ORAPO, provocación burda e inútil

 
0 Me late
¡Gracias!

Por Jorge Lofredo

Porque su historia se agota en el mismo lugar donde comienza, es imposible intentar un acercamiento a la ORAPO (Organización Revolucionaria Armada del Pueblo de Oaxaca) sin encuadrarla en el significado político que su única acción ha producido.

Aún cuando su origen es desconocido, la ORAPO se convirtió en la expresión mas acabada de la provocación al conflicto oaxaqueño. Pero a la vez por burda e inútil. Burda, si se trata de un montaje, debido a que esta sola acción no alcanza para justificar una vorágine violenta por el contexto en que se desarrolla; e inútil porque las condiciones para la entrada del ejército y la policía a la capital ya están tomadas de antemano.

Sólo alcanza para sumar una cuota mayor de incertidumbre y desviar por un momento el eje del conflicto político-social hacia otro de tipo militar para mellar el anterior. En efecto, este tipo de acciones sirve, casi con exclusividad, para exacerbar aún más los ánimos e intentar radicalizar las posiciones de ambas partes. Su fin último aspira a boicotear cualquier punto de acuerdo, aún mínimo, que pudiese encontrarse para resolver el conflicto en Oaxaca.

Si sus objetivos, inmediatistas y locales por cierto, pretenden ser los mismos que se enumeran en el comunicado encontrado en el lugar, entonces deberá voltearse la mirada hacia otras situaciones similares, donde siglas desconocidas han aparecido y desaparecido a la misma vez. Ha sucedido ya en distintos puntos de la República Mexicana, como en los estados de Hidalgo, Guerrero, Veracruz, también en Oaxaca, y siempre en un contexto de efervescencia social o política.

Esta vez en cambio, a diferencia de otras cuyas presentaciones acabaron en un escrito, la presentación de la ORAPO ha sido a través de un “bautismo de fuego”, que descubre su objetivo de agudizar, aún más, la coyuntura en la entidad. Por esto, deberán esperarse sus próximos pasos, su continuidad o desaparición, para un acercamiento tanto a su identidad como así también a sus políticas y objetivos.

Pero si se comprende que la lógica de masas que lleva adelante la Asamblea Popular de los Pueblos de Oaxaca (APPO) supera a cualquier estrategia militar, en esta coyuntura le significaría un innecesario paso atrás, aún cuando en el escrito encontrado en el lugar se procura levantar la consigna que encarna la Asamblea, que se ha deslindado y condenado esta actitud de inmediato.

Por otra parte, no se corresponde con una acción proveniente de algún sector vinculado o proveniente del eperrismo, que hace pocas semanas realizó una actividad de propaganda político-militar en la carretera Oaxaca-Guelatao. Ello vuelve a confirmar que su dinámica actual refiere a la producción de acciones políticas. Los llamados de la ORAPO a contactarse con “otros revolucionarios” también los desligan.

La ORAPO se identifica a sí misma por su composición ciudadana y no así popular. Pero el dato no es menor: difícil que esta caracterización pueda encontrarse en los comunicados de otros grupos armados provenientes del eperrismo como así tampoco en el grupo que produjo un video hace un par de meses, también en Oaxaca.

Tampoco discurso y lenguaje resultan los acostumbrados a las manifestaciones escritas de los grupos eperristas o vinculados con esa experiencia histórica. Y aún cuando desde esos sectores, ya por pertenencia o provenientes de esa organización también demandan la caída del gobernador estatal, ésta no configura su principal reivindicación sino que se integra a otras demandas que alcanzan a la realidad estatal pero en el contexto del ámbito nacional.

En estos momentos políticos que tienen lugar en territorio oaxaqueño la característica de este mensaje no es liberador o revolucionario sino profundamente autoritario y desentendido de la acción social: “convocamos al pueblo de Oaxaca a sumarse a nuestra lucha”. (Subrayado de JL.)

“Conscientes del papel histórico que nos toca jugar” es la frase con que inicia el texto. Idéntico al mensaje que emerge, nítido, tras los estallidos: si no es a través de la vía militar, no será


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 10/06/2006 10:32:00 AM