Narrativa de un retrato: El Che de Korda

 
0 Me late
¡Gracias!

Cuando el 5 de marzo de 1960, en La Habana, el fotógrafo cubano Alberto Díaz Gutirérrez, “Korda”, tomó la placa anterior a Ernesto Rafael Guevara de la Serna, “El Che”, jamás se imaginó que su gráfica recorrería el mundo y se haría famosa.
Con motivo de ello, el gobierno de Distrito Federal montó la exposición Narrativa de un retrato: El Che de Korda compuesta por más de 100 objetos, entre ellos fotografías, playeras, vasos, banderas, libros y estampas en el Centro de la Imagen, ubicado a un costado de la Biblioteca México, en la Plaza de la Ciudadela.
Esta exposición es acerca de una sola fotografía y supone el trabajo de la curadora Trisha Ziff, quien durante cuatro años visitó 30 países, en los que recogió cualquier imagen que aludiera a la histórica imagen de la que se ha dicho, es la más reproducida en la historia de la fotografía.
Publicada hasta después de la muerte del Ché , laversión recortada de este retrato se volvió un ícono para la generación del 68. Reproducida en murales, posters y camisetas se convirtió en un símbolo de rebeldía y sigue siendo un ícono para la juventud no afiliada a las tendencias políticas principales en Europa, los Estados Unidos y Latinoamérica.
En los años ochenta y noventa esta imagen fué utilizada en el primer mundo como lo “chic radical” para una generación que sabía poco o nada acerca de la persona o la postura ideológica del hombre detrás del retrato. La imagen apareció en productos de prestigiosas marcas de cervezas, vodka, relojes y ropa, e incluso tatuada en el vientre del boxeador Mike Tyson.
Trisha Ziff comentó que sigue sin entender porqué la imagen tomada por el fotógrafo cubano cayó en un “boom” comercial, pues desde los años 90 ha sido una de las más vendidas en el mundo, e incluso modificada para darle diverso sentidos como en el caso del “chepillin”.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 3/25/2006 02:16:00 PM