Karaoke

 
0 Me late
¡Gracias!

El karaoke es una forma de cantar en “playback” siguiendo la letra de la canción impresa sobre una pantalla. Etimológicamente, proviene de la palabra japonesa “kara”, que significa vacío; y “oke”, abreviatura japonesa de la palabra inglesa “orchestra”, u orquesta.

Lo que significa que el cantante no necesita que una orquesta esté presente para cantar. La historia del karaoke viene de Japón, en donde, como en el resto del mundo, la entretención a base de música en reuniones y comidas siempre ha sido popular.

La primera máquina de karaoke la introdujo el cantante Daisuke Inoue, quien se dio cuenta del potencial del sistema al ser consultado insistentemente por los asistentes a sus conciertos por grabaciones para poder cantar junto a ellas. Él comenzó arrendando estas máquinas que funcionaban con monedas a diversos establecimientos, y esta forma de entretención comenzó a hacerse popular. Las primeras máquinas utilizaron cintas para las grabaciones, y más adelante el sistema se implementó en CD’s, Láser discs y hoy lo encontramos en DVD’s.

En Francia, a partir del siglo XIX, en la tradición de canción popular en los cabarets, llamada “goguette” (gogueta), se acompaña al acordeón o a veces al piano la interpretación que hace algún asistente de una pieza conocida, pero como exigencia suplementaria, éste modifica la letra de la canción.

A diferencia del karaoke japonés, en el cual el participante es solamente un intérprete, la gogueta francesa posee también una dimensión de creación literaria y, frecuentemente, de parodia y crítica política.

Una máquina de karaoke básica contiene una entrada de audio, un modificador de tono y una salida de audio. Algunas máquinas también disponen de un sistema de supresión de voz para eliminar la voz del cantante original de la canción. También suelen disponer de una pantalla de televisión en que se leen los subtítulos de la canción.