La autoayuda no siempre funciona

 
0 Me late
¡Gracias!

‘Bridget Jones’ no es la única persona en acudir a libros de auto-ayuda para impulsar su espíritu; sin embargo, un estudio advierte que ésto puede tener el efecto contrario.

Investigadores canadienses han encontrado que las personas con baja autoestima realmente se sintieron peor después de la repetición de afirmaciones positivas sobre sí mismos. Ellos dijeron que el repetir frases como “Yo soy una persona amable” sólo ayudó a aquellas personas con alta autoestima. El estudio aparece publicado en la revista Psychological Science.

Un psicólogo británico dijo que los sentimientos que las personas tienen acerca de sí mismas están basados en evidencias y experiencias reales de sus vidas. Su libro, llamado simplemente “Auto-ayuda”, ha vendido ya más de un cuarto de un millón de copias e incluye orientaciones tales como: “El cielo ayuda a los que se ayudan a sí mismos”.

La sugerencia de que las personas deberían “ayudarse a sí mismas” para sentirse mejor, fue primero planteada por Samuel Smiles hace 150 años. Los libros de auto-ayuda se han convertido ahora en una industria mundial de miles de millones de dólares.

Pensamientos contradictorios

Los investigadores de las Universidades de Waterloo y New Brunswick, pidieron a las personas que participaron en el estudio con alta y baja autoestima el repetir: “Yo soy un persona adorable”. Luego midieron el estado de ánimo de los participantes y sus sentimientos acerca de ellos mismos.

Los participantes que estaban en el grupo de ‘baja autoestima’, declararon que se sintieron peor después de las repeticiones, en comparación a los otros. Sin embargo, las personas con alta autoestima se sintieron mejor después de las repeticiones de la declaración positiva de sí mismos, pero sólo ligeramente.

Los psicólogos pidieron entonces a los participantes en el estudio, que hicieran una lista de pensamientos positivos y negativos sobre sí mismos. Descubrieron que, paradójicamente, las personas con baja autoestima estaban en mejor estado de ánimo cuando se les permitió tener pensamientos negativos que cuando se les pidió que se centran exclusivamente en pensamientos positivos.

Escribiendo en la revista, los investigadores sugieren que, el alabarse muy positivamente, o el afirmar cosas positivamente irrealistas acerca de sí mismos, tales como “Yo me acepto a mí mismo completamente,” puede provocar pensamientos contradictorios en personas con baja autoestima.

Tales pensamientos negativos pueden desbordar los pensamientos positivos. Si las personas tienen instrucciones de centrarse exclusivamente en pensamientos positivos, los pensamientos negativos pueden ser especialmente desalentadores.

En la vida real

Los psicólogos, dirigidos por la Dra. Joanne Wood, dijeron: “El repetir frases o pensamientos positivos acerca de uno mismo puede beneficiar a ciertas personas, tales como individuos con alta autoestima, pero puede resultar ser algo muy contraproducente para la gente que más los necesita.”

Sin embargo, los psicólogos dicen que el pensamiento positivo puede ayudar cuando se parte de un programa más amplio de una terapia. Simon Delsthorpe, un psicólogo del Bradford District Care Trust y portavoz de la British Psychological Society, dijo que la autoestima se basa en una serie de factores de la vida real, y que el asesoramiento para fomentar la confianza -en lugar de usted decirse a sí mismo que las cosas son mejores de lo que son- es la verdadera solución.

“Estas son cosas como, ¿Tiene usted una buena relación familiar?, ¿Tiene una amplia red de amigos?, ¿Tiene usted un empleo?, ¿Se siente usted conforme con su apariencia personal?, etc. Si no se lleva bien con sus padres y hermanos, si no tiene muchos amigos, si está desempleado y además está descontento con su apariencia personal, podría ser difícil tener una alta autoestima. Pero si su experiencia es todo lo contrario, sería mucho más fácil el decir ‘Estoy bien’ y creerlo”.

Fuente: BBC Health

Vía: Los archivos de la tierra