertad, pero, al igual que el dibujo anterior, demuestra que es egocéntrico”.

Recordó que sus novias dijeron que éste les realizaba limpias con alcohol y hierbas, para liberarlas de todo pecado y que fueran dignas de él.

“De hecho, él mismo se lavaba los genitales cada que podía, antes de tener relaciones sexuales, después, antes de dormir y llegando a su casa”.

(Continuará….)


Publicado por Sr. nagual para La guarida del nagual el 10/29/2007 01:27:00 AM