Asiste a su propio funeral

 
0 Me late
¡Gracias!

En Brasil un hombre sorprendió a familiares y amigos — al asistir a su propio funeral.

La policía le dijo al periodico O Globo que los familiares habían tenido dificultad identificando el cadáver porque estaba completamente desfigurado. Luego salió a la luz que el señor Goncalvez se había pasado toda la noche bebiendo con amigos un licor parecido al ron y llamado por los locales ‘pinga’.

El hombre no se enteró de su funeral hasta el momento en que se estaba llevando a cabo, de acuerdo a su sobrina Rosa Sampaio. Ella dijo que algunos miembros de la familia — incluyéndola a ella y a la madre de Ademir– tenían sus dudas, pero que una tía y cuatro amigos habían identificado el cadáver como el del señor Goncalvez.

“¿Que podíamos hacer? De manera que pusimos en marcha el proceso funerario”, le dijo ella al periodico O Globo.

Un portavoz de la policía le dio la bienvenida al final feliz: “Antes de que fuera muy tarde, el muerto apareció caminando en el funeral. Ello fue un alivio”, dijo él.

El cadáver fue identificado correctamente más tarde, dijo el policía, y enterrado en otro estado.

Mientras tanto, un hombre de Taiwan contrató a una bailarina exótica para el funeral de su padre.

La bailarina realizó su acto por más de 10 minutos frente al ataúd del difunto.

Este inusual acto se debió a que el hijo del difunto le prometió a éste contratarle a una stripper si vivía más de 100 años.

Y asi fue pues Cai Jinlai (asi se llamaba el papá) murió a los 103 años.

Según se comenta, su padre era famoso en su localidad por su constante interés en los clubs de striptease.