Titán.. ic

 
2 Me late
¡Gracias!

Los mitos griegos son un reflejo de nuestra realidad, constituyen gran parte del armazón de nuestra cultura, parece que ellos continúan operando desde lo que podíamos llamar como el inconsciente colectivo.

Lo primero que percibimos en la mitología es la extraña influencia que los nombres parecen ejercer sobre las cosas. Cuando nombramos algo (bautizamos), lo impregnamos de forma consciente o inconsciente de las cualidades intrínsecas del nombre elegido… Isaac Asimov hace una extensa exposición entre los nombres de los mitos griegos que después se han empleado para denominar descubrimientos y otras obras humanas.

Un nombre mítico es Titán, los titanes eran hijos de Urano y Gaia. Si llamamos a algo Titán, queremos demostrar con ello su poder, su grandeza y su fuerza. Sin embargo no deberíamos olvidar que los Titanes, tras la guerra con los olímpicos, fueron derrotados y en su mayoría destruidos o exiliados.

Tal vez por ese motivo el destino de algo llamado Titán sea el de la destrucción o el exilio, por más ambicioso que haya sido su propósito inicial. Tal es el caso que Asimov plantea con el Titánic, que se suponía indestructible, pero en su viaje inaugural chocó contra un iceberg y se hundió, pereciendo gran parte de sus pasajeros.