2006 electoral en América Latina

 
0 Me late
¡Gracias!

Isaac Bigio

América Latina se ha despedido de 2006 con muchos cambios. Doce de sus veinte repúblicas tuvieron elecciones presidenciales en un lapso de 373 días. En la única nación que no cuenta con una democracia multipartidaria (Cuba) se ha visto el alejamiento del poder de su presidente (Fidel Castro). La región se ha ido distanciando del ‘consenso de Washington’ permitiendo que se abran distintos modelos nacionales.

El calendario electoral latinoamericano se inició el 27 de noviembre del 2005 con los comicios de Honduras y terminó el 3 de diciembre pasado en Venezuela. De los 12 países que tuvieron comicios generales siete removieron al oficialismo (Honduras, Bolivia, Costa Rica, Haití, Perú, Nicaragua y Ecuador), en tres fueron re-electos sus mandatarios (Uribe en Colombia, Lula en Brasil y Chávez en Venezuela) y en dos el oficialismo se mantuvo de poder pero renovando a su presidente (Chile y México).

Algo que diferencia estas elecciones con las que se dieron una década y media atrás es que no existe un consenso general entre los candidatos. Este sí existía tras el quiebre de la bipolaridad mundial. Después de 1991 América Latina se alineó con EEUU en el ‘consenso de Washington’ según el cual el hemisferio tendía a unirse en torno a ir hacia economías abiertas que patrocinaran el ‘libre comercio’ manteniéndose una democracia multipartidaria. Solo Cuba estaba al margen y el Perú, pese al autogolpe de Fujimori, trató de mantenerse en dicho esquema.

Sin embargo, al menos la mitad de los doce presidentes electos o re-electos cuestiona dicho ‘consenso’. Partidos identificados con la derecha han ganado en 3 de las 12 elecciones (Honduras, Colombia y México), mientras que en los nueve restantes hay presidentes que se autoproclaman ‘socialistas’. Esto, aunque hay una gran diferencia entre ellos.

Mientras los socialdemócratas de Chile, Perú y Costa Rica siguen una senda como la del británico Blair buscando estabilizar la economía monetarista con reformas sociales o democratizantes, los socialistas ‘anti-imperialistas’ hablan de una nueva revolución (llámese ‘bolivariana’ en Venezuela, originaria en Bolivia o ‘de los ciudadanos’ en Ecuador) y de refundar a sus repúblicas mediante una constituyente.

Lula representa el ‘medio’. El proviene de los sindicatos pero buscar mantener una buena relación con Bush. Como en Chile, Perú y Costa Rica él co-gobierna o pacta con sectores liberales, aunque su estrategia no pasa por un TLC pues él concibe que el gigante brasilero debe ser el eje de un bloque regional autónomo que negocie como tal ante todas las grandes potencias.


Publicado por nagualito para La guarida del nagual el 1/04/2007 06:51:00 PM