Se acaba una época…

Más allá de Tuenti y Facebook existe un mundo de redes sociales especializadas en temas, creadas para ocasiones especiales o comunidades concretas.
Ning ofrecía un registro único para tener presencia en sus diferentes redes al mismo tiempo, así como gran facilidad para crear una nueva red. Algunos ejemplos de éxito son “Internet no muerde”, una iniciativa argentina para “periodistas en tiempos de migración” o la renovada web del grupo LinkinPark.
El pasado 16 de abril, la popular plataforma que permite a los usuarios crear sus propias redes sociales, fundada por creadores de Netscape, acaba de anunciar que dejará de ofrecer un servicio gratuito: todos quienes posean redes en la plataforma, si quieren salvarlas, deberán pasar al servicio pago. De otro modo, borrarán toda la información de la misma. Y como cereza en el pastel, despedirán a 40por ciento del staff.
Hace 30 días hubo un cambio de CEO en la compañía y Jason Rosenthal, quien reemplazó a Gina Bianchini, había anunciado que tenía pensado hacer un análisis profundo y replantearse los objetivos de la empresa, pero no creo que nadie se haya imaginado un cambio tan drástico y tan pronto.
A través de un comunicado interno, Rosenthal que “El objetivo es centrarnos en las características Premium, es decir funciones extra y sin visualización de anuncios, porque allí es donde se ha dado los éxitos comerciales de las compañías hasta el momento”.
El hecho de alojar en sus servidores tanta información de forma gratuita, se ha convertido en un problema para la compañía, asentada en California, pues además de la recesión por la que atraviesa, sus costos se han incrementado con relación a los beneficios.
Curiosamente, el tráfico de la plataforma continúa creciendo, pero esto parece no ser fuente de ingresos suficiente. Además,  75 por ciento del tráfico proviene actualmente de las cuentas premium. Teniendo en cuenta que muchos de los usuarios del servicio gratuito pasarán seguramente al premium, la diferencia de tráfico no será muy grande.
Ning cuenta con varios servicios pagos, de los cuales el más caro tiene un costo de 100 dólares por mes y el más económico 10. Evidentemente, la compañía (valuada en 750 millones de dólares) se encuentra en problemas económicos y no es mucho diez dólares al mes, pero habrá que ver cuántos usuarios están dispuestos a pagarlos, sobre todo con el abanico de posibilidades que ofrece internet actuamente.
En La guarida del nagual valoramos esta información y tomaremos las decisiones correspondientes.
Roberto Cortez Zárate