Podrán centenarios tener cuerpo de cincuentones

 
0 Me late
¡Gracias!

Un grupo de científicos afirma que personas centenarias podrían vivir en cuerpos de personas de unos 50 años, y declaran que ésta es una posibilidad muy realista.
La mitad de los bebés recién nacidos en el Reino Unido alcanzará los 100 años, gracias a mejores estándares de vida, pero nuestros cuerpos se están desgastando en la misma proporción. Para lograr “50 años más de actividad después de los 50”, los expertos de la Universidad de Leeds estarán gastando 50 millones de libras esterlinas durante los próximos 5 años en la búqueda de soluciones innovadoras. Ellos planean proporcionar a los pacientes implantes duraderos partiendo de los cultivos de sus propios tejidos.

Nuevas caderas, rodillas y válvulas del corazón son los puntos de partida, pero con el tiempo, los científicos prevén que la mayoría de las partes del cuerpo que se desgastan con la edad podrían ser mejoradas o reemplazadas por nuevas y mejores. El Instituto de Ingeniería Médica y Biológica de la Universidad de Leeds del Reino Unido ya ha realizado un trasplante de cadera que debe durar toda la vida, en lugar del máximo de 20 años de duración esperados en actualidad de las caderas artificiales.

La combinación de un zócalo durable -hecho de una aleación de cobalto y cromo- y una bola o una ‘cabeza’ de cerámica, significa que el empalme debe soportar fácilmente los 100 millones de pasos que una persona de 50 años de edad podría dar hasta llegar a su cumpleaños número 100, dice el investigador del profesor John Fisher.

Mientras tanto, la profesora y colega Eileen Ingham y su equipo de investigadores han desarrollado una forma única que permite al cuerpo humano mejorarse a sí mismo. El concepto es hacer tejidos para trasplantes, y, finalmente, órganos, que el cuerpo podría fabricar para sí mismo, y de esta manera evitar el problema del rechazo. Hasta ahora, los investigadores han logrado hacer válvulas del corazón completamente funcionales con la técnica.

La misma consiste en tomar una válvula saludable del corazón de un donante – ya sea de un ser humano o un animal adecuado, como un cerdo – y suavemente ir quitando sus células, utilizando un cóctel de enzimas y detergentes. La porción restante puede entonces ser trasplantada al paciente, sin miedo al rechazo – la razón principal por la cual los trasplantes normales se desgastan y fallan. Una vez que esta porción de tejido ha sido trasplantada, el cuerpo se hace cargo y vuelve a revestirla con células nuevas. Los ensayos en animales y en 40 pacientes realizados en Brasil han mostrado resultados prometedores, dice la profesora Ingham.

Una raíz aórtica porcina a ser utilizada como válvula para un corazón humano.

Por otro lado, la profesora Christina Doyle de Xeno Medical, la compañía de dispositivos médicos que ha estado desarrollando esta tecnología bajo licencia de Tissue Regenix, dijo que el “Santo Grial” era eliminar la fuerte dependencia que se tiene de los donantes de órganos. “Ahí es donde la tecnología nos llevará con el tiempo”. Dijo además: “Para reemplazar todos los tejidos de los donantes con esta tecnología se tomará de 30 a 50 años. Cada producto deberá ser diseñado y probado individualmente”.

La profesora Doyle expresó que expertos en todas partes del mundo estaban también trabajando en terapias regenerativas similares, pero creciendo los tejidos y órganos completamente fuera del cuerpo, todo esto, para garantizar que la gente pueda seguir siendo tan activa durante su segundo medio-siglo como lo fueron durante sus primeros 50 años de vida.