Es hombre moderno más débil que sus ancestros

 
0 Me late
¡Gracias!

De acuerdo con el antropólogo australiano Peter McAllister en su nuevo libro “Manthropology”, todos los hombres modernos somos unos debiluchos.

En su libro, el autor detalla lo que los hombres prehistóricos eran capaces de hacer fisicamente hablando. Al hacer sus comparaciones, McAllister afirma:

  • Los aborígenes australianos prehistóricos le ganarían al campeón mundial de velocidad Usain Bolt en la carrera de los 100 m…

  • Los hombres tutsi en Ruanda podrían saltarl mucho más alto que los campeones en dalto de altura moderno. Y esto es así porque de no hacerlo no podrían convertirse en hombres.

  • Las mujeres del Neanderthal les romperían el brazo a Arnold Schwarzenegger jugando a las vencidas.

¿Porqué?

“Tenemos tan poca actividad física en estos días, y ésto ha sido así desde el nacimiento de la revolución industrial”, le dijo McAllister a la agencia noticiosa Reuters. “La gente de la antigüedad era mucho más robusta que lo que nosotros somos”.

En realidad, el libro no revela ningún concepto nuevo, generalmente hablando.

El año pasado, antes de la Olimpiadas, el reportero Jeremy Hsu escribió que nuestros ancestros, de haber participado en las Olimpiadas, nos hubieran ganado en todas las competencias de fuerza bruta. Nosotros, los homo sapiens hemos seguido un camino evolutivo que nos aleja de la fuerza bruta y nos lleva hacia cualidades muy parecidas a las de un corredor de larga distancia, es decir teniendo cuerpos más esbeltos y con más resistencia.

Si nos vamos más allá y nos comparamos con nuestros primos más cercanos, los chimpancés, el contraste se hace más marcado.

“Un chimpancé macho puede pesar hasta 110 libras, y sin embargo podría arrancarle el brazo a cualquiera con suma facilidad”, dice Dan Lieberman, un antropólogo biológico en la Universidad de Harvard. Tú nunca querrías una competencia de lucha libre como un chimpancé.