Proyectos de la derecha y de Norberto Rivera

 
0 Me late
¡Gracias!

Saludo a los lectores de La Guarida del Nagual y respondiendo a una invitación, me permito comentar algunas acciones y proyectos de la derecha católica en el poder.
Es la fuerza más antigua de las que existen en México y en AL, pues sus raíces se remontan a la época colonial, y busca el predominio político de la jerarquía católica y la defensa de intereses económicos.
La genealogía de los grupos derechistas muestra cómo varios de los que están activos se remontan hasta fines del siglo XIX y principios del XX, como los Caballeros de Colón, o a épocas decisivas para la lucha ideológica, como el propio Partido Acción Nacional, surgido en 1939, al inicio de la segunda guerra mundial, en un clima de efervescencia de las fuerzas derechistas simpatizantes del Eje, como fue el caso unos años antes, de la Unión Nacional Sinaarquista.
Lo que parece novedoso, pero es previsible, es el resurgimiento de organizaciones y personajes de esa rancia tradición. Tan sólo en 2007, se consolidó la posición en el PAn de Carlos Abascal, hijo del principal dirigente de la UNS, Salvador Abascal, un hombre que abiertamente proclamaba su identificación con los ideales de la Colonia y con el franquismo español; asimismo, intentó resurgir el partido Sinarquista, con el patrocinio de empresarios católicos como Lorenzo Servitje, también patrocinador del PAN, y volveron a aparecer los Caballeros de Colón, como grupos de choque al servicio de Norberto Rivera.
La persistencia de la derecha católica no es un fenómeno nacional, sino internacional y sobre todo latinoamericana. Ha logrado prevalecer en el subcontinente al grado de que la gran mayoría de sus países tienen leyes que privilegian a la jerarquía católica. Una de las excepciones a esa situación (junto con Nicaragua y Cuba) ha sido México.
La prioridad de la jerarquía, y en esa medida de la derecha católica, es destruir el laicismo mexicano, haciendo la situación del país análoga a la que se ha vivido en otras naciones, donde se consolidó el poder conjunto de empresarios, militares y jerarcas católicos.
Su agenda, a la que llama “defensa de la libertad religiosa”, incluye la educación confesional en las escuelas públicas, el abierto control de medios electrónicos, el acceso a cargos públicos y la presencia oficial del clero en el ejército, mediante las llamadas “capellanías militares”.
Calderón ha sido mucho más activo que Fox en su apoyo a las pretensiones del clero, de tal suerte que en lo que en su primer año de gobierno, ha estado fortalciendo la presencia institucional del clero, al grado de que hay una colaboración de elementos del Estado Mayor Presidencial en proyectos clericales, como es la llamada capellanía instalada en Legaria y Periférico a un costado de Sedena.
Además, es muy importante para los jerarcas criminalizar las protesas contra ellos, como lo está haciendo Norberto Rivera, al arremeter contra los periodistas e incluso al perseguir judicialmente a quienes se atreven a salir a la calle con pancartas contra los abusos clericales. (véase el artículo transcrito al final de estos comentarios.
Para ello, el jerarca cuenta con el apoyo del gobierno de Fecal y con la complicidad de los grandes medios de comunicación.
La jerarquía católica (se entiende: la que tiene el poder, la que hace prevalecer sus intereses, al margen de casos excepcionales de algunos buenos obispos) también apela a la desorientación o incluso al oportunismo de sectores de la izquierda, que pueden prestarse a satanizar las protesas abiertas contra el clero, o a tratar de congraciarse con personajes como Rivera.
El año próximo, será crucial en la defensa del estado laico y de las libertades individuales. Al sentirse más seguro, el gobierno federal y el PAN tratarán de imponer las reformas que pide el clero e incluso serán más activos para anular conquistas como la despenalización del aborto en la ciudad de México.
Todos los que estemos interesados en esa defensa, habremos de jugar un papel, sea en la investigación y la comunicación, o en la participación directa en las protestas contra el activismo clerical, pero es previsible también que un sector del mundo político y académico, aún diciéndose “juarista” y “de izquierda”, procurará defender a la jertarquía en momentos clave, para luego volver a adoptar su consuetudinario disfraz.
Más que de teorizaciones, especulaciones y divagaciones, serán momentos de acciones históricas, donde cada quien asumirá sus convicciones.

