Escucha este post
 
0 Me late
¡Gracias!




Igual que el licor entre las alas…
Igual que el licor entre las alas
del cántaro, pesa entre tus hombros
mi corazón; tras tus costillas.

Gozo del río que no pasa,
del ramaje en paz, encandecido
hoja por hoja, y reparado.

El presente, ingrávido de años
idos y por venir, clarea
en traje de augurios conquistables.

Licor entre alas, navegante,
barco dichoso, joya eterna
en llameante engarce de olas.

Rubén Bonifaz Nuño