Escucha este post
 
0 Me late
¡Gracias!

Harto de su indiferencia decide darle la espalda. Se lleva la mano al pecho. Ahí dentro el corazón empezó a girar sobre sí mismo.