Este es el artículo anexo (kaosenlared.net):

América Latina – México – Heterodoxias – Opinión – Solidaridad
México: Cardenal persigue a sus críticos
El cardenal Norberto Rivera pretende encarcelar a quien se atreva a denunciar en la calle sus abusos, o a defender el estado laico.
Julia Klug (Para Kaos en la Red) [19.12.2007 00:54] – 73 lecturas – 3 comentarios

ampliar
El cardenal contra Juárez

El arzobispado persigue a sus críticos
Julia Klug Archila

Apoyado en el contubernio que existe entre la jerarquía católica y el gobierno espurio, y en el temor de sectores de la izquierda ante las reacciones clericales, el arzobispado de México pretende perseguir judicialmente a quienes nos atrevamos a criticarlo.

De acuerdo con información publicada por el diario Milenio, en su edición electrónica, el pasado domingo 16 de diciembre en Catedral, el presidente del Colegio de Abogados Católicos, Armando Martínez, anunció mi inminente consignación, señalándome como la persona que en octubre pasado “encabezó la protesta en la que se agredió la camioneta en la que iba a bordo el cardenal Norberto Rivera”.

Según Martínez, antes de que termine el año seremos consignadas varias personas que hemos participado en protestas en Catedral, y en mi caso alega que he discriminado al cardenal, por haber manifestado según él “mi intolerancia a sus ideas religiosas lo cual, añadió, es sancionado con uno a tres años de prisión, aunque es conmutable”.

En realidad, en la protesta del 7 de octubre de este año, fuera de Catedral, fui atropellada al igual que otras personas por la camioneta blindada de Norberto Rivera, como se muestra en la fotografía que acompaña a este texto.

No fuimos los agresores, sino los agredidos pues el vehículo del jerarca nos embistió, lanzándose de frente contra la efigie de Juárez que sostenía entre mis manos.

Otras pancartas que llevábamos criticaban los abusos de jerarcas católicos, su intervención en asuntos políticos y su constante ataque al estado laico, con demandas como la modificación del artículo 24 constitucional y la implantación de la educación religiosa en las escuelas públicas.

Manifestábamos nuestroapoyo al legado juarista, que es fundamento de nuestras libertades, entre ellas la de expresión, y criticamos a la jerarquía católica no por sus doctrinas religiosas, sino por sus abusos y su injerencia en política.

Por el contrario, tradicionalmente, han sido instancias y publicaciones clericales, como Desde la Fe y anteriormente Nuevo Criterio, quienes lanzan campañas de odio contra las mujeres que abortan, a las que demandan llevar a la cárcel, y contra los homosexuales, a cuyos derechos familiares se oponen.

Reitero que mi lucha, compartida por muchos mexicanos y mexicanas, es en defensa del estado laico y contra los abusos clericales, protestas que el arzobispo quiere criminalizar y contra las que desde el poder se ha desatado un clima de terror.

El pasado viernes 14 de diciembre, durante las protestas ante la SCJN por la exculpación de Mario Marín, un elemento del Estado Mayor Presidencial vestido de civil, me identificó a gritos ante varios de sus compañeros, señalándome como “una de las que está contra el cardenal”.

La sociedad mexicana, consciente de sus derechos y valores, decidirá si permite o no que se implante una tiranía clerical donde disentir del arzobispo sea un delito, y la pederastia de clérigos y funcionarios una garantía tutelada por los jueces.


Publicado por Edgar González Ruiz para La guarida del nagual el 12/19/2007 04:19:00 PM