Ayuda morfina a propagar el cáncer

Las pruebas de laboratorio sugieren que la morfina podría alentar la propagación del cáncer. Irónicamente, la droga se utiliza para aliviar el dolor de la cirugía y tumores.

Ahora, científicos de EE.UU. dicen que el opiáceo en cuestión, promueve el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos que transportan oxígeno y nutrientes a los tumores. Hablando en una reunión de la American Association for Cancer Research en Boston, ellos también afirman haber encontrado un medicamento que contrarresta este efecto. Cancer Research UK, dijo que se necesitaban más pruebas antes de cualquier cambio en el tratamiento.

El Dr. Patrick Singleton, de la Universidad de Chicago, dijo en la reunión de expertos que en pruebas de laboratorio, la morfina no sólo reforzó los vasos sanguíneos, sino que también parece facilitar la propagación del cáncer a otros tejidos.

Pero dijo que esto podría ser superado por una droga – metilnaltrexona o MNTX – desarrollada en la década de 1980 para evitar efectos secundarios de la morfina relacionados con el estreñimiento, pero sólo recientemente aprobada en los EE.UU. Parece que funciona sin interferir con las propiedades de los opiáceos en el alivio del dolor.

En los ratones con cáncer de pulmón, la MNTX inhibió la aparente propagación de los tumores producto de los efectos de los opiáceos en los vasos sanguíneos y redujo la metástasis del cáncer en los ratones en un 90%.

“Si se confirma clínicamente, esto podría cambiar la forma en que hacemos la anestesia quirúrgica de nuestros pacientes con cáncer”, dijo el Dr. Singleton, profesor asistente de medicina en la Universidad de Chicago Medical Center y autor principal de la investigación. “También sugiere posibles nuevas aplicaciones para esta innovadora clase de fármacos que deben ser exploradas”.

Las pruebas se iniciaron después de que su colega, el anestesiólogo Jonathan Moss, tomara nota de que varios pacientes que recibieron este tipo de bloqueador de opiáceos sobrevivieron más tiempo del que cabría esperar después de la cirugía.

La Dra. Laura Bell del Cancer Research UK, dijo que las drogas (opiáceos) tenían una larga historia de proporcionar un alivio efectivo del dolor. “La investigación en este ámbito está en las primeras etapas, así que es demasiado pronto para decir si los analgésicos a base de opiáceos tienen un efecto sobre el crecimiento del cáncer. Se necesitaría mucho más investigación para justificar un cambio en la forma en que los opiáceos se utilizan para tratar a los pacientes con cáncer”, concluyó la Dra. Bell.

Fuente: BBC Health