La venganza del hijo del Tlalocmán

 
0 Me late
¡Gracias!
Serigio Arau es el productor y director de la película Un día sin mexicanos, que narra una hipotética posibilidad de que en Estados Unidos, ese día no hubiera ningún connacional que trabaje para los gringos; pero el buen “Tlalocmán” tiene una historia larga en la música contemporánea en México, principalmente al lado de sus compañeros Paco Barrios y Armando Vega Gil en la mítica agrupación Botellita de Jérez.
Hijo del actor y director Alfonso Arau, Sergio inició su carrera artística desde muy joven cuando a principios de la década de los ochenta, se juntó con los botellos y acuñó con ellos el famoso guacarrock, término utilizado para justificar las fusiones musicales en una época en que el rock tenía que ser en inglés o al menos “heavy” so riesgo de ser considerado grupera o de baja calidad.

Lo cierto es que la guitarra de Arau conquistó los corazones de los rockeros al combinar el sonido eléctrico de su lira con acordes como el de La Negra en aquella clásica: el charrockanrol. Luego de tres discos – Botellita de Jerez, La Venganza del Hijo del Guacarrock y Naco es Chido– y sentar las nuevas reglas en la incipiente escena rockera nacional, Arau se separó de los botellos para iniciar una carrera solista que duró tres primeros discos.

En 1989, Sergio Arau y los mismísimos ángeles, fue el proyecto musical que Arau inició en una compañía independiente, a la par de un antro denominado Rockotitlán, que inauguró a mediados de la década de los ochenta y se enroló en la publicación de su libro “La Netafísica” con grabados y dibujos de su autoría.

Fanático de la lucha libre, el autor expresa en su trabajo un nacionalismo –que quizá marcó a una generación—y su tendencia a manifestar expresiones luchísticas que quedaron grabadas en su disco debut y sus dos reversiones cuyos temas imprescindibles son Tres caídas, Cuando me dices que no, La invasión y el Son del Corazón.

“Chiquita, si no me vas a querer… no me ames”, es una frase acuñada durante las tocadas de Los mismísimos ángeles cuya cualidad radica en sus temáticas de amor y cosas peores, que llevan su amor al rastro y terminan por gritar “debería ser delito”, sobre todo cuando traen al diablo por dentro y se siente de hecho, que sólo algo peor que el amor es el desamor.

Luego de su primera incursión como solista, Rockotitlán se alió con la discográfica Warner, que distribuyó y colocó en la radio a varios grupos mexicanos como Kerigma, Consumatum Est, Crista Galli, El Juguete Rabioso o Ansia, entre ellos Sergio Arau, quien cambio a los mismísimos ángeles por una banda que se llamó La Venganza de Moctezuma, combinación que daría nombre a su segundo disco debut, con algunas rolas nuevas y versiones de las publicadas anteriormente.

A mediados de los noventa, Arau, ante el éxito no obtenido, hace su tercer intento con la compañía disquera Sony Music con el disco “Mi Frida Sufrida”, del que se desprendió un tema con el mismo nombre, algunas rolas conocidas en una tercera versión y una concepción de rock mexicanista presente en su versión de México Lindo y Querido. De cualquier forma, parece ser que como solista Sergio no tuvo el éxito que deseaba, por lo que decidió probar suerte en Los Ángeles, California, donde su hermano Fernando –chicho el de Cachun Cachún Ra Ra, para quienes recuerden la serie televisiva de los ochenta—y su padre habitaban.

El éxito llegó de la mano del grupo Café Tacuba, que en su disco Avalancha de Exitos rindió tributo a los botellos con su interpretación de Alarmala de Tos, cuyo video fue dirigido por Sergio, quien comenzaba su etapa como cineasta que se vio culminada en 1998 con la exhibición exitosa de Un día sin mexicanos.

Paradójicamente, el regreso en el ámbito musical de Sergio ocurrió en la grabación de El Último Guacarrock, en el Teatro Metropólitan de la Ciudad de México; después de aquella tocada, Sergio, Paco Barrios “el mastuerzo” –quien lleva carrera independiente—y Vega Gil –quien encabeza al Palomazo Informativo–, se han juntado para hacer alguna rola en dos películas y en los tributos a los Tigres del Norte y a Tin Tan, además se les ha visto juntos en algunas tocadas, donde salen a relucir los tiempos del primero Botellita, aunque Sergio no ha vuelto a lanzar material como solista.

Más información en Sergio Arau punto com.

Posted by nagualito to La guarida del nagual at 4/17/2006 07:04:00 AM