Segunda marcha de repudio a Marín

 
0 Me late
¡Gracias!

Cuando, en diciembre pasado, Mario Marín decidió colaborar con el empresario textil Kamel Nacif Borge, en su venganza contra la periodista Lydia Cacho, por exhibilo y relacionarlo en los casos de pederastia desarrollados por Jean Kuri, nunca imaginó que desataría una avalancha que probablemente desembocará en su destitución.

Dos marchas con miles de personas en un mes son síntoma del desencanto y del malestar que provoca entre la ciudadanía la actitud cínica de su mandatario, quien, al más viejo estilo de la clase política mexicana, se ha aferrado a un cargo, que los electores que votaron por él debido a muchos factores, como el predominio del Partido Revolucionario Institucional en la entidad y los cacicazgos locales firmes, que sostienen una estructura que parece diluirse con el “preciosogate”.

A nivel local, la primera insurrección de las alas contrarias a la estructura priista ocurrió en Tlaxcala, cuando el PRD aceptó la candidatura de Alfonso Sánchez Anaya, quien en la lógica del enojo por no resultar el elegido del Revolucionario Institucional y se pasó con los adversarios, quienes le dieron cabida con su esposa, María del Carmen Ramírez, quien eventualmente llevó a la debacle electoral al partido del sol azteca, por quererse aferrar a una candidatura ilegítima. Esta situación le dio la oportunidad a Héctor Ortiz ocupar el cargo en la entidad.

Pero Puebla se mantenía como un bastión del tricolor con el recuerdo de cacicazgos firmes como el de Manuel Bartlett; empero, el ala madracista colocó a Mario Marín como gobernador, pues el “precioso” es uno de los operadores más importantes del tabasqueño en el centro del país. Lo que no previeron al dar a conocer la forma de operar del mandatario poblano, fue que a unos días solamente del escándalo, el asunto de las grabaciones les contaría ocho puntos en las preferencias electorales.

El asunto se le salió de las manos a Marín, quien pensó que con el paso de las semanas, los medios de información y la ciudadanía se olvidarían del asunto; incluso, durante los primeros días solicitó el apoyo de acarreados para manifestarse a su favor. Pero al parecer la ciudadanía poblana, que en general es conservadora, salió a manifestarse el 26 de febrero pasado en un ejemplo de lo que la sociedad quiere: la renuncia de Marín.

Lo cierto es que ni la creación de una fiscalía contra la pederastía ni el promocional que difundió en televisión han servido para reducir la anadanada de críticas y la petición de que deje el cargo. En Internet, un sitio fue creado ex profeso para la difusión cotidiana de las andanzas del gober precioso , que ha recibido cuando menos 30 mil visitas únicas. También aparecieron los juegos de tepocatas.com y uno más en aguas.vip.com, y así muchos cartones y críticas que no sacan del candelero a Marín Torres. Todos, como le dijo Carlos Loret en sus narices: no le creen.

Así las cosas, este domingo unas 10 mil personas tomaron otra vez las calles de Puebla, para demandar la renuncia del gobernador Mario Marín Torres, involucrado en un escándalo tras la revelación de grabaciones donde presuntamente pactó con el empresario Kamel Nacif Borge la detención de la escritora Lydia Cacho Ribeiro.

La manifestación programada a las 11:00 horas, que partió en el Paseo Bravo, culminó con un mitin en el zócalo de la ciudad, donde integrantes del Frente Cívico Poblano calificaron al mandatario como
un persona indigna de ocupar el Poder Ejecutivo.

Ricardo González Gutiérrez, coordinador de Redes Ciudadanas, aseguró que la ciudadanía ya no soportará más a un mandatario como Marín Torres, debido a que su comportamiento lacera a la sociedad y al estado.

Esta es la segunda marcha en contra del gobernador poblano, después de las del 26 de febrero en la cual participaron más de 50 mil personas, motivadas por el escándalo originados por la presunta conversación difundida el 14 de febrero.

De acuerdo con ella, la plática de Marín con el empresario Kamel Nacif Borge, fue para confabularse con la aprehensión y violación de la periodista Lydia Cacho Ribeiro, ocurrida en diciembre de 2005.

En su libro “Los Demonios del Edén”, la escritora relaciona al textilero con la protección al líder de una red de pederastas preso en Estados Unidos, por lo que fue demanda por difamación y calumnia.

A cambio de su aprehensión, Nacif Borge promete al Ejecutivo estatal “dos finísimas” botellas de coñac. Por ello, Cacho Ribeiro denunció penalmente a Marín Torres por tráfico de influencias, abuso de autoridad, intento de violación, amenazas y lo que resulte.

La marcha de este domingo también ocurrió luego de que integrantes del Frente Cívico Poblano detuvieron a dos personas que la noche del miércoles espiaban al propio Frente Cívico, y por lo cual fueron retenidos y acusados de espionaje a favor de Marín Torres.

Esa noche y al día siguiente el vocero oficial de Marín Torres, Valentín Meneses Rojas, negó tajantemente que la autoridad estuviera espiando, e incluso, además de condenar esas actividades, añadió que ese no era el estilo del gobierno marinista.

Sin embargo, al día siguiente el secretario de Gobernación, Javier López Zavala, reconoció que los detenidos sí trabajaban eventualmente para el Consejo de Seguridad Pública del Estado, contratados por el titular Alejando Fernández Soto.

Ese mismo día -viernes 24 de marzo-, la autoridad estatal admitió lo que dos días antes había negado: que si era suya la unidad equipada con tecnología para interceptar llamadas, cuya propiedad había sido esgrimida por Gabriel Alós, propietario de un periódico llamado TV Mundo.

En la manifestación de este día, la mayoría de la gente que participó no se quedó al mitin en el zócalo, pues muchos prefirieron hacer el recorrido pero ir a comer en familia a los restaurantes cercanos, así como aprovechar la ida al centro para hacer compras.

También participaron diversos políticos del Partido Acción Nacional (PAN), pero en calidad de ciudadanos, así como dirigentes sociales y de la Benemérita Universidad Autónoma de Puebla (BUAP).

Aunque comenzaron a marchar pocos, durante el trayecto se sumaron muchas personas que salían de las calles aledañas, con pancartas, mantas y altoparlantes, con consignas como: “Gober precioso, eres un mafioso”. En una buena lectura política, lo que debería hacer Marín es presentar su renuncia, pero habrá que esperar a ver qué es lo que sigue en este, el “preciosogate”.



Posted by nagualito to La guarida del nagual at 3/26/2006 06:47:00 PM