Una joven rebelde muy liberada, entra en un bar completamente desnuda. Se para frente al cantinero y le dice: – Deme una cerveza bien helada!

Escucha este post
 
0 Me late
¡Gracias!

El cantinero se queda mirándola sin moverse.
– ¿Qué pasa? -dice ella- Nunca ha visto a una mujer desnuda???
– ¡Muchas veces!
¿¿¿Y entonces qué mira???
¡Quiero ver de dónde va a sacar el dinero para pagar la cerveza!