Presunta negligencia en la muerte de Franco

 
0 Me late
¡Gracias!

Franco Baruch Díaz Frías, nuestro compañero de diseño a quien le practicaron una operación de columna, murió desangrado el martes pasado en el Hospital “Magdalena de las Salinas” del Instituto Mexicano del Seguro Social, sin que hasta el momento los médicos responsables hayan explicado con exactitud la causa de su muerte.
Los familiares de Frías, interpusieron por esta presunta negligencia médica una denuncia ante la Comisión Nacional de Arbitraje Medico (Conamed), toda vez que en la Unidad de Choque de dicho Hospital les entregaron un reporte de la muerte en el que se lee, en los detalles del ingreso a esa área, que el paciente presentaba una lesión en las venas “cava, aorta, iliaca”, de las más importantes del cuerpo humano.
Erick Díaz, hermano del paciente indicó a que la mañana del martes su familiar fue ingresado al quirófano para realizarle una operación en la columna vertebral, ya que tenía una hernia que le impedía cargar cosas pesadas o hacer ejercicio.
De acuerdo con el familiar, a las 11:00 horas el paciente entró a quirófano, de donde salió casi tres horas después y alrededor de las 19:00 horas, éste fue llevado al área de “choque” para reanimarlo, sin que les dijeran el motivo de su estado.
La nota de ingreso por defunción a esta área –Choque- de la cual Diario Monitor posee copia indica que el paciente llegó en pésimas condiciones con perdida de sangre y abdomen agudo por probable lesión vascular.
La descripción del doctor Gilberto Amaro Lima, quien firma la nota, señala que se hizo el intento por trasfundirle sangre pero el paciente había perdido demasiada y cayó en paro cardio respiratorio, además de que se encontró “un total de cuatro litros de sangre libre en cavidad”.
En los detalles del egreso, el médico describe, entre otras causas, “coagulopatia por dilución… lesión vascular de vena cava, aorta, iliaca”, de las más importantes del cuerpo humano, por lo que los familiares aseguran que la lesión que motivó el sangrado fue provocado durante la operación que practicó el medico Luís N. Gómez Espinoza con matricula 8417237.
No obstante, éste dijo a los familiares que su operación estuvo bien hecha y que el sangrado posiblemente fue motivado por una lesión anterior o cicatriz que no cerró bien de alguna intervención quirúrgica anterior a la que él realizó.
Gloria Cruz Torres, esposa del hoy occiso señaló que hubo además un intento por ocultarle las causas del deceso ya que aún y cuando los médicos sabían de la muerte de su marido, no le decían nada y solo le hacían preguntas sobre su esposo, cuántos hijos tenía y demás.
La esposa señaló que el médico responsable del área de choque le indicó que no supo porque lo llevaron ahí, ya que el paciente llegó a punto de la muerte.
Con todo lo anterior, los familiares demandan una indemnización al IMSS y anunciaron que estarán pendientes de la resolución de la Conamed para evitar que otras personas sean víctimas de negligencias que les puedan causar la muerte.

Arturo Ortiz Mayén