11-11-11

 
0 Me late
¡Gracias!

Isaac Bigio

A las 11 horas del día 11 del mes 11 (Noviembre) de 1918 cesó la I Guerra Mundial (iniciada en 1914) Esta llegó a ser la mayor carnicería bélica de la historia, sólo superada en sangre por la II Guerra Mundial (1939-1945).

Desde entonces cada 11 de Noviembre el Reino Unido conmemora a sus casi dos millones de muertos ocurridos en aquellos dos grandes conflictos así como a los 16,000 que han tenido en todas las guerras de las últimas seis décadas.

Nuestras simpatías con todos nuestros hermanos británicos que sufrieron el horror de esas matanzas y que perdieron familiares en ello. Muchos recalcarán el rol del Reino Unido para haber forjado el actual modelo global democratizante y liberal. Sin embargo, lo que motivó a dichas guerras fue la necesidad de abrir más mercados o dependencias para una u otra potencia.

Para muchos las tropas británicas ayudaron a derrotar al ‘fascismo’ y al ‘comunismo’ y hoy vienen combatiendo al ‘fundamentalismo’. Para otros éstas han defendido a un imperio. En el Tercer Mundo hay muchos quienes reivindican a los independentistas de la India, Malasia, Egipto y otras ex colonias que se enfrentaron a los soldados de su majestad.

En América Latina la herida de la guerra delas ‘Malvinas’ sigue abierta. El conflicto de hace 25 años encontró a toda esa región (salvo Chile de Pinochet) respaldando a Argentina, quien aún reclama esas islas. Hoy uno de los principales aspectos de la celebración de ayer fue honrar a los más de 200 británicos caídos en recuperar las ‘Falklands’.

En estos días es usual ver a muchas personas que se colocan una flor roja en su solapa para mostrar su solidaridad con los caídos, aunque ello no se ve dentro de la mayoría de los latinoamericanos u otras minorías étnicas de estas islas. Muchos irlandeses tampoco comparten ello y en las celebraciones oficiales se pudo ver como en éstas participaba el unionista primer secretario de Irlanda del Norte (Paisley) pero no lo hacía su vice (el nacionalista McGuinness).

Honramos las tumbas de los caídos y esperamos que no haya más soldados británicos muertos en conflictos. Esto último podría ayudar a lograrse si Londres decidiera no envolverse en nuevas ocupaciones que encienden la hoguera y que también generan tantos problemas de seguridad interna.

El 11-11 y los inmigrantes

Un hecho que llama la atención es que un alto número de las bajas británicas en esas guerras fueron de soldados y civiles de minorías étnicas o de antiguas dependencias. Ese porcentaje es mayor al que hoy conforman los ‘inmigrantes’ que viven en el Reino Unido. Varios de los guerreros más aguerridos en pro de UK han sido no británicos. Los gurkas (que vienen de aldeas campesinas del Himalaya y que son tan parecidos en raza y costumbres a los de muchos pueblos andinos) están considerados como los mejores soldados de su Majestad. Resulta una contradicción el hecho que en momentos en que más se acepta que una gran proporción de quienes murieron por Reino Unido fueron ‘no británicos’, es cuando se fomentan más medidas contra quienes descienden de ellos o quienes son inmigrantes.Una de las mejores garantías para que UK se fortalezca tanto económica como humanamente es tratar a los inmigrantes con respeto e igualdad. La historia muestra que cada vez que UK trata a una de sus minorías con cierta dureza (como ha pasado con los irlandeses y hoy pasa con los musulmanes) es que se incita al terror, al racismo y a la violencia.

Antártida

A 25 años de la guerra de las Malvinas Reino Unido genera choques en la región austral. Argentina le cuestiona por querer explotar hidrocarburos en dichas islas que afirma que le fueron arrebatadas en 1833. Las tensiones ahora se han extendido a Chile, pues Londres anunció querer anexarse un millón de Kms. 2 de la Antártida afectando los reclamos de esa república y de Argentina, los únicos países que han tenido bebés suyos nacidos allí.

Muchos países reclaman la soberanía de franjas del continente helado (incluyendo Perú) pero aún no hay un consenso mundial sobre ello. Después del 13 de Mayo del 2009 la ONU podría arbitrar ello realizando el último reparto territorial de la superficie terrestre.

Según el Tratado de 1959 el Polo Sur se mantiene como el único continente donde no puede haber armas de guerra, desechos tóxicos u explotación de minerales, y que debe mantenerse 100% destinado a la ciencia y al turismo. Sin embargo, debido a los altos precios del oro negro y otros metales, hay intereses que pugnan por abrir la Antártida y sus mares circundantes a transnacionales que extraigan sus recursos.



Publicado por Sr. nagual para La guarida del nagual el 11/13/2007 12:06:00 AM