Ven solución a la impotencia con ondas de choque

 
0 Me late
¡Gracias!

Bombardear al cuerpo con ondas de choque podría ser una forma radicalmente nueva para impulsar la vida amorosa de los hombres con problemas de erección. La terapia -libre de dolor- aumenta el rendimiento, estimulando el crecimiento de nuevos vasos sanguíneos en el área genital. Un ensayo pequeño que involucró a 20 hombres que tomaban Viagra o fármacos similares para los problemas de impotencia fue tan exitoso que, al final del experimento, 15 de ellos fueron capaces de lanzar las pastillas a la basura.

Ninguno de los voluntarios informaron tener algún dolor o efectos secundarios del tratamiento. La nueva terapia radical, que está siendo probada en Israel, utiliza una forma muy suave de la litotricia, una técnica desarrollada hace más de 20 años para el tratamiento de cálculos renales. Las ondas de sonido son emitidas a través de la piel, y aunque pasan inofensivamente a través de los tejidos del cuerpo, tienen la presión justa para aplastar los cálculos renales, convirtiéndolos en una arenilla fina, partículas diminutas que luego son expulsadas fuera del cuerpo en la orina.

Pero en los últimos años, varios estudios han demostrado también que este tipo de terapia de ondas de choque (Terapia por Ultrasonido) parece tener un efecto saludable en los vasos sanguíneos. Se desencadena la liberación de una sustancia denominada factor de crecimiento endotelial vascular, o VEGF, que envía una señal para que nuevos vasos sanguíneos comiencen a crecer. Como resultado, la terapia de ondas de choque también ha creado un creciente interés por parte de los cardiólogos en busqueda de nuevas formas de tratar enfermedades del corazón. Investigadores de EE.UU. y Japón están investigando si el aplicar las ondas de choque al corazón les ayudaría a crear nuevos vasos sanguíneos saludables. Si es así, este tipo de terapia podría ofrecer una opción ‘salvavidas’ a aquellos pacientes que están demasiado enfermos para someterse a una cirugía de bypass del corazón.

Según la investigación israelí, los mismos beneficios podrían ayudar a los hombres que sufren problemas de erección persistente o disfunción eréctil. Algunos expertos en salud están convencidos de que existe una relación estrecha entre la impotencia y la enfermedad del corazón, y que los problemas en el dormitorio con frecuencia pueden indicar bloqueos ocultos en los vasos sanguíneos cerca del corazón, que reducen el flujo de sangre alrededor del cuerpo.

Los médicos del Centro Médico Rambam en Haifa, Israel, reclutaron a 20 hombres con una edad media de 56 años, quienes participaron en el estudio. Todos estaban tomando medicamentos previamente, debido a que habían sufrido problemas de erección de leve a moderada durante un promedio de tres años. Durante el curso de tres semanas de tratamiento, ondas de choque de baja intensidad fueron disparadas en repetidas ocasiones en cinco puntos específicos en el área genital, usando un dispositivo de mano. Luego los médicos evaluaron la gravedad de las dolencias de los hombres en una escala de 30 puntos llamada Índice Internacional de Disfunción Eréctil, ampliamente utilizado para medir los problemas de impotencia.

Cuanto más baja sea la puntuación, mayor el problema. Antes de la prueba, los hombres obtuvieron un promedio de calificaciones de entre 12 y 20 puntos, lo que significaba que tenían disfunción sexual de leve a moderada. Pero después de los tratamientos, sus puntuaciones aumentaron entre cinco y diez puntos. Los expertos dicen que cualquier cosa en exceso de cinco puntos es una mejora significativa. El Viagra y medicamentos similares (sildenafilo), como Cialis y Levitra, han transformado el tratamiento de la impotencia en los últimos diez años, sin embargo, alrededor del 30 por ciento de los hombres que los toman no ven ninguna mejora.

Para estos hombres, las únicas otras opciones son, el inyectarse drogas directamente en el pene, o utilizar una bomba manual que aumenta la irrigación sanguínea al órgano. El Dr. Yoram Vardi, quien dirigió la prueba, dice: “Las drogas no son una cura. Cuando los pacientes dejan de tomar sus medicamentos, entonces no pueden funcionar. Con terapia de ultrasonido, podemos hacer algo biológico para tratar el problema. Estos pacientes pueden funcionar sin necesidad de medicación.

El Dr. John Dean, presidente de la Sociedad Internacional de Medicina Sexual, dijo que los hallazgos eran “intrigantes” y valdría la pena realizar estudios más amplios. Sin embargo, advirtió que los intentos anteriores utilizando la terapia de ondas de choque para tratar otra enfermedad llamada enfermedad de Peyronie – cuando el pene se dobla y duele cuando está erecto – habían fracasado. “Estos resultados son interesantes y definitivamente ameritan mayor investigación,” dijo el Dr. Dean. “Pero estamos muy lejos de decir que los hombres deben ir a su médico de cabecera para pedir este tratamiento.”

Fuente: Daily Mail UK