Ayuda chile a combatir el cáncer

 
0 Me late
¡Gracias!

Científicos han descubierto la clave de la habilidad de las comidas picantes para matar al cáncer.

Descubrieron que la capsaicina, un ingrediente de los pimientos jalapeños, provoca la muerte de las células cancerosas al atacar sus mitocondrias – la sala de calderas responsable de aportar energía a la célula.

La investigación lanza la posibilidad de desarrollar otros fármacos anticancerígenos que actúen atacando las mitocondrias.

El estudio, realizado en la Universidad de Nottingham, se centra en los rasgos bioquímicos y biofísicos de las comunicaciones.

El estudio demuestra que la familia de moléculas a la que pertenece la capsaicina, los vanilloides, fuerzan a las proteínas presentes en la mitocondria de la célula cancerosa a iniciar la apoptosis (o muerte celular) sin dañar a las saludables células vecinas.

Se ha comprobado los efectos de la capsaicina en cultivos de células cancerosas de pulmón humano y también en cánceres pancreáticos.

El líder de la investigación, el doctor Timothy Bates, comentó: “Como estos compuestos atacan el verdadero núcleo de las células tumorales, creemos que efectivamente hemos descubierto un ‘talón de Aquiles’ fundamental para todo tipo de cánceres.

“La bioquímica de la mitocondria en las células cancerosas es muy distinta a la de las células normales”.

“Esta es una vulnerabilidad selectiva innata de las células cancerosas”.

Según Bates, una dosis de capsaicina que podría provocar que una célula cancerosa entrase en apoptosis, no tendría el mismo efecto en una célula normal.

Fármacos potenciales

El hecho de que la capsaicina y otros vanilloides ya se encuentren muy a menudo en nuestras dietas, prueban que son seguros.

Esto podría hacer que el desarrollo de un fármaco que lo contuviese siguiese un proceso mucho más rápido y económico.

El doctor Bates comentó: “La capsaicina, por ejemplo, ya se encuentra en tratamientos para los músculos y la soriasis – lo cual hace que nos preguntemos si no sería efectivo un tratamiento adaptado para la vía tópica que pudiera emplearse contra ciertos tipos de cáncer de piel.

“También es posible que se debiera avisar a los pacientes de cáncer o a los que sufren el riesgo de padecerlo para que cambiaran su dieta a una más rica en especias picantes, para ayudar a tratar o prevenir la enfermedad”.

Sin embargo, Josephine Querido, funcionaria encargada de dar información sobre el cáncer en el centro de investigación Cancer Research UK, comentó: “Esta investigación no sugiere que comer vastas cantidades de chiles picantes vaya a ayudar a prevenir o tratar el cáncer”.

“El experimento demostró que los extractos de pimientos picantes matan a las células cancerosas cultivadas en laboratorio, pero aún no ha sido suficientemente comprobado si van a ser seguros y efectivos con humanos”.

Cancer Research UK recomienda reducir el riesgo de cáncer comiendo una dieta equilibrada y saludable, con abundancia de fruta y verduras.

El doctor Bates añadió que la mitocondria en las células cancerosas también podría ser atacada empleando otros compuestos.

Según él, la investigación y desarrollo de fármacos anti-mitocondriales para su uso en la quimioterapia, será probablemente “extremadamente significativa” en la lucha contra el cáncer.