Listos, nuevos partidos políticos

A partir del próximo 1 de agosto el sistema mexicano de partidos contará con otros dos nuevos institutos políticos para la elección presidencial de 2006, luego que el Consejo General del Instituto Federal Electoral aprobó otorgar el registro a Nueva Alianza y a Alternativa Socialdemócrata y Campesina.
Durante la sesión ordinaria del Consejo General, el consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde dio la bienvenida a ambos institutos políticos quienes recibirán un financiamiento inicial de 16 millones de pesos cada uno y los conminó la desconfianza actual hacia los partidos políticos mediante un manejo honesto de las prerrogativas que se les va a entregar.
El máximo órgano deliberativo del IFE resolvió que procede el otorgamiento de registro como Partido Político Nacional a las agrupaciones “Conciencia Política”, bajo la denominación “Nueva Alianza”, así como a “Sentimientos de la Nación” e “Iniciativa XXI”, bajo el nombre “Alternativa Socialdemócrata y Campesina”.
Lo anterior debido a que ambas fuerzas políticas reúnen los requisitos de ley y satisfacen el procedimiento establecido por el Código Federal de Instituciones y Procedimientos Electorales (Cofipe). El registro de ambas agrupaciones como nuevos partidos políticos nacionales tendrá efectos a partir del día primero de agosto del año en curso, de acuerdo al párrafo 3 del artículo 31 del Cofipe.
No obstante, todavía ambos partidos políticos nacionales deberán notificar a la Dirección Ejecutiva de Prerrogativas y Partidos Políticos (DEPPP) del IFE la integración de sus órganos directivos nacionales y estatales a más tardar el 15 de agosto de este año, nombrados en términos de los artículos transitorios de sus Estatutos.
Al respecto, el Consejero Presidente, Luis Carlos Ugalde, afirmó que la evolución del régimen de partidos políticos ha sido una variable fundamental del tránsito democrático del país. “Pasamos en algunos lustros de un sistema de partido predominante a un sistema altamente competitivo entre partidos y al interior de los partidos”.
El Consejero Presidente exhortó a los dos nuevos institutos políticos a contribuir al desarrollo democrático del país, hacer uso honesto y pulcro de los recursos del financiamiento público, rendir cuentas a la sociedad de sus acciones y refrescar con sus ideas y actitudes al régimen de partidos políticos.
A su vez, el presidente de la Comisión de Prerrogativas, Partidos Políticos y Radiodifusión, consejero Marco Antonio Gómez, recordó que el propio Consejo General aprobó un instructivo que estableció nuevos mecanismos que otorgaron durante todo el proceso elementos más certeros y seguros para la constitución de un partido político.
Ese instructivo, añadió, redujo al mínimo la simulación y la realización de actividades como el acarreo, las rifas, la entrega de despensas y otras que coaccionaban la voluntad del individuo para afiliarse a un nuevo partido.
Mientras que el consejero Rodrigo Morales apuntó que en esta ocasión funcionarios del IFE certificaron todas y cada una de las asambleas llevadas a cabo, lo cual genera mayor certeza a los ciudadanos y agradeció a toda la estructura del Instituto la sobrecarga de trabajo que supuso esta labor.
No obstante, el representante del PRD, Rafael Hernández, solicitó al IFE que investigue supuestas denuncias de integrantes del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación sobre presunta coacción de maestros para que el ahora Partido Nueva Alianza tuviera un mínimo de militantes como marca la ley.
Igualmente exigió se condicionara el registro al Partido Nueva Alianza hasta que modifique sus estatutos, pues consideró que en ellos no está bien definido quién se encargará de la administración del financiamiento y tampoco garantiza la participación democrática de sus militantes.
También, el Consejo General determinó el financiamiento público para el sostenimiento de las actividades ordinarias permanentes de los nuevos partidos políticos, el cual asciende a 16 millones 280 mil 461 pesos para el resto del presente año a cada nuevo partido.

Confían en mantener el registro
Después de obtener su registro como nuevos partidos políticos nacionales, dirigentes tanto de Nueva Alianza como de Alternativa Socialdemócrata y Campesina ofrecieron senas conferencias de medios para dar a conocer su plataforma política.
En el primer caso, el presidente de Nueva Alianza, Miguel Angel Jiménez, negó que la lideresa del magisterio nacional, la priista Elba Esther Gordillo, tenga vínculos, relación o influencia en la nueva agrupación; e incluso indicó que no verían con malos ojos la postulación de Cuauhtémoc Cárdenas o Jorge G. Castañeda como posibles candidatos.
Miguel Angel Jiménez afirmó que hay condiciones favorables para que el Partido Nueva Alianza alcance una votación de 8 por ciento de la votación en la elección presidencial de 2006 y con ello no sólo conservar el registro sino obtener 30 diputaciones y cinco senadurías para desde ahí consolidarse como una nueva fuerza legislativa, liberal y reformista.
Calificó a Nueva Alianza como un partido liberal que pugna por la economía de mercado y e carácter laico de la república, así como potenciabilizar el papel de la educación como motor de un desarrollo que sea justo, que brinde oportunidades y se traduzca en una mejor calidad de vida.
Más tarde, también dirigentes de Alternativa Socialdemócrata y Campesina ofrecieron conferencia de medios en la sala de prensa del IFE donde, su vicepresidente Ignacio Irys, en ausencia de la presidenta Patricia Mercado, señaló que pretenden ser una opción frente a la desconfianza ciudadana por el desprestigio de los partidos y la vida política, y la incapacidad de los gobiernos para cumplir con eficacia sus responsabilidades.
“Ofrecemos una alternativa con ideas y con propuestas, orientadas por una vocación a la vez crítica y constructiva, siempre dispuesta a valorar las reformas legislativas y los programas de gobierno en función de sus méritos, por encima de los intereses de corto plazo de las burocracias y las clientelas partidistas que tienen secuestrado al país”.
Finalmente, señalaron que serán un espacio ciudadano para la reflexión, la formulación de propuestas y la acción política, sujeta a la evaluación de la sociedad y con el compromiso de que cada peso que se gaste sean del conocimiento público.
César Reyes