Científicos afirman ‘Envidia del Pene’ será cuestión del pasado

 
0 Me late
¡Gracias!

La envidia del pene podría pronto ser una cosa del pasado después de que científicos tuvieron éxito con un implante inusual de órganos -cultivados en el laboratorio- y probados en conejos muy activos sexualmente.

Investigadores estadounidenses han reconstruido totalmente los elementos de la “rigidez” del pene a partir de células de donantes – y demostraron que éstas trabajan. Un grupo de conejos que recibieron el implante intentaron aparearse dentro de un minuto de haber sido presentados a una pareja femenina, y el 83 por ciento de ellos tuvo éxito.

El profesor Anthony Atala, director del Instituto de Medicina Regenerativa de Wake Forest University, en Carolina del Norte, y líder del estudio dijo: “Nuestros resultados son alentadores y sugieren que la tecnología tiene un potencial considerable para los pacientes que necesitan una reconstrucción del pene. Nuestra esperanza es que los pacientes con anomalías congénitas, cáncer de pene, lesiones traumáticas y algunos casos de disfunción eréctil se beneficiarán de esta tecnología en el futuro”.

El pene de los mamíferos es un órgano muy complejo que una vez dañado es difícil de reparar. El pene humano en particular, está conformado por tres columnas de tejido eréctil: dos cuerpos cavernosos y un cuerpo esponjoso. Las erecciones se producen cuando estos cuerpos se llenan de sangre. Los primeros se encuentran uno al lado del otro en la parte superior del pene, mientras que el último se ubica en la parte inferior.

Las enfermedades y lesiones pueden conducir a la pérdida del tejido eréctil, que también puede dañarse si no se producen erecciones durante un largo tiempo. Este es un riesgo que enfrentan los pacientes que han tenido cirugía por cáncer de próstata. En casos extremos, barras de silicona artificial pueden ser implantadas en el pene, pero no funcionan de una manera natural.

La nueva investigación, publicada en la revista Actas de la Academia Nacional de Ciencias, se centra en el crecimiento de tejido eréctil nuevo partiendo de células cultivadas en el laboratorio. Un mes después de que los implantes fueron insertados en los conejos, las pruebas de laboratorio mostraron que las respuestas biológicas del nuevo tejido eréctil eran normales. Durante una erección, la liberación de óxido nítrico de las células endoteliales conducen a una relajación del tejido muscular liso y una afluencia de sangre.

Los científicos utilizaron los implantes para reemplazar el tejido de los penes de 12 conejos. La prueba de fuego llegó cuando los conejos fueron introducidos a sus parejas femeninas. Todos intentaron copular en apenas un minuto, y frotis vaginales mostraron que 10 de ellos (83 por ciento) lograron la transferencia de esperma en las hembras. Esto ocurrió durante el primer mes después de que se insertaron los implantes. Un número igual de conejos que carecían de tejido eréctil y que no habían recibido los implantes no hicieron ningún intento por aparearse. Ninguno de ellos tuvo éxito en la transferencia de esperma.

El mismo equipo de investigadores fué el primero en el mundo en diseñar un órgano humano en el laboratorio. Vejigas construidas por los científicos de Wake Forest han sido implantadas en casi 30 niños y adultos actualmente.

Fuente: METRO UK