Malvaviscos

Los malvaviscos comerciales son una innovación de finales del siglo XIX. Desde el proceso de extrusión patentado por Alex Doumak en 1948, los malvaviscos se extruden como cilindros suaves, se cortan en trozos y se rebozan con una mezcla de maicena y azúcar glass.

Los malvaviscos son muy populares y se toman con o sin acompañamiento. En EU es frecuente tomarlos asados o tostados y también en otros lugares se toman con el chocolate o el café moca, como parte de otras golosinas, cubriendo boniatos asados, en algunos sabores de helado, etcétera.

Debido a las malas traducciones, en México hay tendencia a confundir el término malvavisco por malvadisco y, por su parecido con mariscos, esta tendencia se incrementa por el uso continuo de este término en las traducciones mexicanas de películas, seriales y cómics producidos en los Estados Unidos.

En Venezuela se les llama “carlotinas” debido a una marca con la cual se comercializaban en dicho país. Adicionalmente, en Perú se les llama usualmente “masmelos”.