EL QUE SE RÍE SE LLEVA

 
0 Me late
¡Gracias!

Y luego se enoja el señor Norberto Rivera cuando llegan con pancartas a su misa dominical. Digo, si quiere meterse en política, que lo haga, pero luego que no se queje de las críticas que le hagan. Porque eso sí, cuando le rebaten sus opiniones sobre temas políticos se acuerda que trae sotana e implora que no ofendan la casa de dios. ¿O será que sólo sigue el ejemplo de su jefe jerárquico Joseph Ratzinger, mejor conocido en los altos círculos eclesiásticos como el papa Benedicto XVI, que primero tira la piedra al pueblo musulmán y luego quiere esconder la mano? Es pregunta.

El cardenal Norberto Rivera aseguró que todos los mexicanos incluyendo al ex candidato de la coalición Por el Bien de Todos, Andrés Manuel López Obrador, deben reconocer al presidente electo de México y trabajar junto con él.
“Lo que cuenta son los votos, no las opiniones. Que yo sepa no se ha presentado ninguna prueba contundente de que la elección haya salido de la legalidad. Todos los mexicanos tenemos que reconocer al Presidente y trabajar junto con él”, expresó.
El trabajo de esta patria no necesita solamente de un hombre o de un gabinete, por bueno que sea; necesita de todos los mexicanos, y necesita de la oposición, de aquellos que piensan muy distinto o contrario a lo que el proyecto que ganó tiene”, afirmó.
En entrevista al término de la misa dominical que ofició en la catedral metropolitana, sostuvo que el tiempo de las elecciones ya pasó y que es necesario ahora seguir por los caminos institucionales, dijo al ser consultado sobre la proclamación de López Obrador como “presidente legítimo”.
Consideró que la posición de López obrador es resultado de la contienda cerrada que vivió el país, pero recordó que desde antes del 2 de julio los obispos de México se pronunciaron porque todos los mexicanos respetaran los resultados de las elecciones.
“Así son las reacciones, aquella persona que está convencida de que ganó, pues así lo quiere hacer, pero México tiene sus instituciones y antes de las elecciones los obispos nos pronunciamos por que se respetara lo que las autoridades decidieran”, afirmó.
Antes, en su homilía, el cardenal se refirió nuevamente a la violencia y aseguró que ése no es el camino marcado por Jesús para cambiar el rumbo de la historia.
“Tampoco ahora se quiere a un mesías doloroso por parte de aquellos que buscan un líder temporal, liberador con medios humanos, compatible con doctrinas y prácticas violentas y de lucha de clases”, advirtió. (El Universal y Reforma)


Posted by Toni Balú to La guarida del nagual at 9/17/2006 05:51:00 PM