Aumentan los problemas para Monitor y José Gutiérrez Vivó

 
0 Me late
¡Gracias!

La consecución de diversas circunstancias entre las que destacan una mala administración, un supuesto complot gubernamental y decisiones erráticas en cuestiones laborales del empresario José Gutiérrez Vivó han generado que más de 50 trabajadores de Diario Monitor hayan iniciado demandas laborales en su contra y que tenga en puerta varias más, por parte de los trabajadores de radio.

El detonante de la decisión de los trabajadores de Monitor es la falta de pago de sus salarios, que cumplió dos meses el pasado 15 de noviembre, los constantes retrasos durante 2006 y 2007 en el cumplimiento sus obligaciones patronales.

Hasta el momento, más de 50 trabajadores de Diario Monitor – nombre comercial de la empresa El Heraldo de México SA de CV-, han presentado demandas para rescindir el contrato con el empresario José Elías Gutiérrez Vivó y por el despido injustificado del que han sido objeto. En la misma cifra se estima el número de demandas de la estación.

Aunque algunas de las demandas laborales son a título personal, la de mayor peso es una interpuesta por 30 trabajadores de diversas áreas del rotativo. Ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, que preside Lic. Jesús Campos Linas, los trabajadores de Grupo Monitor expusieron que su decisión derivó del peligro al que se enfrentaban ante despidos injustificados y acuerdos que calificaron como “anodinos”.

El pasado mes de octubre, cinco trabajadores de Diario Monitor fueron “sorprendidos” al llegar a su trabajo con la noticia de que habían sido despedidos sin que les dieran un argumento al respecto; les indicaron que la mejor opción sería que aceptaran un trato en el que les ofrecieron pagarles sus respectivas liquidaciones al cien por ciento a cambio de que aceptaran que su pago se hiciera en mensualidades.

Ante la citada junta de conciliación, los ex empleados de la empresa editorial que dirige Gutiérrez Vivó, aceptaron una negociación en la que se les pagarían las quincenas adeudadas el 30 de noviembre de 2007 y una parte de su liquidación a partir de enero de 2008, prorrateado en 12 mensualidades. Empero, al cumplirse el plazo para la concreción de éste compromiso, la empresa no cumplió con lo estipulado en el acuerdo.

Posteriormente, la empresa, ante la petición de los trabajadores a que pagara los salarios devengados o los liquidara definitivamente, respondió con una propuesta en que se aceptaba finiquitar la relación laboral, a cambio de que las liquidaciones respectivas fueran entregadas en diciembre… de 2008. Las autoridades locales no aceptaron avalar un convenio con esas características, por lo que ahora buscan que alguna otra instancia –incluso privada– avale este tipo de convenio.

Los abogados, tampoco han cobrado
En cuanto a las negociaciones con los trabajadores demandantes, hasta el cierre de esta edición estaban en proceso. Incluso, el bufete jurídico que representa a la empresa advirtió que si el 15 de diciembre no eran cubiertos sus honorarios – estimados en el orden de 200 millones de pesos—abandonarían la defensa del empresario.

El Heraldo de México SA de CV, una empresa de Grupo Monitor, a cargo de José Elías Gutiérrez Vivó, enfrenta desde 2006 una severa crisis económica, lo que ha provocado que el personal se haya ido decantando; a lo largo de un año la plantilla laboral pasó de 350 personas a 120 en el periodo de un año.

Ante el riesgo latente de que la empresa se declare en quiebra y la falta de respuesta de la empresa – en repetidas ocasiones los empleados buscaron hablar con Gutiérrez Vivó a través de reuniones en la Secretaría del Trabajo y Fomento al Empleo del Gobierno del Distrito Federal, en las que no se logró que se dijera cuándo o cómo iban a efectuar los pagos –, los trabajadores de la editora del Diario Monitor decidieron acudir a las autoridades laborales para salvaguardar sus derechos.

Aunque el derecho legítimo de la huelga aún está garantizado en nuestro país, los trabajadores de Diario Monitor vieron obstaculizada esa posibilidad al existir un contrato de protección del Sindicato Nacional de Obreros y Empleados de la Industria Editorial, Artes Gráficas en General, Similares y Conexos de la República Mexicana, que encabeza Mario Alberto Chargoy Cossío de la Confederación de Trabajadores de México (CTM), con número de registro 448.

A mediados de 2007 otro grupo de trabajadores de Monitor, esta vez de la empresa Información y Noticias SA de CV, emplazó al empresario a una huelga. La respuesta fue la salida del aire de la emisión antes de que se cumpliera el plazo para su estallido, que los trabajadores fueran obligados a hacer caravanas para protestar contra los ataques a la libertad de expresión y a que quienes no cumplían con esas órdenes se les descontara su salario (mismo que no habían cobrado).

Roberto Cortez Zárate