Izquierdas

 
0 Me late
¡Gracias!

Roberto Cortez Zárate

El supuesto acercamiento entre Felipe Calderón Hinojosa y los presidentes de Venezuela, Hugo Chávez; Argentina, Néstor Kirschner; Brasil, Lula Da Silva, y Chile, Michelle Bachelet, se circunscribe más en una buena labor diplomática de la canciller mexicana, Patricia Espinosa Cantellano, quien ha cambiado las posiciones inauguradas en el sexenio foxista por Jorge Castañeda Gutman.
Espinosa ha manejado un bajo perfil mediático y ha conseguido que los presidentes llamados de la “izquierda reformista” hicieran visitas oficiales a México y que, derivado de sus buenos oficios, el propio comandante Chávez cambiara de actitud respecto del jefe del Ejecutivo mexicano.
En realidad, estos acercamientos diplomáticos forman parte de una política exterior que van más allá de las concepciones ideológicas, pues la posición geopolítica de México coloca a nuestro país es una posición de liderazgo y la puerta de entrada a Estados Unidos.
Lo cierto es que gracias a Espinosa, el gobierno mexicano ha logrado mejorar su posición frente a sus vecinos y, quizá, logre retomar el camino que en otro tiempo lo colocó como un referente importante ente los países de América Latina.
La posibilidad de incluir a nuestro país en un bloque comercial latinoamericano ha hecho que los reformistas de izquierda se hayan acercado al gobierno de México, necesitado de legitimidad luego de los resultados electorales de 2006, con lo que la relación internacional ha mejorado.
José Luis Rodríguez Zapatero, Michell Bachelet, Néstor Kirchner y Lula Da Silva, forman parte de una corriente política de izquierda denominada reformista, que supone la concreción de políticas de carácter social y reformas a las leyes fundamentales de sus respectivos países.
Se ha acusado a la izquierda reformista de ser tímida en los mecanismos de renovación de las instituciones en Latinoamérica. De hecho en casos como el chileno, Bachelet ha tenido que trabajar con el andamiaje institucional creado por el pinochetismo y las reformas han sido moderadas.
El otro ejemplo, la izquierda revolucionaria, ha llevado al poder a personajes como Hugo Chávez, Evo Morales, presidente de Venezuela, y Rafael Correa, en Ecuador, mismo que ha llevado a cabo importantes cambios de carácter social que han sido calificados como “populismo”.
Lo cierto es que el camino de la izquierda es sinuoso y difícil. Después de la caída del Muro de Berlín, en 1989, la ideología de izquierda ha adquirido otros matices y otras ideas, pero no ha podio integrar un cuerpo formal de carácter ideológico, al grado de que el Partido de la Revolución Democrática (PRD) de México, está por decidir aún si su ideología es en realidad de izquierda.


Publicado por Sr. nagual para La guarida del nagual el 8/15/2007 03:46:00 PM