Descarta NASA fin del mundo en 2012

El mundo no se termina el 21 diciembre 2012, insistió la NASA el pasado lunes, en una rara campaña para disipar rumores que han sido difundidos en el Internet y también por una nueva película de Hollywood.
La última oferta para la gran pantalla por parte de Sony Pictures, “2012” llegó a los cines el pasado viernes, con un costo de producción de alrededor de 200 millones de dólares y una historia sobre el final del mundo, supuestamente basada en teorías que están respaldadas por el calendario maya.

El escenario del juicio final, se desenvuelve alrededor de teorías que dicen que el fin del mundo vendrá cuando un obscuro ‘Planeta X’ o –Nibiru– como también es conocido en los círculos de teorías conspiratorias, choca contra la tierra.

El misterioso planeta fue descubierto supuestamente por los sumerios, de acuerdo a pseudo científicos, entusiastas de las actividades paranormales y teóricos del Internet.

Algunas páginas web han acusado a la agencia espacial de los Estados Unidos de ocultar la verdad acerca de la existencia del misterioso planeta cuya supuesta órbita se encuentra en vías de chocar contra la tierra, pero la NASA ha denunciado tales teorías como un “engaño del Internet”.

“No hay una base científica para estas afirmaciones” dijo la NASA, en una rueda de prensa que fue publicada en su página web.

Si tal colisión fuera cierta, “ los astrónomos la hubieran estado siguiendo muy de cerca por lo menos desde la pasada década, y ello sería visible en este momento para todos los seres humanos, sin la asistencia o necesidad de ningún instrumento”, añadió la NASA. “Obviamente, esto no existe”.

“Los científicos con credibilidad a nivel mundial saben que no hay ningún peligro asociado con el año 2012”, insistió la NASA.

Después de todo, “ nuestro planeta ha estado rotando de lo más bien por los pasado 4 billones de años”, añadió la NASA.

Inicialmente las teorías decían que el desastre ocurriría en mayo del 2003, pero eventualmente cuando nada ocurrió, la fecha fue movida para el solsticio de invierno del año 2012, el cual coincide con el final de un ciclo en el antiguo calendario maya.

La NASA insistió que en realidad el calendario maya no termina el 21 diciembre 2012, porque después de ese momento, inmediatamente otro período comienza. También dijeron que no hay ningún alineamiento planetario en el horizonte para las próximas décadas.

Dice la NASA que incluso si los planetas hubieran de alinearse como han predicho algunos, el efecto sobre nuestro planeta sería insignificante.

Los mayas modernos en Guatemala y México también se han apresurado a desmentir tal “profecía”.

Ellos consideran la creciente “industria del final del mundo en el 2012” con una mezcla de confusión, exasperación y rabia, para lo que ellos perciben como una distorsión por parte del mundo occidental sobre sus creencias y tradiciones.

“Para la cultura maya no existe un concepto del apocalipsis”, le dijo Jesús Gómez al periodico Sunday Telegraph, y líder de la confederación guatemalteca de sacerdotes mayas y guías espirituales,

Cirilo Pérez, un consejero para el Presidente guatemalteco Álvaro Colón y quién es un prominente ajq’ij -lo que significa literalmente ‘ aquel que cuenta los días’- un chamán que hace prediciones y da consejos sobre las fechas más propicias para casarse, sembrar, o cosechar, lamentó la explotación comercial de la cultura maya por foráneos.

“Todo esto se ha convertido en un negocio, sin que exista el deseo de entender el fenómeno”, dijo él. “ Cuando los extranjeros, o incluso algunos guatemaltecos, nos ven, se dicen a sí mismos ‘mira a los mayas, que bonitos se ven, que graciosos’, pero en realidad no nos entienden”.