Guerra imperialista

 
0 Me late
¡Gracias!

La derecha en guerra:
Más soldados de El Salvador a Iraq.
Edgar González Ruiz

El pasado 7 de agosto, el presidente salvadoreño Elías Antonio Saca, abanderó al noveno contingente militar de este país que viajará a Iraq para colaborar con las tropas de ocupación de Estados Unidos.
Dicho contingente está comandado por el coronel de artillería José Atilio Benítez, que el martes 7 de agosto recibió la bandera nacional de manos del presidente Saca, quien deseó a los soldados “Que Dios bendiga sus pasos, que Dios les brinde la fuerza y capacidad para entregar lo mejor de sí al pueblo iraquí, convencidos de que cuando les sirvamos a ellos honramos a nuestra patria y hacemos la voluntad del padre celestial”.
Sin embargo, el próximo 31 de diciembre vence el permiso otorgado por la Asamblea Legislativa para que el Gobierno mantenga tropas en Iraq, por lo que Saca tendría que pedir una prórroga si quiere seguir interviniendo en ese país.
Esta remesa de soldados salvadoreños incluye a 40 veteranos de la guerra de Iraq, como el cabo Juan Carlos Rodríguez, quien también viajó a ese país en 2003. “Gracias a Dios aquí estamos y aquí vamos de nuevo”, dijo, y señaló que en su primera misión se dedicó a las labores de adiestrar a la nueva fuerza policial y militar. “Vamos con Dios y en paz. Eso es importante porque Dios nos cuida”, dijo.
Gobernado por el ultraderechista partido ARENA, El Salvador ha participado desde 2003 en la guerra de Iraq en apoyo a EU, para lo cual se creó el Batallón Cuscatlán el 27 de junio de ese año, que a la fecha, es el único cuerpo militar latinoamericano en Iraq.
El 12 de agosto de 2003, partió su primer contingente, formado por 360 hombres, con experiencia en combate, armados con fusiles y ametralladoras ligeras y especializados en ramas como el paracaidismo y combate antiterrorista, entre otros.
Desde entonces, han muerto cinco soldados salvadoreños y una veintena más han resultado heridos. Entre los decesos se cuenta el del joven Natividad Méndez Ramos, de apenas 20 años, quien murió durante un ataque de patriotas iraquíes contra las tropas extranjeras.
El Frente Farabundo Martí, al igual que sectores pacifistas, han exigido al gobierno salvadoreño retirar sus tropas de Iraq, presencia que la derecha en el poder justifica como una labor ´”heroica”, de “reconstrucción” y de “protección a la población civil.
Paradójicamente, aunque la Iglesia Católica dice defender la vida “desde la concepción” apoya la intervención militar, al grado de enviar a capellanes para garantizar que los soldados estén dispuestos a combatir.
El primer contingente de soldados salvadoreños viajaron acompañados del “padre” Óscar Armando España, un sacerdote católico, que se ofreció como voluntario, con el apoyo de sus superiores: “Me dijeron que si yo quería ir, pues que no había problema”. Antes de salir a la guerra, el religioso explicó que a los soldados “No se les puede exigir un rendimiento físico si no andan bien moralmente”.
Los sucesivos contingentes de soldados salvadoreños que combaten en Iraq han estado acompañados de un capellán que ostenta el grado de mayor o de capitán del ejército.


Publicado por Edgar González Ruiz para La guarida del nagual el 8/08/2007 12:29:00 AM