Se salva de la raya, mas no del rayo

 
0 Me late
¡Gracias!

Los doctores que habían estado tratando a Nada Acimovich de 51 años de edad de trastornos del ritmo cardíaco, estaban sorprendidos y no podían creerlo, cuando descubrieron que ésta había tenido una recuperación completa y ya no sufría de la enfermedad.

La condición, de la que también sufrió el ex primer ministro del Reino Unido, Tony Blair y por la cual recibió 5 años de tratamiento que consistían en recibir choques eléctricos leves para reajustar los latidos del corazón, puede ser mortal.

La señora Acimovich se salvó de una muerte segura, gracias a la suela de los zapatos, las cuales eran de goma, pero la sacudida del relámpago le devolvió el ritmo cardíaco a la normalidad, dijeron los medicos.

“Ella tuvo mucha suerte de que el rayo no la mató, pero tuvo más suerte de que encima de eso le restauró la salud y va a tener una vida más larga”, dijo uno de los doctores.