Atacan restaurante mexicano en EU

 
0 Me late
¡Gracias!

Mientras los líderes republicanos de la Cámara de Representantes y el Senado de Estados Unidos acordaron realizar esfuerzos para alcanzar una solución al problema de la inmigración ilegal, un grupo de antiinmigrantes intentó incendiar un restaurante mexicano en las montañas fronterizas de San Diego en represalia por el Día Nacional de Acción por la Justicia a los Migrantes.

Según reportó la agencia Notimex, el restaurante “Mariachi Mexican Bar and Grill” fue atacado por desconocidos y que recibió amenazas telefónicas a la hora en que se desarrollaban las marchas de protesta proinmigrantes en más de 60 ciudades del país vecino.

Conrad Grayson, jefe de Investigaciones de Incendios del Departamento del Alguacil de Condado de San Diego, indicó que el atentado “es una forma de contraprotesta por las marchas” de latinos y activistas proinmigrantes.

“Nunca tuvimos problemas con ningún cliente. Aquí nos conocemos todos. Mis clientes llaman a mi madre “mama””, dijo Lailani Ontiveros propietaria del comercio ubicado en Janul, un poblado en una zona rural a unos 60 kilómetros al este del centro de San Diego.

“Preliminarmente, este es un incendio provocado en respuesta a las marchas de protesta; la versión oficial la tendremos al detener a los responsables y lo confiesen. Por ahora lo puedo apostar, es un delito por represalia”, dijo el sargento Grayson.

“He vivido 65 años en este país y puedo asegurarlo: cuando hay manifestaciones siempre aparecen contramanifestaciones, pero algunas personas deciden ir un paso más allá, tal vez por llamar la atención o provocar si es un grupo pequeño”, dijo Grayson.

En tanto, el número de mujeres mexicanas despedidas en Detroit tras participar en una marcha pro-inmigrante pasó de 15 a 21, informó el cónsul de México en esa ciudad, Miguel Meza Estrada, quien detalló que recopilan información para negociar con la empacadora Wolvering Packing, donde trabajaban las connacionales.

Meza Estrada manifestó que un caso previo de despido de seis trabajadores mexicanos por haber faltado al trabajo el día de la marcha (27 de marzo) “ya fue solucionado mediante el diálogo y una buena comunicación entre las partes”.

Preciso que en el caso de las mujeres afectadas, ahora “es necesario mejorar la comunicación entre ellas y el empleador y viceversa (.) para evitar malos entendidos”.

La empresa sostiene que las empleadas, todas mexicanas y algunas de ellas indocumentadas, fueron avisadas de que su presencia a trabajar el día de la marcha, el 27 de marzo, era indispensable, o de lo contrario perderían su empleo.

Además del Consulado, activistas en el estado de Michigan buscan también reinstalarlas en sus labores, que en algunos casos desempeñan desde hace más de cinco años.

“Estamos trabajando para tratar de que se haga justicia a las personas afectadas por defender sus derechos”, dijo este martes Elena Herrada, defensora de los derechos de migrantes en Detroit.

Las trabajadoras y la señora Herrada aseguran que no hubo aviso previo de la compañía empacadora, Wolvering Packing, y que la represalia de la empresa viola sus derechos laborales.

“Si se les hubiera avisado, nunca habrían dejado de ir a trabajar, la gente no quiere perder sus empleos, el sustento de sus familias”, precisó Herrada.

Otra activista local, Edith Castillo, quien encabeza la organización, Latinoamercianos por el Desarollo Económico y Social, fustigó lo que a su juicio fue una decisión “abusiva y violatoria de los derechos de los migrantes”.

“No podemos permitir ese tipo de abusos a nadie, y menos a gente que lo único que hace es expresarse sobre un tema que les afecta profundamente”, acotó.

El administrador de la planta, Jay Bonahoom, sostiene que hasta donde la compañía sabe, las empleadas de la empresa fueron contratadas vía una agencia intermediaria, Minuteman Staffing, que les garantizó que todas tenían un estatus legal.

En este contexto, los jefes congresionales indicaron en un comunicado que estarían dispuestos a reducir la criminalización impuesta en otro proyecto republicano contra la inmigración ilegal, incluso considerar que las penas sean solo multas menores.

En texto distribuido la tarde del martes, indica que “sigue siendo nuestra intención el generar una iniciativa sólida de seguridad fronteriza que no considere un delito grave la presencia ilegal de alguien en Estados Unidos”.

El acuerdo del cuerpo legislativo republicano se produce después de las masivas movilizaciones en las principales ciudades estadunidense de millones de inmigrantes que pidieron una reforma migratoria justa y equilibrada.

Los republicanos impulsaron en diciembre pasado en la cámara baja una iniciativa de ley que criminaliza la inmigración indocumentada y endurece las medidas migratorias con el fin de reforzar su seguridad en las fronteras.

No obstante, ese proyecto fue la piedra de toque para iniciar las movilizaciones de inmigrantes y el repudio a la medidas aprobadas por los republicanos, que ahora culpan a los demócratas de no querer alcanzar un acuerdo para un reforma migratoria.

La bancada republicana culpa a los demócratas de no aprobar una enmienda que hubiera reducido las sentencias por la entrada ilegal a seis meses.

El debate sobre la migración se ha convertido en un asunto de interés nacional y a polarizado al país, luego que en el Senado los demócratas impulsaron un proyecto que legalizaba al menos siete millones de inmigrantes.

En el texto, firmado por los líderes republicanos del Senado, Bill Frist y de la cámara baja Dennis Hastert, se menciona que en cambio los demócratas votaron para criminalizar a todos los que permanecen en forma ilegal en el país.

En el Senado quedó congelado un proyecto que preveía legalizar a siete millones de indocumentados y creaba un programa temporal para trabajadores agrícolas, entre otros puntos.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 4/12/2006 03:46:00 AM