Inequidad en gasto educativo

 
0 Me late
¡Gracias!

Desde la misma planeación del gasto público en educación se ponen las bases para mantener la inequidad hacia los niños mexicanos. Jalisco destina 16 mil pesos al año por alumno de primaria, en tanto que Nayarit apenas canaliza 700 pesos -24 veces menos- para la educación de un niño indígena.

Entre ambos extremos se observa que el mismo Nayarit aporta 9 mil 800 pesos para educar a cada uno de los niños de las zonas urbanas. Para el gobierno nayarita, a los niños de las comunidades huichol o cora se les puede educar con una suma 14 veces menor que a los atendidos en las ciudades. ¿Para qué gastar más?

La revelación aflora en los datos obtenidos por EL UNIVERSAL en la propia Secretaría de Educación Pública a través del Instituto Federal de Acceso a la Información.

La cuestión adquiere caracteres dramáticos cuando recordamos que México es integrante del considerado club de países ricos, la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), y es la nación que menos recursos por alumnos orienta a la enseñanza. Tanto en las comparaciones internacionales como en las internas, México sobresale por el regateo de gasto educativo.

La brutalidad de la discriminación de los niños indígenas en materia educativa es una muestra de profunda injusticia social. Aquí es donde todo el discurso oficial pierde sentido. Cabe un llamado a reflexionar si estamos ante un fenómeno con implicaciones raciales y posibles violaciones a las garantías individuales y sociales o se trata sólo de un mal diseño institucional en el otorgamiento de los recursos.

Además de las consideraciones morales, fundamentales, esta disparidad tiene un impacto negativo inmediato y a largo plazo. Muchos distinguidos mexicanos han sido oriundos de las zonas indígenas y han hecho valiosas aportaciones a la patria. No hay lugar a dudas de ningún tipo, en cuanto a la obligación del Estado, a través de sus gobiernos, de invertir más en la educación de los niños mexicanos, sin distinción de cualquier especie. La democracia debe ofrecer a todos por igual.

Hablamos ahora de la disparidad del gasto educativo, por la coyuntura de la información obtenida por este diario, pero resulta claro que a los recursos presupuestales distribuidos con equidad han de añadirse revisiones de los programas educativos, nuevos enfoques en asignación de gasto social, participación de los maestros, adecuaciones fiscales para acrecentar el erario, y estímulos a empresas y particulares para que participen en mayor medida en la tarea de apoyar a la educación.

En tanto no sea mejorada la educación infantil en los sectores más desamparados, México seguirá estancado. En la coyuntura de un relevo en la administración pública la equidad del gasto educativo debe ser una prioridad para el gobierno entrante. Las comunidades indígenas no merecen este presente ni un futuro sin progreso, atenidos al socorro oficial.

Los retos del nuevo gobierno están muy claros en materia educativa. Es la oportunidad para abordar el tema con enfoque integral, propositivo, incluso la revisión de la descentralización educativa que desembarazó al gobierno federal de una tarea esencial.
Fuente: eluniversal.com.mx
Fecha: 25 de septiembre de 2006


Posted by Marcosoft to La guarida del nagual at 9/25/2006 04:53:00 PM