Riesgos fecales

 
0 Me late
¡Gracias!

La llegada al poder de Felipe Calderón Hinojosa implica la pretensión de la ultraderecha católica y neoliberal de gobernar represivamente sin concesiones, para hacer avanzar sus consabidas “reformas estructurales” a la vez que desmantelar lo que queda del estado laico en México, advirtió el analista Edgar González Ruiz.

Entrevistado por Diario Monitor el autor de Los Abascal, Cruces y Sombras, así como otros libros sobre la derecha en México, indicó que Calderón Hinojosa buscará desligarse de su antecesor y a diferencia de Vicente Fox, gobernará con el PAN, pero tratará ocultar el carácter ultraderechista de su gobierno.

“Sin embargo, es claro que con Calderón la ultraderecha, sector predominante en el PAN al grado de que este partido está presidido por un conocido militante de esa corriente, tendrá mayor influencia en el gobierno de la que tuvo con Fox, quien no ganó las elecciones obviamente so por el apoyo del PAN sino gracias a la corriente del llamado “voto útil”.

En esta dinámica, apuntó, la Jerarquía Católica, con personajes como los cardenales Norberto Rivera Carrer y Juan Sandova Iñiguez pueden jugar un papel importante en la administración calderonista, pues ás allá de las acciones e influencias personales, dijo, hay que considerar que al hablar de la ultraderecha nos referimos a sus vínculos con la jerarquía y con el empresariado, que son las relaciones que la definen.

“Es decir, pretende perpetuarse en el poder el partido que tradicionalmente ha representado los intereses del clero conservador, atemperados un poco hoy en día por las prioridades empresariales. El de Calderón será el gobierno de la jerarquía y de los empresarios”, aseguró el invstigador.

González Ruiz consideró que según las versiones que se han publicado en torno a la integración del gabinete de la nueva administración, en él encontrarían cabida por lo menos los mismos personajes que representaron a la ultraderecha en el gobierno de Fox: Carlos Abascal, Francisco Salazar Sáenz, Ana Teresa Aranda, Ana Rosa Payán, esta
última, directora del DIF fue alcaldesa de Mérida a principios de los 90, cuando se dio a conocer por sus tendencias mojigatas, seudomoralizantes, que la llevaban a censurar expresiones artísticas.

“Otro personaje de la ultraderecha que podria crecer, en el sector de las relaciones exteriores, es Cecilia Romero, exdirigente de Ancifem, igual que Aranda, anticastrista y militante de grupos derechistas internacionales.

Apuntó que en la posible integración del equipo de Calderón hay otros personajes relacionados con la ultraderecha, “no menos graves pero menos conocidos por referirse a cargos menores, como el ascenso en Inmujer de María Eugenia Díaz de Pfennich, con una trayectoria de décadas en grupos católicos, nacionales e internacionales y perteneciente a varios Consejos Pontificios”.

Paradójicamente, aseguró, una persona ligada tan fuertemenete con una institución contraria a los derechos sexuales, al estado laico y con tintes misóginos asciende en ese organismo, como resultado precisamente del empoderamiento de la ultraderecha cuando Calderón ni siquiera asume todavía la investidura presidencial.

“Si por equipo cercano nos referimos a los amigos de Calderón al estilo de Mouriño y otros personajes, se trata ante todo de modelos del neoliberalismo rampante, que se exhiben como prepotentes, ostentosos, ambiciosos, ‘exitosos’ de acuerdo con sus propios criteros: amasar fortunas y poder abusando de los demás”, aseguró.

En ese sentido, explicó que la cercanía o fusión del conservadurismo católico con el neoliberalismo significa un mayor pragmatismo del primero de esos sectores, tradicionalmente cerrado y anglofóbico, en aras de los beneficios materiales, pues el neoliberalismo proclama abiertamente su despecio por los compromisos doctrinarios.

Concretamente, es esa fusión lo que ha hecho posible la alianza pragmática entre el PRI y el PAN, que es uno de los hechos definitorios de la política actual, situación que implica una adaptación del PAN a circunstancias que se considerarían aberrantes
desde la perspectiva del conservadurismo católico, que sus promotores en el PAN no han abandonado, simplemente en algunos aspectos anteponen los intereses a los principios.

“Otro aspecto de esa adaptación es el surgimiento de nuevos perfiles personales, de personajes de raíces conservadoras pero a la vez dispuestos a negarlas públicamente si esto les conviene y a buscar las satisfacciones más bajas que trae considg el ejercicio del poder, además de estar vinculados prioritariamente con el sector empresarial, como Carlos Abascal Carranza”.

Un tercer aspecto de la adaptación de la derecha es que en ella son prioritarios los proyectos de corte empresarial, y en forma secundaria se impulsa los de carácter político-religoso, que implican el ataque al estado laico. Uno de los principales proyectos de la derecha neoliberal es la creación de un estado policiacio mediante la
ideologia de la inseguridad, a la que ha apelado Bush en Estados Unidos, y que coloca el combate a la inseguridad y al “terrorismo” como prioridad absoluta de gobierno simplemente para legitimar a los cuerpos represivos, proteger los intereses de los más ricos (los más proclives a sufrir secuestros o grandes robos) y perseguir a sus
críticos apelando hipócritamente a calificarlos como terroristas o delincuentes con cualquier pretexto.

En ese sentido, expresó que la “guerra de odio” de la derecha hacia Andrés Manuel López Obrador y el movimiento él encabeza significó un resurgimiento de grupos violentos de la ultraderecha, no sólo en Querétaro –con las aves azules- sino en otras entidades. Incluso en la Web gente que apoya a Calderón y a la ultraderecha convocó a llevar a cabo agresiones contra los habitantes de los campamentos instalados en el centro de la ciudad de México.

Sin embargo, agregó González Ruiz, el uso de la violencia por parte de la derecha tiene un aspecto mucho más preocupante que es el institucional: mediante la Secretaría de Gobernación, la Policía Federal Preventiva y el Estado Mayor Presidencial. “Un recuento de los hechos del conflicto poselectoral muestra que esas son las principales fuerzas represivas que se han usado contra la izquierda”.


Posted by nagualito to La guarida del nagual at 9/26/2006 11:09:00 AM